Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
san felix de nola confesor martir patrono animales perdidos

San Félix de Nola sufrió horribles torturas por amor a Jesús. Al volver la paz, regresó y vivió en la pobreza hasta a la ancianidad. Patrono de los Animales

San Félix de Nola. Confesor. Patrono de los Animales perdidos.

San Félix de Nola, también conocido como Félix el Mártir, o Félix de Inpincis, fue el hijo mayor de un soldado sirio que se había retirado a Nola, Italia. Tras la muerte de su padre, Félix vendió la mayor parte de sus propiedades, donó las ganancias a los pobres y siguió el llamado al sacerdocio que Dios había puesto en su corazón. Con el tiempo se convirtió en obispo de Nola, pero declinó, favoreciendo a Quinto, un sacerdote "mayor" que tenía siete días más de experiencia que Félix. Se dedicó a cultivar las tierras que le quedaban, y dio la mayor parte de las ganancias a personas aún más pobres que él. Aunque San Félix de Nola murió por causas naturales, normalmente se le cataloga como mártir debido a las torturas, el encarcelamiento y las privaciones que sufrió en las persecuciones en el Nombre de Jesús.

Fiesta: 14 de Enero

Martirologio romano: En la ciudad de Nola, en Campania, (Italia actualmente), San Félix, sacerdote, que, según lo informado por San Paulino, durante la persecución furiosa, sufrió torturas insoportables en la cárcel y, una vez que se restablecía la paz, regresó con los suyos, retirándose en la pobreza hasta a la ancianidad, confesor invicto de la fe.

Biografía de San Félix de Nola.

San Félix era hijo de Hermias, un sirio que había sido un soldado romano. Él nació en la finca de su padre, en Nola, cerca de Nápoles, Italia. A la muerte de su padre, Félix distribuyó su herencia a los pobres, fue ordenado por el obispo San Máximo de Nola, y se convirtió en su asistente.

Los características más importantes que conocemos de San Félix es a través de san Paulino, poeta y obispo de Nola, quien escribió su biografía a fines del siglo IV y lo tuvo como santo protector.

También escribieron sobre él algunos grandes de la Iglesia como San Beda el Venerable, el otro Doctor de la Iglesia San Agustín de Hipona y Gregorio Turonense. El papa san Dámaso también le dedicó un poema.

Para destruir la Iglesia, el emperador Decio ordenó, en el 250, una persecución mortal contra los cristianos, principalmente contra los obispos, presbíteros y diáconos. Gobernaba entonces la grey de Nola el obispo Máximo, cargado de años, quien se refugió en las montañas de los Apeninos. Félix, que era presbítero, se quedó en la ciudad para vigilar y proteger a los fieles.

Persecución, sufrimiento y aparición angelical.

Cuando el Obispo San Máximo huyó al desierto en el comienzo de la persecución de Decio, San Félix de Nola, quien en ningún momento escondió su condición cristiana, fue capturado en su lugar y encarcelado. Allí recibió innumerables torturas y sufrimientos, permaneciendo durante meses como prisionero.

La tradición cuenta que San Félix de Nola fue liberado de la cárcel supuestamente por un ángel del Señor, quien al momento de liberarlo, lo hace ir en la búsqueda del Obispo Máximo, quien se encontraba sufriendo en el exilio, en las montañas, pasando frío, hambre y mucho dolor, trajo de vuelta a Nola.

San Félix de Nola fue dio un gran testimonio de amor, caridad y consuelo a su obispo. Socorrió a Máximo, aún arriesgando su propia vida, y desde ese momento compartió con él la experiencia amarga de la persecución cruel y violenta contra los cristianos.

Después de haberse librado de la persecución de Decio, quien murió en el 251, San Félix de Nola seguía siendo un hombre perseguido, pero se mantuvo bien escondido hasta que la persecución terminó. Pero nuevamente volvió la amenaza a toda la comunidad cristiana cuando el emperador Valeriano, dictó una nueva persecución entre los años 256 y 257.

Cuando el obispo Máximo murió, el pueblo quiso elegir a San Félix de Nola como su nuevo obispo, pero él declinó este gran honor y, en cambio, propuso a Quinto, un sacerdote mayor. Félix quería seguir siendo el mismo sacerdote misionero de su comunidad.

Muerte.

San Félix de Nola pasó el resto de su vida en un pequeño pedazo de tierra y en la cual, compartió todo lo que tenía con los pobres, y murió allí el 14 de enero. Su tumba pronto se hizo famosa por los milagros que se reportaron en lugar y se convirtió en centro de peregrinaje, y cuando San Paulino se convirtió en obispo de Nola, casi un siglo más tarde (410), tuvo la necesidad de escribir sobre su predecesor

Así entonces, San Félix de Nola es considerado como un mártir a pesar de que no fue condenado a muerte. Es considerado como un mártir porque él soportó muchas torturas y sufrimientos por amor a Jesús.

San Félix: Patrono de los animales perdidos.

San Félix de Nola es considerado como santo patrono de los animales domésticos perdidos, abogado espiritual de los campesinos y ganaderos. Contra las enfermedades y problemas de los ojos y la vista; contra el falso testimonio; la mentira y el perjurio;

San Paulino de Nola, una vez escuchó a un campesino rezando ante la tumba de San Félix de Nola. Él estaba orando porque sus bueyes habían sido robado y quería que San Félix intercediera por él para traerlos de vuelta. Él pronunció estas palabras: "San Félix de Nola, te ruego que traigas de vuelta a esos mismos animales. Yo no aceptaré a otros" Cuando el campesino regresó a casa, se encontró con la sorpresa de que todos sus bueyes estaban en el mismo sitió donde él los había dejado. Desde entonces, San Félix de Nola es venerado como el santo patrono que encuentra y trae de vuelta a los animales perdidos.

Santos de la semana

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración

Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD