Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día

San Sebastián de Milán, mártir, fue un oficial del ejército romano imperial que realizó en secreto muchos actos de amor y caridad por sus hermanos en la fe.

San Sebastián. Patrono de los moribundos y contra las pestess.

San Sebastián de Milán, o simplemente San Sebastián, fue un Soldado cristiano mártir que pertenecía al ejército romano imperial y había realizado en secreto muchos actos de amor por el prójimo. Al ser descubierta su identidad cristiana, fue entregado a los arqueros quienes lo traspasaron con flechas. Lo dieron por muerto, pero Dios aún lo quería para su misión. Unos amigos lo recogieron y lo llevaron donde la viuda Santa Irene, quien sanó todas sus heridas. Finalmente fue asesinado azotado a golpes. San Sebastián es considerado como Patrono de las personas moribundas y contra las pestes y enfermedades.

Fiesta: 20 de enero.

Martirologio Romano: San Sebastián, mártir, oriundo de Milán, que, como narra san Ambrosio, se dirigió a Roma en tiempo de crueles persecuciones, sufriendo allí el martirio. En la ciudad a la que había llegado como huésped, obtuvo el domicilio de la eterna inmortalidad. Fue enterrado en este día en las catacumbas de Roma

Biografía de San Sebastián.

San Sebastián, hijo de familia militar y noble, era oriundo de Narbona, pero se había educado en Milán. Desde sus inicios, él fue un cristiano encubierto en la mayor parte de su vida.

En un vestigio de sabiduría, San Sebastián se unió al ejército romano imperial solo para mantener su cubierta como un típico pagano de la nobleza. Llegó a ser capitán de la primera corte de la guardia pretoriana.

Por su obediencia y honestidad, San Sebastián llego a ser muy respetado por todos y apreciado por el mismo emperador, quien desconocía su cualidad de cristiano. Cumplía con la disciplina militar, pero no participaba en los sacrificios idolátricos.

San Sebastián y la elección entre profesión y su fe.

Como buen cristiano, San Sebastián ejercitaba el apostolado entre sus compañeros, visitaba y alentaba a los cristianos encarcelados por causa de Cristo. Esta situación no podía durar mucho, y fue denunciado al emperador Maximino quien lo obligó a escoger entre ser su soldado o seguir a Jesucristo.

El santo escogió la milicia de Cristo; desairado el Emperador, lo amenazó de muerte, pero San Sebastián, convertido en soldado de Cristo por la confirmación, se mantuvo firme en su fe.

Maximino, muy enfurecido, lo condenó a morir asaetado: los soldados del emperador lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste y lanzaron sobre él una lluvia de saetas, dándolo por muerto.

Unos amigos que estaban pendientes de lo ocurrido a San Sebastián, se acercaron a su cuerpo, y al verlo todavía con vida, lo llevaron a casa de una noble cristiana romana, llamada Irene, que lo mantuvo escondido en su casa y le curó las heridas hasta que quedó restablecido.

Sus amigos le aconsejaron que se ausentara de Roma, pero el santo se negó rotundamente pues su corazón ardoroso del amor de Cristo, impedía que él no continuase anunciando a su Señor.

El martirio de San Sebastián.

San Sebastián se presentó con valentía ante el Emperador, desconcertado porque lo daba por muerto, y el santo le reprochó con energía su conducta por perseguir a los cristianos. Maximino mandó que lo azotaran hasta morir, y los soldados cumplieron esta vez sin errores la misión y tiraron su cuerpo en un lodazal.

Los cristianos que presenciaron tan cruel tortura lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia, en la célebre catacumba que lleva el nombre de San Sebastián.

Los Milagros de San Sebastián.

San Sebastián siempre ha sido honrado por la Iglesia como una de sus más ilustres mártires.

Leemos de Pablo el diácono de qué manera, en el año 680, Roma fue liberada de una terrible por la intercesión del patronato de este santo. Milán en 1575, Lisboa, en 1599, y otros lugares, quienes experimentaron también iguales calamidades, fueron también bendecidas ante Dios, por la intercesión de San Sebastián.

A San Sebastián se le representa con flechas en su carne o siendo salvado por Santa Irene.

San Sebastián es el santo patrono de los arqueros (por salir victorioso de las flechas), de los atletas (por su enérgica evangelización), de las personas moribundas (él mismo se estaba muriendo antes de ser salvado por Santa Irene), y contra las pestes y epidemias.

Oración a San Sebastián.

Glorioso San Sebastián, tú, que gozas del favor de Dios, qué espléndido ejemplo nos diste con tu vida de oración, sacrificio, sufrimiento y martirio. San Sebastián, amigo y ayudante de los campesinos, que tantas veces evitaste enfermedades y pestes por tu intercesión, eres también un poderoso ayudante en las batallas contra el pecado, la tibieza, la moral poco estricta y el respeto humano.

Ahora te rogamos con una confianza infantil, oh San Sebastián, nuestro santo amigo celestial. Haznos fuertes y alegres en la fe, danos perseverancia, haz que seamos humildes y que nos contentemos con vivir una vida sencilla y ordenada que sea agradable a los ojos del Todopoderoso. Protégenos del pecado, de los vicios y pasiones obvias y secretas. Protéjanos de las peleas y de la bebida excesiva, de la desmesura y de la pereza, de los celos, de la dureza de corazón, de la superstición y de cualquier tipo de deshonestidad. Bendice el ganado, la vida, el sustento, los bosques, los pastos y todo el campo. Interceded, os rogamos, por un crecimiento próspero y contra las plagas y enfermedades. Fortalécenos en nuestro servicio a Dios, a nuestros semejantes y a nuestra patria y, por tus oraciones, llévanos a todos a nuestra patria eterna. Amén.

Santos de la semana

Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con aportes de: EWTN.com
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - No está permitido extraer contenido para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia para fines personales o comerciales. Se puede compartir usando los botones de compartir en redes sociales. Lea nuestro aviso: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD