Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Defiende tu fe

La Iglesia reconoce al Bautismo como la entrada al cielo. Pero Dios interviene misteriosamente con todos los niños que mueren y no está bautizados

¿A dónde van los niños que mueren y no están bautizados?.

Algunos se preguntan: ¿Dónde en la Biblia dice que se bauticen a los niños? A esta pregunta, se podría responder con otra pregunta: ¿Dónde dice la Biblia que solo deben bautizarse los adultos? ¡Y con mucha lógica! Tanto la Biblia como la práctica de la Iglesia desde el primer siglo, indican que los niños deben ser bautizados en la fe de sus padres para participar de las delicias del Reino de los Cielos. Pero, ¿qué sucede con los niños que mueren y no están bautizados? ¿Los niños que mueren y no tienen el Bautismo están en el Cielo? El bautismo es un don para la salvación de todos, incluso de los niños.

El Bautismo es la entrada al Cielo.

Los sacramentos de la iglesia están destinados a los vivos. Su propósito es ponernos en contacto con el poder de Dios en nuestra vida. El bautismo significa la entrada de una persona en la comunidad de fe de los cristianos, con la intención de poner esa fe en acción. A un sacerdote nunca se le ocurriría intentar dar la hostia eucarística a alguien que ha muerto, ni el bautismo de un mortinato podría indicar el comienzo de un esfuerzo de toda la vida por vivir el Evangelio.

Sin embargo, unos padres que lidian con la muerte de su hijo sin que haya dado tiempo de bautizarlo es una gran tristeza a la que a un sacerdote le puede resultar difícil negar sus peticiones. Como se permite bautizar condicionalmente si hay alguna duda sobre el momento de la muerte, el instinto pastoral llevaría a un sacerdote a bautizar a un recién nacido con la más mínima posibilidad de que quede algo de vida. Hay otras situaciones en las que el niño ha muerto claramente, y estas requieren una ternura especial.

Lo que los padres realmente se preguntan cuando solicitan el bautismo de un hijo que muerto es si su hijo está ahora con Dios. Encuentro útil hacer referencia al Catecismo de la Iglesia Católica, No. 1261, que sugiere que podemos confiar confiadamente a ese niño a la misericordia de Dios, sabiendo por las Escrituras que Dios quiere que todas las personas se salven y que Jesús dijo: "Dejen que los niños vengan a mí".

Leamos a profundidad ahora para que cada uno pueda meditar sobre este texto.

El Bautismo en los primeros cristianos.

En la Iglesia del Nuevo Testamento, cuando la cabeza de la familia recibía el bautismo, se bautizaba toda la familia. Ej.: El carcelero es bautizado con "todos los suyos" (cf. Hch 16,15.33; 18,8; 1 Co 1,16).

No se encuentra en el Nuevo Testamento ningún caso en que los niños sean excluidos del bautismo ni tampoco hay un caso en que los hijos de cristianos sean bautizados más tarde. Ahora bien, entendido esto:

¿A dónde van los niños que mueren y no están bautizados?

Nos dice nuestra doctrina católica que todos nacemos con el pecado original, nadie puede entrar en la visión beatífica si no supera el pecado original. La vía normal es la de ser bautizado, es un medio infalible para asegurar la plena felicidad en la visión beatífica. Pero, ¿qué sucede a quienes mueren sin bautismo?

La Iglesia no conoce otro medio que el Bautismo para asegurar la entrada en el cielo. Pero también reconoce que la manera en que Dios interviene para la salvación de las almas no queda reducida a los sacramentos.

Así por ejemplo, se aplican el Bautismo de sangre (cuando alguien asesinado en nombre de Cristo. Su martirio sirve de bautismo) o el de deseo (deseo de ser bautizado unido a su fiel arrepentimiento)

Bautismo por Misericordia.

Para responder a la pregunta de los niños que mueren y que  no tienen el Bautismo están en el Cielo o no vamos a responderlo con esto.

Lo siguiente es un extracto del documento realizado por la Comisión Teológica Internacional del Vaticano que lleva por tema: "La esperanza de salvación para los niños que mueren sin bautismo"

81. a) "La gracia de Dios llega a todo ser humano y su providencia abraza a todos. El Concilio Vaticano II enseña que Dios no niega la ayuda necesaria para la salvación a aquellos que, sin culpa por su parte, todavía no han llegado a un explícito conocimiento de Dios, pero que, con la ayuda de la gracia, se esfuerzan por conseguir una vida recta. Dios ilumina a todos para que al fin tengan la vida. El Concilio enseña además que la gracia obra de modo invisible en el corazón de todos los hombres de buena voluntad. Estas palabras se aplican directamente a quienes han alcanzado la edad de la razón y que toman decisiones responsables, pero es difícil negar su aplicabilidad también a los que no han alcanzado el uso de la razón... Esta profunda afirmación del Vaticano II nos lleva al corazón del proyecto de amor de la Santísima Trinidad y pone de relieve que el proyecto de Dios supera la comprensión humana. Confiando en que Dios provee en todas las circunstancias, se enumeran algunos caminos mediante los cuales los niños que mueren sin Bautismo pueden tal vez ser unidos a Cristo.

85. a) En general, podemos descubrir en estos niños que sufren y mueren una conformidad salvífica con Cristo en su propia muerte, una intimidad con Él...

86. b) Algunos de los niños que sufren y mueren son víctimas de la violencia. En su caso, teniendo como referencia el ejemplo de los Santos Inocentes, podemos descubrir una analogía con el bautismo de sangre que otorga la salvación.

Aunque de un modo inconsciente, los Santos Inocentes sufrieron y murieron por Cristo; sus verdugos trataban de matar al Niño Jesús. Como los que quitaron la vida a los Santos Inocentes estaban motivados por el miedo y el egoísmo, igualmente la vida de los niños de hoy, de manera especial los que están todavía en el seno materno, con frecuencia se encuentra amenazada por el miedo o el egoísmo de otros. En este sentido, se encuentran en solidaridad con los santos Inocentes. Más todavía, se encuentran en una situación de solidaridad con Cristo, que ha dicho: "En verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis" (Mt 25,40)

87. c) Es posible también que Dios simplemente actúe para conceder el don de la salvación a niños no bautizados en analogía con el don de la salvación concedido sacramentalmente a los niños bautizados. Tal vez podamos comparar este caso al don inmerecido de Dios a María en su Inmaculada Concepción, mediante el cual actúa simplemente para darle anticipadamente la gracia de la salvación en Cristo.

95. Hay dos posibles destinos finales para el ser humano en este orden sobrenatural: o la visión de Dios o el infierno (cf. Gaudium et spes 22). Aunque algunos teólogos medievales mantuvieron la posibilidad de un destino intermedio, natural, obtenido por la gracia de Cristo, o sea el limbo, consideramos que esta solución es problemática y deseamos indicar que otras soluciones son posibles, fundadas en la esperanza de una gracia redentora dada a los niños que mueren sin bautizar que les abre el camino del cielo

Entonces, la Iglesia confía en que el Espíritu Santo ofrece a todos la posibilidad de que, de un modo conocido solo por Dios, hay personas que pueden ser salvadas. Tal es el caso de los niños que mueren sin ser bautizados.

Confía también en la misericordia divina, que quiere que todos se salven (1 Timoteo 2,4) pensando que hay un camino de salvación para los niños que mueren y no está bautizados, y ese camino es la unión íntima a Cristo desde el seno materno. Los niños que mueren sin el Bautismo, han sido bautizados por la Misericordia de Dios y se encuentran en el Cielo.

Más sobre el Bautismo.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Corazones.org
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Caminando en la fe

sacerdote colocando su mano sobre la frente de un bebe mama papa sonrien

Esta letanía de acción de gracias es una oración en agradecimiento a Dios por las innumerables GRACIAS que Él nos ha otorgado en el día de nuestro Bautismo