Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe

Las Reliquias nos recuerdan la santidad de una persona y su cooperación en la obra de Dios. Hay varios tipos. Conoce las razones bíblicas

¿Por qué los católicos creemos y veneramos reliquias? ¿Es bíblico?.

Las reliquias son objetos que incluyen los restos físicos de un santo (o de una persona que se considera sagrada, aún no canonizada oficialmente), así como también pueden ser Reliquias, los objetos que han sido "santificados", por haber estado en contacto o pertenecido a un Santo.  Los católicos creemos que Dios puede intervenir a través de las reliquias.  Veneramos las reliquias como un signo de admiración por la vida santa que tuvieron estas personas.

En el término de conocimiento general, "Reliquia" viene de la palabra en Latin "Reliquum", que significa "algo que se deja atrás" o "un residuo". En sentido amplio, significa cualquier objeto dejado por una persona o grupo, como ropa, joyas, pelo, gafas, puntas de flecha, monedas, etc. Dentro del marco de la Iglesia Católica, "reliquia" tiene un significado fijo. Es un objeto muy sagrado que haya dejado un Santo o alguna parte corporal extraído del mismo Santo al que se le rinde veración adecuada con total sacralidad y respeto.

¿Qué tipos de reliquias existen?

Los "tipos" de reliquias en realidad son llamadas según las "Clases" de reliquias. Hay tres clases de reliquias en la Iglesia Católica. Reliquias de primera clase, Reliquias de segunda y Reliquias de tercera clase.

  • Las Reliquias de primera clase son el cuerpo o fragmentos del cuerpo de un santo, como trozos de hueso o carne. El Canon de la Iglesia, en el (#1190.2) menciona "reliquias de gran significado".

  • Las Reliquias de segunda clase es algo que perteneció a un santo, como una camisa, vestimentas, cartas escritas a mano, o un libro (o fragmentos de los artículos), ropa, cálices, anillos, etc. Son artículos "no corporales" directamente asociados con santos particulares. 

  • Las Reliquias de tercera clase son aquellos artículos que un santo ha tocado o que han sido tocados por alguna otra reliquia de primera, segunda o tercera clase. Se diferencian fundamentalmente de las otras dos clases en que nunca han tenido contacto directo con el santo viviente. En la mayoría de los casos, estas reliquias son adheridas libremente a las estampas sagradas.

Razones bíblicas para creer en las Reliquias.

A continuación verás las razones bíblicas por las cuáles los católicos hemos venerado las reliquias desde los primeros cristianos.

El uso de reliquias tiene algunas bases en las Sagradas Escrituras. En el segundo Libro de Reyes (2,9-14), el profeta Eliseo recogió el manto de Elías cuando este fue llevado al cielo en una carroza de fuego conducida por caballos de fuego. Con este manto, Eliseo golpeó las aguas del Jordán, que luego se separaron para que pudieran cruzar. Este manto sagrado es una reliquia.

Más adelante, en otro pasaje del mismo segundo Libro de Reyes (13,20-21), algunas personas se apresuraron a enterrar a un muerto en la tumba de Eliseo, pero cuando el hombre entró en contacto con los huesos de Eliseo, el cuerpo del hombre muerto volvió a la vida y se puso de pie". Los huesos de Eliseo son una reliquia.

En los Hechos de los Apóstoles tenemos un caso muy particular en la vida de San Pablo, en la cual leemos:

"Por intermedio de Pablo, Dios realizaba milagros poco comunes, hasta tal punto que al aplicarse sobre los enfermos pañuelos o lienzos que habían tocado el cuerpo de Pablo, aquellos se curaban y quedaban libres de los malos espíritus". (Hechos 19,11-12)

Todo lo que había tocado San Pablo, por ser un hombre fiel de Dios, eran cosas sagradas. Eran reliquias.

En estos tres pasajes, se denota una reverencia al cuerpo real o la ropa de estas personas muy santas que eran de hecho, instrumentos escogidos de Dios, Elías, Eliseo y San Pablo.

De hecho, los milagros estaban conectados a estas reliquias, no es que existía algún poder mágico en ellas, sino que, al igual que la obra de Dios se realizaba a través de las vidas de esos hombres santos, de la misma manera su trabajo continuó después de sus muertes, sea con sus restos mortales o cosas que les pertenecían, por haber alcanzado niveles altos de santidad.

En el caso de nuestro Señor Jesucristo, podemos decir que, todos los acontecimientos de su vida están clasificados al nivel más alto de santidad, es Dios mismo encarnado, y también el poder de Dios se manifestó en todas las cosas que poseía o tocaba. Tal fue el caso de la hemorroísa, que tan sólo tocando el manto de Jesús quedó sanada (Cfr Mc 5,21-34)

Las Reliquias pueden curar a los enfermos, ofrecer protección contra el daño, la muerte, enfermedades, pestes, pandemias, etc. Aquí tienes otras citas bíblicas adicionales que demuestran el poder de Dios a través del uso de las reliquias.

"Entonces se le acercó por detrás una mujer que padecía de hemorragias desde hacía doce años, y le tocó los flecos de su manto, pensando: "Con sólo tocar su manto, quedaré curada". Jesús se dio vuelta, y al verla, le dijo: "Ten confianza, hija, tu fe te ha salvado". Y desde ese instante la mujer quedó curada". (Mateo 9,20-22).

"...Sacaban a los enfermos a las calles, poniéndolos en catres y camillas, para que cuando Pedro pasara, por lo menos su sombra cubriera a alguno de ellos. La multitud acudía también de las ciudades vecinas a Jerusalén, trayendo enfermos o poseídos por espíritus impuros, y todos quedaban curados". (Hechos 5:15-16).

"Moisés tomó consigo los huesos de José, pues éste había hecho jurar solemnemente a los israelitas, diciendo: " Ciertamente Dios os visitará, y entonces llevaos de aquí mis huesos con vosotros". (Éxodo 13,19)

¿Cuáles son las reliquias de los Santos?

Las reliquias de los Santos son definidas por la Santa Iglesia Católica, luego de innumerables pruebas de pertenencia del Santo.

¿Qué dice la Iglesia sobre las reliquias? En el año 1563, el Concilio de Trento defendió la invocación de las oraciones de los santos y la veneración de las reliquias de los Santos y lugares de enterramiento:

"Manda el santo Concilio a todos los Obispos, y demás personas que tienen el cargo y obligación de enseñar, que instruyan con exactitud a los fieles ante todas cosas, sobre la intercesión e invocación de los santos, honor de las reliquias, y uso legítimo de las imágenes, según la costumbre de la Iglesia Católica y Apostólica, recibida desde los tiempos primitivos de la religión cristiana, y según el consentimiento de los santos Padres, y los decretos de los sagrados concilios; enseñándoles que los santos que reinan juntamente con Cristo, ruegan a Dios por los hombres; que es bueno y útil invocarlos humildemente, y recurrir a sus oraciones, intercesión, y auxilio para alcanzar de Dios los beneficios por Jesucristo su hijo, nuestro Señor, que es sólo nuestro redentor y salvador... Instruyan también a los fieles en que deben venerar los santos cuerpos de los santos mártires, y de otros que viven con Cristo, que fueron miembros vivos del mismo Cristo, y templos del Espíritu Santo, por quien han de resucitar a la vida eterna para ser glorificados, y por los cuales concede Dios muchos beneficios a los hombres…"

¿Cómo debe ser tratada una Reliquia?

Desde hace un tiempo, la Iglesia Católica ha tomado medidas estrictas para garantizar la buena conservación y la veneración de las reliquias de los Santos. En el Código de Derecho Canónico (#1190), hay una referencia al tratamiento de las Reliquias.

"§1 "Es absolutamente erróneo vender reliquias sagradas".

"§2 "Las reliquias distinguidas, y otras que son muy veneradas por el pueblo, no pueden ser válidamente enajenadas ni transferidas de manera permanente, sin el permiso de la Sede Apostólica."

El Código de Derecho Canónico (nº 1190), prohíbe absolutamente la venta de reliquias sagradas y no pueden ser "válidamente enajenadas o perpetuamente Transferidas" sin permiso de la Santa Sede.

Además, el código también respalda el lugar apropiado para tener las reliquias en nuestras prácticas católicas. (Canon n° 1237):

"Se deben dedicar los altares fijos, y dedicar o bendecir los móviles, según los ritos prescritos en los libros litúrgicos. Debe observarse la antigua tradición de colocar bajo el altar fijo reliquias de Mártires o de otros Santos, según las normas litúrgicas" (una práctica muy extendida desde el siglo IV)

Los católicos creemos que, cada ser humano muerto será resucitado "en la carne" al final de los tiempos. Debido a esto, le damos un gran respeto, sacralidad y honor a todos los restos humanos, incluso a los no santos y a los no creyentes, porque se han originado en Dios y tienen un valor eterno. Lo mismo ocurre con las Reliquias corporales que le pertenecieron a un Santo

¿Es pecado vender una Reliquia?

Sí es pecado vender una Reliquia. A la venta de las reliquias se llama "pecado de Simonía", haciendo referencia a aquel pasaje de la Escritura en la que, un mago llamado Simón, intenta comprar a San Pedro y San Juan los dones del Espíritu Santo.

Solo en muy pocos casos se puede vender una Reliquia, y esto debe hacerse bajo estricta observancia de la Iglesia.

¿Cuándo es válido vender una Reliquia?

Mientras que está muy mal vender las Reliquias, se permite comprarlas si son vendidas en forma privada solo si la compra salvaría a las Reliquias de algún tipo de profanación. En ese caso, el dinero proveniente de la compra, debe haber sido ganado de forma honesta, honrada y completamente lícita.

NUNCA se debe comprar o vender Reliquias en organismos tipo subastas o en portales de compra - venta. Esto se debe a que la puja por ellas haría subir el precio, obligando a otros a pagar más cuando ellos también pueden estar intentando rescatar las Reliquias de la profanación. Esto puede incitar a los capitalistas a desarrollar un mercado para la compra - venta de las Reliquias. Tenga en cuenta que, conseguir una reliquia mediante una transacción comercial, usted puede estar ayudando )sin querer) a sostener un "mercado negro de reliquias". Después de todo, los mercados requieren que vendedores y compradores.

¿Cuáles son las Reliquias más importantes del mundo?

Sin duda alguna, todas las reliquias son importantes, pues todas merecen respeto y sacralidad. Pero dentro de las pertenencias de la Iglesia, hay unas que tiene gran valor para la Iglesia por su sentido histórico y por estar vinculadas directamente con nuestro Señor Jesucristo.

Dentro de las Reliquias más importante que posee la Iglesia (aunque hay muchas más), están las siguientes:

  • Sábana Santa de Turín: Es la reliquia de Jesús más conocida y las más estudiada por muchos científicos del mundo. Su composión es una gran enigma para nuestros tiempos. La tela del Sudario con dimensiones de 4,40 x 1,10 metros en tejido en espiguilla contiene imágenes visibles dorsales y frontales de un hombre que fue cruelmente torturado. En el año 2019, la Galería de arte Poli, se presentó la reconstrucción tridimensional del cuerpo de Jesús envuelto en la Sábana Santa

  • Sudario de Oviedo: El Sudario de Oviedo es un paño manchado por la Sangre de Jesucristo. Mide 84 × 53 cm. Se afirma que es el paño que envolvió la cabeza de nuestro Señor Jesucristo después de su pasión y muerte, y que se encuentra especificado en el Evangelio de San Juan (20:6-7)

  • Imagen de Edesa: Otro nombre conocido de esta Reliquia es "el Mandylion". Sobre él se cierne una tradición hisórica muy preciosa. Es un paño en el que Jesús imprimió su Santo Rostro para responder a una petición del Rey Abgar de Edesa (la actual Turquía), que sufría de una enfermedad grave. Al oír hablar de Jesús de Nazaret, envió a un sirviente para pedirle que viniera a curarlo. Jesús le respondió que no podía ir, pero que enviaría a su propio apóstol y siervo, San Judas Tadeo, en su lugar, con una imagen. El Rey Abgar fue curado instantáneamente al recibir el Mandylion recibió un lugar de honor en el palacio.

  • Velo de Verónica: Un Reliquia de gran valor captura por Santa Verónica. Fue el paño usado para limpiar el sudor de la frente de Jesús mientras llevaba la cruz en su Pasíón. En él se imprimió de forma mística el rostro de Cristo.

  • Corona de Espinas: Pertenece a las reliquias de la Pasión de Cristo. Incluyen un pedazo de la verdadera Cruz donde Jesús fue cricificado y que fue entregada por Santa Helena, junto con un clavo santo y la corona de espinas. A este hecho se le rinde homenaje en la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. Este episodio es narrado por el Evangelista San Juan, en el que identifica cómo los soldados romanos se burlaron de Jesús poniéndole una corona de espinas en la cabeza (Juan 19,12).

  • Santo pesebre. Nacimiento de Jesús: Esta es la Reliquia del Santo Pesebre. Las piezas de madera que se exhiben son los restos del pesebre del niño Jesús del que se celebra la Fiesta de la Navidad. Se encuentra en Basílica de Santa María la Mayor en Roma.

¿Dónde se almacena una reliquia dentro de la Iglesia?

Las Reliquias pueden encontrarse en iglesias o en capillas. Se guardan normalmente en cualquiera de estos dos lugares pero con extrema seguridad. Una Reliquia puede ser guardada en una cavidad ("sepulcro") dentro del Altar. Así como también puede estar en un "relicario".

Las reliquias pueden venir además en varias formas, como cajas, ataúdes, cristales sellados. Normalmente se les decorad en oro y plata yse graban algunas inscripciones en memoria del Santo a quien perteneció la Reliquia.

¿Qué nos recuerdan las reliquias?

Muchas iglesias también tienen reliquias de sus santos patronos, de las cuales, los fieles, el rinden veneración en las ocasiones apropiadas. Y efectivamente, los informes de milagros y favores de Dios de los que tiene registro la Iglesia, continuaron en conexión con la intercesión de un santo y/o la veneración de sus reliquias.

Las Reliquias nos recuerdan la santidad de una persona y su cooperación en la obra de Dios, que imitaron en fidelidad todas las virtudes de Cristo.

Al mismo tiempo, al rendir veneración a las Reliquias de los Santos nos inspiran en pedir oraciones a determinado santo y para suplicar la gracia de Dios para vivir el mismo tipo de vida que ellos vivieron, llenos de fe. Son símbolos de una vida vivida en las buenas gracias de Dios. Las reliquias nos ofrecen una oportunidad de ser testigos de las bendiciones que podemos tener al practicar todas las virtudes cristianas, y al mismo tiempo sirve de protección personal que podemos llevar en todo momento (de tercera clase) y un medio para buscar ayuda de nuestros amados Santos.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Caminando en la fe

sacerdote colocando su mano sobre la frente de un bebe mama papa sonrien

Esta letanía de acción de gracias es una oración en agradecimiento a Dios por las innumerables GRACIAS que Él nos ha otorgado en el día de nuestro Bautismo