Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe
gracias que recibiste dia del bautismo bebe bautizando

Recuerda con alegría tu fecha de bautismo y agradece abundantemente a Dios por todo lo que se te regaló. Son 15 Gracias que recibiste el día del Bautismo

15 Gracias que recibiste el día de tu Bautismo y quizás no conocías.

Enseguida te presento un breve recordatorio enumerado, de todas las Gracias que han fluido en ti y te han sido entregadas desde el día de tu bautismo. Contiene también caminos prácticos que pueden activar todas estas Gracias. En el día del Bautismo suceden cosas maravillosas, cosas sorprendentes que escapan de nuestra compresión. Solo con un corazón abierto y creyendo en la Palabra de Dios es que podemos apreciar las Gracias que nos fueron dadas cuando tuvimos nuestro Bautismo.

Recuerda tu fecha de bautismo y agradece abundantemente a Dios por todo esto que se te ha regalado.

15 Gracias que te fueron dadas en el día del Bautismo

A continuación, y sin ningún orden en particular, estas son las 15 gracias que fueron derramadas sobre tu vida en el día de tu Bautismo y que quizás no conocías.

1. Ser Hijo de Dios Padre.

Con el Bautismo nos hacemos Hijos de Dios, un Dios que es Padre y que ya desea vernos a su lado disfrutando de las delicias celestiales.

Reza el Padre Nuestro pensando en su profundo significado. Reconócete con este parentesco. A través del bautismo tú eres un verdadero hijo de Dios.

2. Ser hermano de Jesucristo.

Conoce, ama y sigue a Jesús todo el tiempo. ¿Cuál "nombre" con los que se le ha llamado a Jesús, te atrae más?

3. Ser amigo del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es tu más íntimo y constante, amigo. Es tu aliado en las buenas y en las malas. En todo momento de contrariedad y dificultad. Podemos recurrir a Él invocándole en el Nombre de Jesús.

Ser amigos del Espíritu Santo nos hace también partícipes de su obra creadora mediante la predicación. ¿Cuál nombre que se le ha dado, te atrae más?

4. La Fe.

Haz crecer tu fe estudiando aún más. Ten sed de conocer tu fe, cada vez más y más. En el Bautismo, esta fe se consolida.

Al venir el Espíritu Santo sobre tu vida, este te traerá iluminación para que puedas crecer en la fe. Tendrás una fe fortalecida si te dejas guiar por sus inspiraciones divinas.

5. La Esperanza.

En el año de la Misericordia, tuvimos el buen propósito de leer el diario de Santa Faustina Kowalska y aprender a confiar en la misericordia de Dios en nuestra vida. Esa misericordia nos trae esperanza. El Bautismo renueva nuestra esperanza en la misericordia de Dios

¡Confía en Dios! Durante las pruebas y todos los días, cree en Dios aún más. Dile cada mañana al despertar: "Jesús en ti confío". La misericordia de Dios siempre te asistirá

6. La Caridad.

En el momento del Bautismo de Jesús, se abrió el Cielo u el Padre Dios habló con su mayor fuerza. En nuestro Bautismo nuestro corazón es el que se abre a la caridad que viene de Dios.

Esfuérzate por amar a Dios desde una oración más profunda, pero a la vez, a través del amor a tu prójimo, a través de los actos de caridad. Contempla a Jesús colgado en la Cruz por amor a ti y por amor a mí.

7. La Justicia.

Con el Bautismo, nuestro espíritu se fortalece y al mismo tiempo comenzamos a ver con mayor claridad lo que es justo, bueno y sabio.

Aprende a ser justo contigo mismo y con los demás. Según Santo Tomás de Aquino "La justicia es dar a cada uno su parte".

8. La Templanza.

Ofrece a tu cuerpo una alimentación correcta, el necesario descanso y el ejercicio adecuado. Aprende que la virtud descansa entre estos dos extremos (Aquino y Aristóteles)

9. La Prudencia.

Con el Espíritu Santo viviendo en tu corazón desde el día de tu Bautismo, conserva esa Gracia porque te llenará de Sabiduría y prudencia.

Aprende y aplica los tres pasos para realizar una obra o tomar una decisión con cautela: 1) Piensa, 2) Decide y 3) Actúa. Permite que esta virtud se perfeccione a través del Don del Consejo. Ora por el gran poder de tomar buenas decisiones basadas en la fe y en la razón. Lee la encíclica "Fides Ratio" (La Fe y la Razón) de San Juan Pablo II.

10. La Fortaleza.

Soporta pacientemente las cosas malas que Dios permite entrar en tu vida en imitación a Cristo, por tu propia perfección, así como por la salvación de las almas.

Pide la intercesión de los mártires, ellos son brillantes ejemplos de la paciencia en el sufrimiento.

11. La Gracia Santificante.

En el día del Bautismo recibimos la Gracia santificante, una gracia que penetra cada una de nuestras células y nos conduce hacia una vida coherente

Permite que la Gracia de Dios permee toda tu vida. Pídelo a la "Llena de Gracia", Nuestra Señora. Ábrete a las inspiraciones celestiales de Dios.

12. Te hace miembro de la Iglesia.

En el momento en que la Gracia de Dios desciende sobre ti, en este momento estás unido al cuerpo místico de Cristo. Diles a los demás que amar a Cristo es amar a la Iglesia, que es su cuerpo místico.

Al recibir el Bautismo te incorporas de inmediato a este Cuerpo Místico y eres miembro activo de la Iglesia.

13. El Exorcismo.

En el día de tu Bautismo, recibes la gracia de un exorcismo, es decir, quedas liberado de tus prisiones a las que el pecado de concupiscencia nos ha atado. Renuncia a Satanás y a todas sus obras en todo momento. Ora a San Miguel, San José y también a San Benito.

14. Ser una vela ardiente.

Sé una luz para el mundo, esto significa dar un buen ejemplo. El lema del Movimiento Cristiano: "Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad".

15. El Cielo.

Reconoce que a través del bautismo estás llamado a ser seguidor de Cristo, lo que significa llegar a ser un santo. El final del viaje de todos los santos es el Cielo.

Desde el día del Bautismo debes procurar alcanzar el Cielo. Esta es nuestra meta definitiva.

Por todas las gracias que recibiste en el día de tu Bautismo, alégrate de que tu nombre se encuentra escrito en el cielo, en el Libro de la Vida. Vive entonces de acuerdo con esta dignidad. ¡Conviértete en un santo! Recuerda siempre la fecha del día de tu Bautismo y ten en tus pensamientos y corazón estas gracias que te fueron concedidas. Un hermoso regalo de Dios para ti.

Acerca del Bautismo.

Redacción: Rafael Ruíz Stirk, PildorasdeFe.net | Con información de: Catholic Exchange
Mexicano, psicoterapeuta, casado, padre de tres hijos; catequista y defensor de la vida intrauterina. Amar a Dios es mi tesoro escondido, tocar los corazones es mi vocación y evangelizar es mi deber
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD