Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Devociones y oraciones

Tercer día de la novena a San Pío de Pietrelcina, quien llevó los estigmas de Cristo por 50 años. Día 3: el Amor a la Palabra de Dios

Novena al Padre Pío de Pietrelcina. Día 3. Amor a la Palabra de Dios.

Para el tercer día de la novena al Padre Pío de Pietrelcina, vamos a reflexionar sobre el Amor a la Palabra de Dios. En la Sagrada Biblia podemos encontrar palabras de fuerza y de consuelo. San Pío hizo de ella su exquisitez diaria. Cuando el Padre Pío tenía quince años de edad, él fue admitido en el noviciado de la Orden Capuchina de los Hermanos Menores en Morcone, Italia.

El Padre Pío era admirado por sus compañeros de estudios, así como por sus superiores por su comportamiento ejemplar y su profunda piedad. Uno de los novicios que lo conoció declaró: "Había algo que lo distinguía de los otros estudiantes. Cada vez que yo lo miraba notaba que él siempre era muy humilde, muy recogido, y siempre actuaba en silencio. Lo que más me cautivó de Fray Pío era su amor a la oración".

El 10 de agosto de 1910, a la edad de veintitrés años, el Padre Pío fue ordenado al sacerdocio. La celebración de la Santa Misa fue para el Padre Pío, el centro de su espiritualidad.

Debido a las largas pausas de silencio contemplativo en el cual entraba en éxtasis en varias partes del Santo Sacrificio, su misa a veces podía durar varias horas, 3 ó 4. Todo de él hablaba de la intensidad con que él vivía la pasión de Cristo.

El párroco de Pietrelcina llamaba a la Misa del Padre Pío, "un misterio incomprensible" Cuando se le pidió para acortar su misa, el Padre Pío contestó:

"Dios sabe que yo quiero decir Misa al igual que cualquier otro sacerdote, pero no puedo hacerlo".

Novena al Padre Pío de Pietrelcina.

A continuación te presentamos el modo de rezar la novena al Padre Pío. Sigue el orden que mostramos.

1. Oraciones iniciales.

Señal de la Cruz.

Por la señal de la Santa cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Acto de contrición.

Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos, he ofendido a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén.

2. Meditación para el día 3 de la novena al Padre Pío.

Para la reflexión del tercer día de la Novena, vamos a meditar sobre el amor del Padre Pío a la Palabra de Dios.

Uno de los deberes del sacerdote es la predicación de la Palabra de Dios. Los presbíteros, en virtud del sacramento del Orden, han sido consagrados para predicar el Evangelio. El sacerdote está acreditado oficialmente por la Iglesia para predicar la palabra como maestro. Por eso el obispo, en la ceremonia de ordenación, le dijo: "Recibe el Espíritu Santo".

Cuando el padre Pío llegó a San Giovanni Rotondo, el provincial lo encargó de la educación de unos treinta muchachitos que se preparaban a la vida religiosa capuchina. El superior, el Padre Paulino, nos describe así las ocupaciones en las que empleaba sus horas el padre Pío:

"Se dedica a la lectura de libros espirituales, de modo especial a la lectura de la Sagrada Escritura".

Uno de los niños de aquel tiempo, el padre Manuel de San Marco escribió:

"La forma de hablar del padre Pío en las conferencias era tan expresiva y conmovedora, que superaba todo lo imaginable, porque todo cuanto decía le salía de su misma vida, de su propio corazón. ¡Con qué dulzura nos hablaba de Jesús, Camino, Verdad y Vida! ¡Con qué ternura se expresaba cuando citaba textualmente las palabras del Señor!"

Todos los que conocieron al padre Pío y lo oyeron predicar, afirman que lo hacía con ardor y eficacia.

3. Oración del tercer día de la Novena.

Dios todopoderoso y eterno, escucha la oración de tu pueblo, da fuerza a cuantos predican el Evangelio en el mundo y concédenos que así como san Pío de Pietrelcina fue en la tierra un ardiente y humilde predicador de tu palabra, ahora en el cielo sea nuestro poderoso intercesor. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

Frase del Padre Pío.

"Mediten en la palabra de Dios y ella adquirirá el poder de destruir sus naturales inclinaciones hacia lo material."

4. Oración final de la novena al Padre Pío.

San Pío de Pietrelcina, te rogamos en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que eleves nuestras súplicas al Padre amado, para que fortifique y mantenga en la santidad a todos los Sacerdotes, religiosos, religiosas y a todos los fieles de la Iglesia. Tú que sufriste los embates de Satanás, que con la fortaleza de la oración y el escudo de la fe lo reprendiste en el nombre de Cristo, te rogamos intercedas por nosotros para que, con la fuerza y el poder del Espíritu Santo, el Señor nos otorgue las gracias suficientes para también hacerle frente, pues, como león rugiente, se encuentra atacándonos y tendiéndonos trampas constantemente para alejarnos de la Gloria de Dios. Amén.

5. Novena al Sagrado Corazón de Jesús.

Para concluir con la novena al Padre Pío, debes dirigirte ahora a este espacio para rezar la Novena al Sagrado Corazón de Jesús que el mismo San Pío de Pietrelcina rezaba cada día.  

Novena al Padre Pío completa.

A continuación puedes acceder a todos los días de la novena al Padre Pío para que puedas rezarla en todo momento.

El tercer día de la novena al Padre Pío de Pietrelcina nos pone a reflexionar sobre el valor que le damos en nuestra vida a la Palabra de Dios. De ella podemos sacar todas las fueras que necesitamos para vencer, pues la Biblia no es un Libro cualquiera, es Cristo Vivo y presente que viene en forma de palabras consoladoras para nuestra alma. Estamos cargados de sufrimientos y preocupaciones. Pero, a través de la novena a humilde fraile capuchino, podemos encontrar fe y esperanza para atravesar todas las pruebas de la vida.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD