Las enormes consecuencias de NO ESPERAR hasta el matrimonio
     

Testimonios / Testimonios

Las enormes consecuencias de NO ESPERAR hasta el matrimonio

 
 
   
 
 
 

Hoy quiero contarles mi historia con el deseo de que las lecciones que aprendí, no solo me sirvan a mí, sino que sean luz para ustedes

 

Hoy quiero contarles mi historia con el deseo de que las lecciones que aprendí no solo me sirvan a mí, sino que sean luz para ustedes, que los cuestione, que los mueva, que los anime a dejar aquello que tengan que dejar y que los motive a buscar lo grande.

Hace ya unos años había comenzado una relación. ¡Ah! ¡Yo estaba tan ilusionada! Lo admiraba, lo quería tanto, lo amaba y pensaba que siempre estaríamos juntos porque habíamos afrontado muchas dificultades a lo largo de nuestra historia de amor.

El tiempo fue pasando y yo me iba cuestionando sobre la importancia de la virginidad y el esperar hasta el matrimonio.

Empecé a pensar que era suficiente amar a una persona y el deseo de querer compartir algo tan grande e importante con alguien muy especial para mí. Fue así que le entregué todo a este chico.

Además, sutilmente él me persuadía, hacía que cuestionara mis anhelos, me convenció de que querer esperar a mi esposo era una locura, que si dos personas se amaban era suficiente.

Me decía que parecía un borrego siguiendo lo que me decían en la iglesia, que no cuestionaba si eso estaba bien o no, que me habían "lavado el cerebro", que "hacer el amor" no podía ser algo impuro si nos amábamos, que pensara por mí misma.

Renunciando a Dios

Sin darme cuenta él era el que me estaba "lavando el cerebro", me estaba llevando como oveja al matadero. Dejé de pensar por mí misma y terminé pensando como él, sin cuestionar sus ideas porque lo amaba, porque confiaba en él y en lo que él me decía.

Por escucharlo a él terminé renunciando a mis ideales, renunciando a Dios como el centro de mi vida, había dejado que ese chico ateo al que amaba cuestionara mi fe y finalmente se burlara de mí.

Convencida de que no había nada de malo si nos amábamos, no percibía la entrega sexual como algo impuro.

Para mí éramos dos almas uniéndonos profundamente, y qué mayor amor que la unión sexual, una experiencia hermosa, que trasciende y que merece ser compartida solo con quien ames y te ame de verdad, no mientras dure, sino PARA TODA LA VIDA.

Poco a poco la "belleza de esa unión" se fue desvaneciendo. Una parte de mí lo notaba y me destrozaba el alma, pero no quería aceptarlo. No sabía cómo pararlo, cómo cambiarlo. Se fue el respeto, no había entrega, no había amor.

Pasó de ser algo hermoso a perder el significado de esa entrega, de esa unión ya ni siquiera era unión, se volvió simplemente un complacer sus deseos y los míos. Eso trajo vacíos, peleas y finalmente ese amor murió.

Hubo además otras consecuencias. Producto de las relaciones sexuales mi salud se complicó y tuve que pasar consultas médicas y tratamientos sola, casi en secreto.

Me moría de miedo, tenía tantas dudas, temía no poder tener hijos, lloraba de dolor, pero más que el dolor físico, lloraba por el dolor de hallarme sola enfrentando eso.

En esos momentos deseaba haber esperado a mi esposo, porque probablemente con él habría ocurrido lo mismo con mi cuerpo, pero la diferencia sería que estaría acompañada por él enfrentando eso, sería verdaderamente amada por ese hombre en la adversidad de ese momento, él habría sido mi soporte, mi compañía.

"Fue entonces que entendí que mis ideales habían sido una locura o un imposible"

Yo quería ser amada por un hombre que pudiese sacrificarse por mi bien, que estuviese dispuesto a esperar hasta el matrimonio, que entendiese la belleza de esa unión, que supiese que es para siempre, que estuviese comprometido a estar juntos en las adversidades, porque es entonces cuando más se necesitan dos personas y cuando más amor se pueden mostrar.

El comienzo de la restauración

Quería ser amada por un hombre que respetara mis creencias, pero sobretodo que las compartiera, que me elevara a Dios siempre y que Él fuera lo más importante y hermoso que pudiéramos compartir en nuestra relación.

El 25 de junio del 2012, por pimera vez, puse en oración a mi futuro esposo. Prometí esperarlo y le pedí a Dios que él también lo hiciera.

Meses después tuve la confesión más hermosa de mi vida:

"Dios te ha dado una hoja en blanco, para que escribas una nueva historia, en la que el amor verdadero es posible para ti".

Supe que podía recuperar todo lo que había perdido.

Hoy, esos han vuelto a ser mis ideales. Desde mi dolorosa experiencia les digo que no duden jamás en tener ideales altos para encontrar y construir un amor verdadero.

¡Háganse respetar y no dejen que nadie, especialmente la persona a la que aman, trate de rebajar esos ideales!

Y tú no te conformes con menos que eso, porque Dios no quiere menos que eso para quienes están llamados al matrimonio.

Cada uno recibe lo pide, y quien realmente te aprecie y quiera tu compañía sabrá respetar lo que le pidas, porque querrá algo duradero.

Cuando uno ama de verdad hace cualquier sacrificio y lo que sea necesario para no dañar a quien ama.

Publicado originalmente en: La Opción V, autor: La Opción V
 
Estimado lector: ¡Gracias por leernos! Tú formas parte de este portal que renueva la fe y la esperanza. Queremos seguir comprometidos con esta labor y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar a más personas. ¡Te necesitamos!
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
esposos unidos con su bebe juntos abrazados papi besando a mami en la frente
 
mujer sonriendo con fuego artificial encendido entre sus manos
 
papa francisco alza su mano para saludar sonriendo plaza de san pedro
 
hombre sosteniendo a su esposa mientras ven nubes montanas cielo
 
novena al padre pio dia  martir del confesionario
 
 
novena al padre pio dia  el amor del padre pio a la eucaristia
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco rostro fruncido levahnta su mano
 
- Lo más leído -
 

Oración con el Salmo de la victoria para combatir y derrotar la soledad

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Fue testigo de Jehová por 13 años, ahora denuncia las mentiras que vivió allí

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

El más grande error que los padres de familia cometen con sus hijos

8 síntomas físicos de la depresión