Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Aprende a orar
letanias de sa jose en la dificultad problemas rezar

Las letanías de San José son una gran oración para pedir ayuda y auxilio al líder de la Sagrada Familia en los tiempos de dificultad. Reza las letanías

Letanías de San José: La ayuda poderosa en extrema dificultad.

Las letanías de San José son una de las seis letanías aprobadas por la Santa Iglesia Católica para uso público y privado. Estas, resumen las virtudes y cualidades principales que hicieron de San José una parte importante y esencial en la vida de la Sagrada Familia. Son una poderosa ayuda y auxilio en tiempos de dificultad.

Aunque las Letanías de Loreto son las más reconocidas hoy en día, por usarse al final del rezo del Santo Rosario, no deberíamos descartar en ningún momento las Letanías de San José. Las razones las vas a encontrar en este documento.

Aunque San José no aparece mucho en las Escrituras, este "hombre justo" (como se le llama en Mateo 1:19), que no pronunció ninguna palabra, fue un humilde carpintero, sirvió fielmente a la Santísima Virgen María y a nuestro Señor Jesucristo, como su padre adoptivo y su casto guardián a través de las dificultades que enfrentaron.

Las letanías de San José se dirigen a él como un diligente protector de Cristo en los tiempos de adversidades. Aquí se trae a nuestra memoria, su importante misión y rol protector, en llevar bajo su resguardo, a la Virgen María y al Niño Jesús a Egipto para proteger a nuestro Señor de ser asesinado por el Rey Herodes (Mateo 3:13-16). Todo esto le fue revelado a San José mediante sueños y apariciones del Ángel de Dios.

Estas letanías a San José, también se refieren él como el pilar de las familias. Su ejemplo de protección y buen padre en la Sagrada Familia, hace de él, el mejor ejemplo a seguir para los padres de familia de hoy en día. Los fieles pedimos la ayuda a San José para muchos casos, pero el que más predomina es para el empleo y  los trabajadores, pues San José se destacó por ser un hombre trabajador, carpintero reconocido en su pueblo. También se le invoca para proteger a la familia, compradores y vendedores de inmuebles y, por supuesto, los carpinteros, entre otros.

Letanías de San José.

Cuando esta letanía se reza con fe, grandes milagros pueden ocurrir en tu vida, sobre todo contarás con la poderosa ayuda de este Santo protector en los tiempos de dificultad.

Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Cristo, óyenos,
Cristo, escúchanos.

Dios, Padre del Cielo, ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.
Santísima Trinidad, un sólo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.
San José, ruega por nosotros.
Renombrada descendencia de David, ruega por nosotros.
Luz de los Patriarcas, ruega por nosotros.
Esposo de la Madre de Dios, ruega por nosotros.
Casto guardián de la Virgen, ruega por nosotros.
Padre adoptivo del Hijo de Dios, ruega por nosotros.
Diligente protector de Cristo, ruega por nosotros.
Jefe de la Sagrada Familia, ruega por nosotros.
Jose justísimo, ruega por nosotros.
Jose castísimo, ruega por nosotros.
Jose prudentísimo, ruega por nosotros.
José fortísimo, ruega por nosotros.
José obedientísimo, ruega por nosotros.
José fidelísimo, ruega por nosotros.
Espejo de paciencia, ruega por nosotros.
Amante de la pobreza, ruega por nosotros.
Modelo de los trabajadores, ruega por nosotros.
Gloria de la vida hogareña, ruega por nosotros.
Guardián de las vírgenes, ruega por nosotros.
Pilar de las familias, ruega por nosotros.
Consuelo de los desdichados, ruega por nosotros.
Esperanza de los enfermos, ruega por nosotros.
Patrono de los moribundos, ruega por nosotros.
Terror de los demonios, ruega por nosotros.
Protector de la Santa Iglesia, ruega por nosotros.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten misericordio de nosotros.

V. Lo hizo señor de su casa:
R. Y gobernante de toda su hacienda.

Oremos: Oh Dios, que, en tu inefable providencia, te has dignado en elegir al bienaventurado San José como esposo de tu santísima Madre: concédenos, te rogamos, que merezcamos tenerlo como nuestro intercesor en el cielo, a quien reverenciamos como nuestro defensor en la tierra. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

San José es el santo patrono del Papa emérito Benedicto XVI, y el Papa Francisco lo reconoció desde el momento del inicio de su pontificado en 2013, como su Santo patrono a la hora de la protección. Al comienzo de su pontificado, el Papa Francisco confirmó una directiva de incluir el nombre de San José permanentemente en las oraciones eucarísticas usadas en la mayoría de las misas en el rito latino. Él inauguró formalmente su papado el día de la fiesta de San José, el 19 de marzo, y tiene un nardo, la flor usada como símbolo de San José, en su escudo de armas.

El Papa Francisco ha popularizado las estatuas de San José dormido (soñando) mencionando en muchas ocasiones cómo él coloca las peticiones de oración, particularmente difíciles, bajo la estatua de San José, en quien Dios obró siempre mediante revelaciones dadas a través de los Sueños.

Santa Teresa de Ávila, una vez sugirió que, aunque tengamos acceso a muchos santos como intercesores para nuestras diversas necesidades, deberíamos acudir especialmente a San José, porque tiene gran poder con Dios. Al rezar esta letanía de San José, estamos acudiendo al santo patronos y protector de la Iglesia Universal, en tiempos de dificultad o en todos los momentos de nuestras vidas.

Más recursos sobre San José.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD