Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
san genaro patrono de napoles milagro de la licuefaccion de la sangre

San Genaro fue un obispo famoso por el milagro de la licuefacción de su sangre que se obra cada año. Murió mártir junto con otros cristianos

San Genaro. Conocido por el milagro de la licuefacción de su sangre.

San Genaro fue un obispo de Benevento y es un mártir muy venerado tanto en la Iglesia Católica como en las iglesias ortodoxas orientales. Es el santo patrono de Nápoles, donde los fieles se reúnen tres veces al año en la catedral de Nápoles para presenciar el milagro de la licuefacción de su Sangre almacenada en un relicario de vidrio sellado. Se le conoce como el Santo de la Licuefacción de la Sangre.

Fecha celebración: 19 de septiembre.

Martirologio Romano: San Genaro, obispo de Benevento y mártir, que en tiempos de persecución contra la fe, en Pozzuoli, cerca de Nápoles, fue martirizado en el nombre de Jesucristo.

Biografía de San Genaro.

El Obispo San Genaro, famoso por el prodigio de la licuefacción de su sangre que se obra cada año en Nápoles, (Italia) fue obispo de esa ciudad cuando estalló la terrible persecución de Diocleciano.

San Genaro fue hecho prisionero y encerrado en una oscura cárcel, junto con sus diáconos y colaboradores. Los llevaron al anfiteatro o coliseo para que fueran devorados por las fieras.

Pero las fieras, aunque estaban muy hambrientas, se contentaron con dar vueltas rugiendo alrededor de ellos. Entonces la chusma pidió a gritos que les cortaran la cabeza a estos valientes cristianos. Y así lo hicieron. Personas piadosas recogieron un poco de la sangre de San Genaro y la guardaron.

El milagro de la Licuefacción de la sangre de San Genaro.

Este milagro de la licuefacción de la Sangre de San Genaro se viene obrando desde hace 400 años, sin que lo hayan podido explicar ni los sabios ni los estudiosos o investigadores.

Un sacerdote expone en el altar una ampolleta del tamaño de una pera, que contiene la sangre solidificada del santo. La coloca frente a la urna que contiene la cabeza del santo. Todos empiezan a rezar, y de un momento a otro la sangre que estaba sólida y negruzca se vuelve líquida y rojiza, y crece de tamaño dentro de la vasija de vidrio donde está. El pueblo estalla en cánticos de alegría bendiciendo a Dios.

La ciudad de Nápoles le tiene un gran cariño a San Genaro, porque además del prodigio de la licuefacción de la sangre, los ha librado varias veces de las temibles erupciones del volcán Vesubio.

En 1631, millones de toneladas de lava se dirigían hacia la ciudad. El obispo llevó en procesión la sangre de San Jenaro y la lava cambió de dirección y la ciudad se salvó. El 5 de mayo del 2008, reporteros de 20 canales de TV, entre ellos CNN estaban presentes en la catedral cuando ocurrió el milagro.

El milagro de la licuefacción de la sangre de San Genaro ha sido minuciosamente examinado por personas de opiniones opuestas. Se han ofrecido muchas explicaciones, pero basándose en las rigurosas investigaciones, se puede afirmar que no se trata de ningún truco y que tampoco hay, hasta ahora, alguna explicación racional satisfactoria.

En la actualidad ningún investigador honesto se atreve a decir que no sucede lo que de hecho ocurre a la vista de todos. Sin embargo, antes de que un milagro sea reconocido con absoluta certeza, deben agotarse todas las explicaciones naturales, y todas las interrogantes deben tener su respuesta. Por eso la Iglesia favorece la investigación.

Investigaciones sobre el milagro de la licuefacción.

Entre los elementos positivamente ciertos en relación con este prodigiosa evento de la licuefacción de la sangre que se cierne en esta reliquia, figuran los siguientes:

  1. La sustancia oscura que se dice es la sangre de San Genaro (la que, desde hace más de 300 años permanece herméticamente encerrada dentro del recipiente de cristal que está sujeta y sellada por el armazón metálico del relicario) no ocupa siempre el mismo volumen dentro del recipiente que la contiene. Algunas veces, la masa dura y negra ha llenado casi por completo el recipiente y, en otras ocasiones, ha dejado vacío un espacio equivalente a más de una tercera parte de su tamaño.

  2. Al mismo tiempo que se produce esta variación en el volumen de la sangre, se registra una variante en el peso que, en los últimos años, ha sido verificada en una balanza rigurosamente precisa. Entre el peso máximo y el mínimo se ha llegado a registrar una diferencia de hasta 27 gramos.

  3. El tiempo más o menos rápido en que se produce la licuefacción de la sangre de San Genaro, no parece estar vinculado con la temperatura ambiente. Hubo ocasiones en que la atmósfera tenía una temperatura media de más de 30º centígrados y transcurrieron dos horas antes de que se observaran signos de licuefacción. Por otra parte, en temperaturas más bajas, de 5º a 8º centígrados, la completa licuefacción se produjo en un lapso de 10 a 15 minutos.

  4. No siempre tiene lugar la licuefacción de la misma manera. Se han registrado casos en que el contenido líquido burbujea, se agita y adquiere un color carmesí muy vivo, en otras oportunidades, su color es opaco y su consistencia pastosa.

Aunque no se ha podido descubrir razón natural para el fenómeno de la licuefacción de la Sangre de San Genaro, la Iglesia no descarta que pueda haberlo. La Iglesia no se opone a la investigación porque busca la verdad.

La fe católica enseña que Dios es todopoderoso y que todo cuanto existe es fruto de su creación. Pero la Iglesia es cuidadosa en determinar si un particular fenómeno es, en efecto, de origen sobrenatural.

La Iglesia pide prudencia para no asentir ni rechazar prematuramente los fenómenos. Reconoce la competencia de la ciencia para hacer investigación en la búsqueda de la verdad, cuenta con el conocimiento de los expertos. Una vez que la investigación establece la certeza de un milagro fuera de toda duda posible, da motivo para animar nuestra fe e invitarnos a la alabanza. Lo mismo ocurre con este prodigio alrededor de San Genaro.

En el caso de los santos, el milagro también tiene por fin exaltar la gloria de Dios que nos da pruebas de su elección y las maravillas que Él hace en los humildes. La licuefacción de la Sangre de San Genero es otra obra de la manifestación del poder de Dios en los Santos de su Iglesia.

Oración a San Genaro.

Señor: por la sangre de tus santos mártires, y especial por tu querido mártir San Genaro, concédenos la gracia de perseverar toda nuestra vida fieles a la religión católica de librarnos de los estallidos de nuestras pasiones. Que por este evento prodigioso que ocurre con el milagro de la licuefacción de su sangre, podamos abrir nuestros corazones a los misterios de Dios. Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

Sobre San Genero y las reliquias.

A continuación puedes leer algunas publicaciones recomendadas en relación con San Genaro y las reliquias.

Santos de la semana

Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con aportes de: Corazones.org
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD