Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

Familia / Matrimonio y noviazgo

Restaurando el Matrimonio: Día 19: Trata a tu pareja como tú quieres ser tratado

 
 
   
 
 
 

Las Sagradas Escrituras enseñan que la familia fue idea de Dios y que el matrimonio es una institución divina, no meramente humana

 

Hoy en día, lamentablemente el matrimonio y la familia son vistos como centros de convenciones sociales que pueden ser acordados y separados por los socios maritales a voluntad.

Este tipo de cultura piensa que mientras una relación matrimonial satisfaga las necesidades de ambos individuos involucrados y se considere ventajosa por ambas partes, vale la pena entonces sostener el matrimonio. Si uno o ambos socios deciden que estarán mejor si rompen el matrimonio y entablar una nueva y "mejor" unión matrimonial, entonces lo pueden hacer para seguir sus propios intereses y su realización personal.

Por el contrario, la Biblia deja claro que el matrimonio y la familia no son convenciones humanas basadas simplemente en un consenso temporal y una tradición consagrada por el tiempo.

Las Sagradas Escrituras enseñan que la familia fue idea de Dios y que el matrimonio es una institución divina, no meramente humana.

La implicación de esta verdad es significativa, porque esto significa que los humanos no son libres de renegociar o redefinir el matrimonio y la familia de cualquier manera que ellos elijan, sino que están llamados a preservar y respetar lo que ha sido divinamente instituido.

Esto está de acuerdo con las palabras de Jesús, pronunciadas cuando sus contemporáneos le preguntaron acerca de la permisividad del divorcio:

"Lo que Dios ha unido no lo separe el hombre" (Mateo 19,6)

Por esta razón, el matrimonio es mucho más que un contrato social humano; Es una alianza divinamente instituida.

Día 19: Trata a tu cónyuge como tú quieres ser tratado

Aprendemos la "regla de oro" como niños pequeños, pero con demasiada frecuencia, no aplicamos esta verdad eterna en la única relación que debería importar más.

Siempre trate a su cónyuge con consideración, respeto, amabilidad y aliento. Trátelo de la manera en que desea ser tratado.

Esto no significa que usted debe asumir las necesidades de su cónyuge y que sus deseos son iguales a los suyos.

Usted debe estar más centrado en las necesidades de su cónyuge que en las suyas propias.

Cita bíblica del día

"¿Por qué te fijas en la paja que está en el ojo de tu hermano y no miras la viga que está en el tuyo?". (Mateo 7,3)

Pregunta para la reflexión

"¿Siempre trato a mi cónyuge de la misma manera en que yo quiero que me traten?".

Oración del día de los esposos

Padre bueno, como una sola carne, te entregamos nuestro corazón de pareja. No permitas que las dificultades que se presenten nos llenen de temor.

Te permitimos que habites en nuestro matrimonio, en el interior de cada uno y sanes toda herida que esté causando dolor y frustración en el otro.

Guía nuestros pasos, nuestros pensamientos e ideas. Ayúdanos a actuar con bondad y a tratarnos amorosamente en cualquier circunstancia.

Queremos pedirte que derrames tu gracia sobre nuestra unión y nos protejas del enemigo malo quien intenta, por todos los medios, dañar nuestro matrimonio.

Protéjenos, oh Dios de amor, del daño que también podríamos hacernos sin intención debido a nuestros multiples defectos y rencores no sanados.

Ayúdanos a permanecer firmes en nuestra fe. A confiar en tu providencia y en la fortaleza que nos das para superarlo todo con ánimo y decisión.

Danos tu bendición para permanecer siempre alegres y dispuestos a dar lo mejor por el otro y lograr una vida agradable y con paz en el hogar.

Cuando el maligno nos ataque con sus perversas ideas, conviértete en nuestro escudo, Sé nuestro refugio y danos la capacidad de resistir.

Ponemos nuestra plena confianza en Tí y en Tu amor. Aparta de nosotros todo miedo y angustia que pueda llenarnos de inseguridades.

Te confiamos nuestro matrimonio y nuestras vidas. Bendícenos junto a todos en nuestro hogar y así poder sacar adelante todos nuestros proyectos.

Amén.

 
 
 
Adaptación y traducción por Qriswell Quero, del artículo publicado en: Dave Willis´s Blog, autor: Dave Willis

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
 
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 
 

Artículos de interés

 
 
imagen de la virgen de guadalupe san juan diego tilma de guadalupe radiografia blanco negro
 
virgen de guadalupe misterio figuras en los ojos
 
papa francisco mirando hacia abajo misa vaticano
 
matrimonio pareja jombre mujer felices y pareja triste
 
virgen de guadalupe estatua con flores alrededor
 
 
mujer con manos unidas en oracion orando imagen virgen de guadalupe estatua
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco mirando pensando haci abajo
 
- Lo más leído -
 

Una asombrosa historia de terror atada al poder del Santo Rosario

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

9 consejos para ir a Misa con los hijos y enseñarles su gran valor

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Por qué el demonio odia tanto a María y por qué tú deberías amarla

Una oración especial para sanar mi relación con María