Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
villana de bottis religiosa esposa madre biografia vida

Villana de Bottis, fue una mujer que abandonó la vida mundana y se dedicó a la oración. Llevó una vida austera rogando por limosnas en favor de los pobres.

Villana de Bottis. Religiosa, esposa y madre de familia.

Villana de Bottis fue una Madre de familia que se hizo religiosa dominica. Se dedicó a la oración y contemplación y hacer mucha penitencia en favor de los pobres. Asumiendo su compromiso como esposa, durante su matrimonio, Villana de Bottis se olvidó de su deber cristiano, llevando una vida mundana llena de lujos y placeres. En una oportunidad, tuvo una visión aterradora en la que vio a un demonio reflejado en el espejo donde ella observaba su belleza, eso marcó el inicio de su conversión. Villana de Bottis entró en la Tercera Orden de Penitencia de Santo Domingo, llevó una vida de extraordinaria austeridad, oración y servicio a los necesitados, sin olvidar sus obligaciones maritales.

Fiesta: 29 de enero.

Martirologio romano: En Florencia, ciudad de la Toscana (hoy Italia), beata Villana de Bottis, madre de familia, quien, abandonando la vida mundana que llevaba, tomó el hábito de las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo y se destacó por su asidua meditación en Cristo Crucificado, en llevar una vida austera rogando en las calles por limosna en favor de los pobres.

Biografía de Villana de Bottis.

Villana de Bottis nació en Florencia en el año 1332, en una familia perteneciente a la nobleza. Su familia eran comerciantes y estaban muy bien acomodados. Durante su infancia ella sintió especial devoción por los asuntos del Señor.

A la edad de trece años, ella se escapó de su casa para unirse a un convento, pero se vio obligada por su familia a regresar a casa. Su padre, enojado por esta acción, decidió simplemente comprometerla a un hombre en el matrimonio, y esto le cambió su vida.

Así entonces, Villana de Bottis se casó con un hombre de la nobleza llamado Rosso Benintendi, quien la puso en contacto con todos los placeres del mundo y la frialdad por lo superficial que hizo que ella se olvidara de Dios

Villana de Bottis se involucró profundamente en este mundo y los placeres que este le ofrecía. Se vestía con ropas finas y muchas joyas, asistía a muchas fiestas y todo lo que le daba una felicidad superficial y le causaba alegría temporal.

La visión infernal de Villana de Bottis.

Fue una noche como cualquier otra, cuando la hermosa Villana de Bottis estaba preparándose para una fiesta y observando frente a un espejo su manera fina de vestir, sus arreglos asombrosos y su belleza, que le llegó su conversión.

Mientras ella se estaba viendo en el espejo, de repente dejó de verse y en su lugar se reflejaba un demonio grotesco, volteó la mirada y no vio nada. En seguida, Villana de Bottis fue a mirarse a otros dos espejos simplemente para ver lo mismo, un espantoso y horrible demonio.

Al darse cuenta de que ese reflejo eran todos sus pecados que estaban envolviendo a su alma, ella rompió su vestido y se lo quitó y se vistió con las ropas más sencillas.

De inmediato, Villana de Bottis se dirigió con los Padres Dominicos de Santa María Novella a hacer una confesión y a pedir la absolución de todos los males que ella causó y pudo haber causado sin darse cuenta. Esto cambió su vida una vez más, pero ahora para bien.

Villana de Bottis y su vocación y entrega.

Así entonces, Villana de Bottis se dedicó a Dios y a la oración. Fue admitida en la Tercera Orden de Santo Domingo y centró su tiempo libre, toda su pasión y entrega a una vida pura y espiritual.

Aun así, ella cumplió con sus deberes como esposa, pero su tiempo libre la pasaba orando, leyendo la Biblia, las doctrinas de la Santa iglesia y pasaba mucho tiempo contemplando a Cristo crucificado, a quien ella invocaba muy a menudo diciendo: "Cristo Jesús, amor mío crucificado".

En lugar de ir a fiestas, Villana de Bottis se dedicaba ahora a cuidar de los pobres y necesitados. Se la pasaba por las calles de Florencia pidiendo limosna. Ella sentía un fuego en su alma y era el fuego de Dios.

Villana de Bottis y su encuentro con el demonio.

En una ocasión, Villana de Bottis había tenido un feroz encuentro con el demonio, quien le tentaba para que volviera a su antigua vida mundana. Luego de este encuentro se le apareció Santa Catalina Mártir con una hermosa corona en la mano, diciendo: "Sé constante, hija mía, y contempla la magnífica recompensa que te espera en el cielo."

Esta visión fue considerada por Villana de Bottis como un presagio de su próxima muerte. Desde entonces aumentaron sus sufrimientos y males y con ellos su sed de aguantar aún más por el Amado de su alma. "No, Señor, no pido que se alivien mis sufrimientos, sino que se aumenten", exclamó Villana de Bottis una vez cuando se sintió mejor.

Muerte de Villana de Bottis.

Habiendo recibido los últimos sacramentos con gran devoción, Villana de Bottis pidió que se le leyera la Pasión de Nuestro Señor, y al oír las palabras: "Inclinando la cabeza, entregó el espíritu", expiró plácidamente. Murió a la corta edad de 29 años el 29 de enero de 1360.

Cuando las Hermanas de la Tercera Orden prepararon el cuerpo para su entierro, este se volvió resplandeciente de belleza, y emitió rayos de luz tan deslumbrantes que no podían fijar sus ojos en él. Para satisfacer la devoción del pueblo, se dejó sin enterrar por espacio de treinta y siete días, y seguía perfectamente incorrupto cuando se le depositó en la tumba. Villana de Bottis se apareció después de su muerte a unas santas mujeres que pasaban la noche en oración, y, en respuesta a sus preguntas, dijo: "No me llaméis más Villana; ahora que estoy en el cielo me llamo Margarita o la Perla", Villana de Bottis (Margarita) fue beatificada por León XII en 1829.

Oración a Villana de Bottis.

Señor Dios, Padre de bondad, nos dirigimos suplicantes a ti, por medio de la intercesión de tu sierva adorada, Villana de Bottis, para que nos ayudes a librarnos de las vanidades del mundo. A ti, Villana de Bottis, rogamos para que abras nuestros ojos a la misericordia de Dios y nos desprendamos de todo aquello que nos separa de su Amor. Todo esto lo pedimos, en el poderoso Nombre de Jesús. Amén.

Santos de la semana

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración

Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD