Familia / Matrimonio y noviazgo

3 razones por las que debes amar y valorar MÁS a tu cónyuge que a tu madre

 
 
   
 
 
 

Algunos esposos anteponen las necesidades, deseos y opiniones de su madre por encima de las de su esposa y esto no debe ser así

 

Recientemente he conversado con muchas esposas que sienten que han entrado a un callejón sin salida en sus matrimonios. Estas mujeres te dirán que tienen un matrimonio exitoso y feliz en casi todos los aspectos excepto por uno que parece ser un inmenso elefante en la sala, la relación de su esposo con su madre.

Estas mujeres se sienten relegadas cuando su suegra está cerca porque su esposo pone las necesidades, deseos y opiniones de su madre por encima de las de su esposa.

"Esto aplica igualmente para el caso contrario, cuando es la esposa la que antepone las necesidades de su madre, antes que la de su esposo"

Sus suegras critican cómo mantienen la casa, como visten o disciplinan a los hijos y como atienden las necesidades de sus esposos.

Estas esposas quieren tener una buena relación con sus suegras pero no se sienten aceptadas por éstas. En lugar de una relación saludable y de mutuo apoyo, tienen una relación negativa y conflictiva donde ambas mujeres se sienten amenazadas por la otra.

Cuando les pedí a estas esposas que me explicaran una a una su situación, noté que tienen sentimientos en común: se sienten irrespetadas y eclipsadas por sus suegras. Pero, sobre todo, se sienten FRUSTRADAS CON SUS ESPOSOS por no defenderlas y permitir que este comportamiento continúe.

Relaciones poco saludables entre padres e hijos pueden encontrarse en ambos lados de un matrimonio (es decir, tanto en la familia del esposo como de la esposa), pero quiero enfocarme específicamente en la relación madre-hijo en este artículo.

EL RESPETO

Como matrimonio deberíamos hacer todo lo que podamos para mostrar amor y respeto para mantener la paz con nuestras familias extensivas, pero nunca a expensas de nuestra relación matrimonial.

Nuestros padres deben entender que no es correcto que intenten gobernar nuestro matrimonio. Necesitamos su apoyo, su ánimo y su sabiduría siempre será bienvenida cuando les pidamos consejo. Pero ellos deben respetarnos, a nuestra pareja, a nuestro matrimonio y a nuestra privacidad.

Pero ¿qué hacer cuando nuestros padres no lo hacen? ¿Debemos permitirles que sigan minando nuestro matrimonio y a nuestra pareja? Ciertamente no.

Esposas, Esposos: probablemente ustedes puedan sentirse identificadas con la situación que mencioné al comienzo. ¿Sienten que están en constante conflicto con sus suegras?

¿Sus esposos inventan excusas para justificar el comportamiento negativo de sus madres hacia ustedes? ¿Discuten a menudo con sus esposos acerca de sus suegras y la manera en la que ellas las tratan?

Más importante aún, ¿han hecho USTEDES todo lo posible para estar en paz con ellas? ¿Le han demostrado constantemente que son bienvenidas en sus hogares y se han dirigido a ellas de manera cortés pero ellas simplemente no actúan de manera recíproca?

Esposos, puede que ustedes estén teniendo este tipo de conversaciones con sus esposas en estos momentos y se encuentren diciéndose a sí mismos:

"Mi madre es una mujer adulta que toma sus propias decisiones. No puedo decirle cómo debe sentirse respecto a mi esposa o cómo debe tratar a mi esposa".

Amar y atender a su cónyuge

Chicos, éste es un serio problema que debe atenderse de inmediato. Deben amar a sus pareja lo suficiente como para defender sus matrimonios… incluso de sus propias madres. No pueden inventar excusas para justificar a sus madres y permitirles que maltraten a su cónyuge

Cuando sus madres les hablen de manera negativa de sus esposas o expresen desdén por sus matrimonios y sus familias ya es demasiado.

Es cierto, no pueden controlar lo que ellas vayan a decir o vayan a hacer, pero tienen el poder de decirles que paren. O bien, ustedes y sus esposas se pueden retirar si ellas continúan.

Sus madres necesitan escuchar de USTEDES que su comportamiento controlador, pasivo-agresivo y excluyente hacia sus esposas y matrimonios debe terminar. Díganles que deben dirigirse amablemente a sus esposas en su presencia o la conversación se termina.

Es importante comunicarles todo esto en la manera más respetuosa posible pero de además, directa.

Estimado lector, sé que estas conversaciones son incómodas. Las emociones se disparan porque estamos lidiando con problemas familiares… personas que amamos y respetamos. Es por esta razón precisamente que estas conversaciones deben darse antes de que la situación empeore.

He visto cómo una dinámica poco saludable con las familias extensas juegan un papel importante en la decisión de algunas parejas de separarse o divorciarse.

¡Demasiado está en juego! Esposos, Esposas: aquí les dejo tres razones por las que deberían amar más a su cónyuge que a sus madres

1.- El amor no es una competencia.

Su cónyuge no debería sentir que tienen que competir con sus madres por su amor, respeto y adoración

Pueden tener una gran matrimonio Y una gran relación con sus madres, pero el matrimonio viene primero. Además, el tipo de amor que sienten por su cónyuge es diferente al que sienten por sus madres.

Pueden amarse a ambos, pero deben atender las necesidades de sus cónyuges antes que a las de sus madres. Sin excepciones.

2.- El Matrimonio es de dos personas.

Cuando nos casamos, nuestra relación con nuestros padres tiene que cambiar

Cuando nos casamos, nuestra lealtad va primero hacia Dios, luego a nuestra pareja y luego a nuestros hijos (si los tenemos), y finalmente a nuestros padres. Esto no lo he inventado yo. Así diseñó Dios el matrimonio.

El libro del Génesis 2,24 dice:

"Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y pasan a ser una sola carne".

3.- Un matrimonio es unido.

Dos no pueden convertirse en uno sin unidad. Esto significa que un esposo y una esposa están en la misma página y se mueven en la misma dirección… física, emocional y espiritualmente.

Esto no puede darse cuando uno de los cónyuges siente que el amar a su pareja le impide de alguna manera amar y respetar a su madre. Amar a una madre y amar al cónyuge son dos cosas completamente distintas.

Esposos, Esposas: sus madres son una parte de ustedes. Ella los crió y fue la primera mujer que los amó y los amará eternamente, pero SUS MADRES NO SON SUS PAREJAS. Puede que a ellas se les dificulte dejarlos ir, pero ellas deben controlarse por el bien de sus matrimonios. Y, USTEDES deben decirles, de manera gentil pero directa, esta verdad tan vital.

Sus madres siempre serán sus madres y ustedes siempre serán sus hijos. Nada puede cambiar esto. Pero, su CÓNYUGE merece su total entrega.

Ustedes prometieron amar, proteger, servir a su cónyuge e incluso dar la vida por ellos. Ése es un tipo de amor diferente, un amor que sólo puede ser experimentado cuando le ofrecemos nuestro corazón entero a nuestra pareja.

"Sean dóciles los unos a los otros por consideración a Cristo: las mujeres a su marido, como si fuera el Señor, porque el varón es la cabeza de la mujer, como Cristo es la Cabeza y el Salvador de la Iglesia, que es su Cuerpo. Así como la Iglesia es dócil a Cristo, así también las mujeres deben ser dóciles en todo a su marido. Esposos: amen a su esposa, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó por ella, para santificarla. Él la purificó con el bautismo del agua y la palabra, porque quiso para sí una Iglesia resplandeciente, sin mancha ni arruga y sin ningún defecto, sino santa e inmaculada.  Del mismo modo, los esposos deben amar a su mujer como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo". (Efesios 5,21-28)

 
 
Adaptación y traducción por María Mercedes Vanegas para PildorasdeFe.net, del artículo publicado en: Ashley Willis´s Blog, autor: Ashley Willis

pildorasdefe maria mercedes venegasMaría Mercedes Vanegas, Nicaragüense viviendo en Alemania, soltera, ingeniera y - a ejemplo de San Francisco Javier - misionera en esta era tecnológica. Identificación evangelizadora: Ay de mí si no predico el Evangelio, pues muchos cristianos se dejan de hacer, por no haber personas que se ocupen en la evangelización

 
 
 
Estimado lector: ¡Gracias por leernos! Tú; formas parte de este portal que renueva la fe y la esperanza. Queremos seguir comprometidos con esta labor y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar a más personas. ¡Te necesitamos!
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 
 

Artículos de interés

 
 
oido prestar atencion escuchar mano en oreja
 
hombre rezando arrodillado sobre hojas caidas de un arbol
 
papa francisco incienso santa misa sobre cenaculo altar santa misa eucaristia
 
esposa sosteniendo mano de su esposa en boda matrimonio
 
hombre sentado en la raiz de un arbol biblia en mano
 
 
rezando el santo rosario colgado blanco y negro fondo
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
san juan pablo ii levantando su mano saludando fondo azul cielo nubes
 
- Lo más leído -
 

¿Cómo orar cuando alguien te hace sufrir? Oración por quien te hace sufrir

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

13 citas bíblicas que podrían ayudar a tu matrimonio en tiempos difíciles

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Oración para el primer Domingo de Adviento: la salvación está cerca

Carta de un PAPÁ a sus hijos: 8 cosas que quiero que recuerden toda su vida