Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

FAMILIA

-

MATRIMONIO Y NOVIAZGO

-

MATRIMONIO

-

ESPOSOS

25 maneras de mostrarle a tu esposo que lo amas y ser su novia para siempre

 
 
   
 
 
 

Si usted desea tener un esposo feliz, debes hacer de nuevo lo que hiciste aquella vez para ganar su corazón y demostrarle que lo amas

 

Hace un tiempo, escribí un artículo llamado 25 maneras de mostrarle a tu esposa cuánto la amas y ser su novio para siempre (al final de este artículo puedes conseguirlo y leerlo) En ese artículo, destacaba algunos de los aspectos básicos en los cuales los hombres pueden mostrar a las mujeres que cuidan de ellos.

He recibido varias peticiones para escribir un artículo similar de la forma en que las esposas pueden bendecir a sus esposos. Así que aquí está.

Honestamente, fue más difícil escribir este artículo, sobre todo porque parecía bastante egoísta para escribir algunas de estas cosas. Sin embargo, es cierto que el matrimonio es una sociedad, y es necesaria la entrega mutua para un matrimonio feliz.

Sí, es cierto que los matrimonios se rompen cuando los hombres dejan de amar y servir a sus esposas, pero también se ven perjudicados cuando las mujeres socavan y menosprecian a sus maridos. Como dice el refrán, se necesitan dos para bailar un tango.

Como sugerí en mi post para los esposos, una regla para un matrimonio feliz es pretender que todavía son novios. ¿Qué hiciste en aquel entonces y por qué? En aquellos días, es probable que esperabas deleitar el hombre con el cual hoy ya estás casada.

Tal vez quería lucir bella para él, ser digna atención. Querías lograr que él te buscara siempre. Así que si usted desea hacer a su marido feliz, debes hacer de nuevo lo que hiciste en ese entonces para ganar su corazón.

Mostrarle a tu esposo que lo amas

Aquí hay 25 maneras simples para mostrarle a tu esposo que lo amas y convertirte en su novia para siempre.

  1. Ora por él diariamente
  2. Dale el poder de liderar
  3. Nunca, jamás te quejes de él con amigos o familiares
  4. Dile "lo siento" cuando te equivocas
  5. Perdónalo cuando actúe mal
  6. Prepárale un rico platillo para comer
  7. Déjalo salir con sus amigos
  8. Acompáñalo a ver una película "de hombres"
  9. Exprésale lo que te gusta de él
  10. Halágalo más que criticarlo
  11. No practiques juegos emocionales con él, sé honesta con él
  12. Aprecia sus intereses, no te burles de ellos
  13. Ten la iniciativa en las relaciones sexuales de vez en cuando
  14. Déjale tiempo para sí mismo
  15. Haz tu mejor esfuerzo para ser atractiva para él
  16. Prepárale el desayuno y llévaselo a la cama de vez en cuando (mejor si es su favorito)
  17. Dile lo muy orgullosa que estás de él.
  18. Respalda su autoridad con los niños
  19. Cuando dude de sí mismo, dile "tu puedes hacerlo"
  20. Sorpréndelo con algo que le gusta
  21. Bésalo con intención
  22. Escríbele una carta de amor
  23. Cultiva tu belleza interior (busca la santidad)
  24. Rían y bromeen juntos
  25. Sé agradecida y muéstrale tu aprecio cuando te ayuda

Continúa siendo la novia de tu esposo

El matrimonio, en muchos aspectos, no es tan complicado. Un matrimonio exitoso comienza y termina en la otra persona, con la búsqueda de su felicidad, con darte al otro con múltiples actos de amor y sacrificio.

Así que muchos matrimonios fracasan porque los cónyuges comienzan teniendo en mente la búsqueda de su propia felicidad; porque ven su esposo o esposa como un medio para el fin de su autorrealización.

La única manera de ser feliz en el matrimonio es olvidarse de sí mismo y dar incondicionalmente. Sólo cuando te pierdes a ti mismo de esta manera vas a encontrar la felicidad que buscas.

El egoísmo hace que los matrimonios sean miserables. Donarse uno mismo hace que los matrimonios sean felices.

El matrimonio es una inversión. Una inversión a largo plazo. Como regla general, cuanto más das, más recibes. Por supuesto que hay excepciones trágicas, pero el punto es, amar a tu cónyuge por lo general paga buenos dividendos en alegría y amor mutuo. El egoísmo, por el contrario, sólo conduce a la miseria, la ira, y la auto-derrota.

Esposas, no importa cómo es tu matrimonio ahora, hubo probablemente un momento en el que querías más que nada ganar el corazón de quien hoy es tu marido. ¿Recuerdas? Significa mucho para un hombre saber que lo quieren, que es respetado, admirado y amado. Busca dar vida a tu marido y deleitarlo. Constrúyelo en vez de destruirlo.

Quizás quieras leer:

 
 
Adaptación y traducción por Qriswell Quero, del artículo publicado en: Catholic Gentleman, autor: Sam Guzman

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
renueva tus fuerzas se valiente joven caminando solo por el bosque
 
arcangel san miguel rafael gabriel arcangeles de dios verdaderos
 
papa francisco apunta con el dedo sentado fe sin obras es muerta
 
anillos atados en un lazo rosado sobre almohadilla tentaciones del demonio arruinar matrimonios
 
novena al padre pio de pietrelcina dia  amor del padre pio a la oracion
 
 
novena al padre pio de pietrelcina dia  amor del padre pio a la iglesial y al papa
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco con las manos en la cabeza preocupado corazon de hipocritas pertenece al demonio
 
- Lo más leído -
 

5 datos que ignoran los que acusan a los Católicos de adorar a la Virgen María

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Papa Francisco: Dios es quien une los corazones de dos personas que se aman

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Papa Francisco: el matrimonio es para siempre, si no lo crees mejor no te cases

Por qué el demonio odia a la Virgen María y por qué tú deberías amarla