Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día
Boletín diario del Evangelio de hoy por email
papa francisco lectura del evangelio de hoy  de junio  palabra reflexion

Lectura del Evangelio de hoy 14 de junio, 2020. Reflexión del Papa. Juan 6,51-58. Lecturas diarias. Santo Evangelio del día domingo

Evangelio de hoy 14 de junio, 2020. Lecturas del día domingo. Juan 6,51-58.

Lecturas de hoy 14 de junio.

Lectura del día domingo. Corpus Christi.

Deuteronomio 8,2-3.14b-16a.

Moisés habló al pueblo, diciendo: "Recuerda el camino que el Señor, tu Dios, te ha hecho recorrer estos cuarenta años por el desierto; para afligirte, para ponerte a prueba y conocer tus intenciones: si guardas sus preceptos o no. Él te afligió haciéndote pasar hambre, y después te alimentó con el maná, que tú no conocías ni conocieron tus padres, para enseñarte que no sólo vive el hombre de pan, sino de todo cuanto sale de la boca de Dios. No te olvides del Señor, tu Dios, que te sacó de Egipto, de la esclavitud, que te hizo recorrer aquel desierto inmenso y terrible, con dragones y alacranes, un sequedal sin una gota de agua, que sacó agua para ti de una roca de pedernal; que te alimentó en el desierto con un maná que no conocían tus padres.

Salmo de hoy Domingo.

Salmo 147:12-15,19-20

"Glorifica al Señor, Jerusalén". (R).

Glorifica al Señor, Jerusalén; alaba a tu Dios, Sión: que ha reforzado los cerrojos de tus puertas, y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. (R).

Ha puesto paz en tus fronteras, te sacia con flor de harina. Él envía su mensaje a la tierra, y su palabra corre veloz. (R).

Anuncia su palabra a Jacob, sus decretos y mandatos a Israel; con ninguna nación obro así, ni les dio a conocer sus mandatos. (R).

Segunda Lectura de hoy.

1 Corintios 10,16-17.

Hermanos: El cáliz de la bendición que bendecimos, ¿no es comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es la comunión con el cuerpo de Cristo? El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan.

Aclamación del Evangelio de hoy.

"¡Aleluya, aleluya! Soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor. Cualquiera que coma este pan vivirá para siempre. ¡Aleluya!" (Cfr. Juan 6,51)

Santo Evangelio de hoy. Juan 6,51-58

#evangeliodehoy Corpus Christi. Lectura del Evangelio de hoy domingo 14 de junio (Comer la carne de Cristo para la Vida Eterna): "Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente, y el pan que yo daré es mi carne para la Vida del mundo". Los judíos discutían entre sí, diciendo: "¿Cómo este hombre puede darnos a comer su carne?" Jesús les respondió: "Les aseguro que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tendrán Vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Porque mi carne es la verdadera comida y mi sangre, la verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. Así como yo, que he sido enviado por el Padre que tiene Vida, vivo por el Padre, de la misma manera, el que me come vivirá por mí. Este es el pan bajado del cielo; no como el que comieron sus padres y murieron. El que coma de este pan vivirá eternamente". Palabra del Señor.

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

[...] La Eucaristía es el Sacramento de la comunión, que nos hace salir del individualismo para vivir juntos el seguimiento, la fe en Él.

Entonces todos deberíamos preguntarnos ante el Señor: ¿cómo vivo yo la Eucaristía? ¿La vivo de modo anónimo o como momento de verdadera comunión con el Señor, pero también con todos los hermanos y las hermanas que comparten esta misma mesa? ¿Cómo son nuestras celebraciones eucarísticas?

[...] El Señor distribuye para nosotros el pan que es su Cuerpo, Él se hace don. Y también nosotros experimentamos la solidaridad de Dios con el hombre, una solidaridad que jamás se agota, una solidaridad que no acaba de sorprendernos:

Dios se hace cercano a nosotros, en el sacrificio de la Cruz se abaja entrando en la oscuridad de la muerte para darnos su vida, que vence el mal, el egoísmo y la muerte.

En la lectura del Evangelio de hoy, observamos que Jesús se da a nosotros en la Eucaristía, comparte nuestro mismo camino, es más, se hace alimento, el verdadero alimento que sostiene nuestra vida también en los momentos en los que el camino se hace duro, los obstáculos ralentizan nuestros pasos.

Y en la Eucaristía el Señor nos hace recorrer su camino, el del servicio, el de compartir, el del don, y lo poco que tenemos, lo poco que somos, si se comparte, se convierte en riqueza, porque el poder de Dios, que es el del amor, desciende sobre nuestra pobreza para transformarla.

Así que, preguntémonos, al adorar a Cristo presente realmente en la Eucaristía: ¿me dejo transformar por Él? ¿Dejo que el Señor, que se da a mi, me guíe para salir cada vez más de mi pequeño recinto, para salir y no tener miedo de dar, de compartir, de amarle a Él y a los demás?

Hermanos y hermanas: seguimiento, comunión, compartir. Oremos para que la participación en la Eucaristía nos provoque siempre: a seguir al Señor cada día, a ser instrumentos de comunión, a compartir con Él y con nuestro prójimo lo que somos. Entonces nuestra existencia será verdaderamente fecunda. Amén. (Reflexión del Evangelio de hoy en la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo, 30 de mayo de 2013)

Oración para el Evangelio de hoy.

Señor mío, ven y entra en la habitación de este corazón endurecido y transfórmalo según tu voluntad, revélame lo que necesito saber de Ti. Que mi alma comprenda el hermoso misterio de comer tu Cuerpo y Beber tu Sangre, séllalo con el don de la fe, para creer sin ver y saborear sin percibir.

En la Eucaristía te has donado como el mejor de los alimentos, fortaleces mi alma, aumentas mi esperanza y me animas a seguir creciendo a tu lado. Ya no te veo como un amigo lejano, o el que pertenece a las alturas, ¡no!, te has hecho uno conmigo y ahora vives en lo más profundo de mi corazón.

Vienes a estar conmigo y a la vez yo contigo, y en esa unión siento la increíble fuerza transformadora que gira el rumbo de mi vida en tu dirección. No quiero descuidarte nunca en este Sacramento divino. Que pueda ser dócil y humilde para así honrar a tu Señorío cuando bajes a santificar mi alma.

Tú te das para que nosotros también seamos capaces de darnos a los demás. Confío en el poder sanador que viene sobre mí en este Sacramento. Junto a Ti, en la intimidad de mi alma, quiero llevarte y proclamarte como Pan Vivo que sacia por completo el ser y dispersa todos los vacíos. Amén.

Propósito para hoy.

Rezaré y meditaré un misterio del Santo Rosario durante el día, por todos aquellos que están alejados de Jesús

Frase de reflexión.

"Nuestra esperanza es el Señor Jesús que reconocemos vivo y presente en nosotros y en nuestros hermanos". Papa Francisco.

Audio Evangelio de hoy 14 de junio.

🎧 #evangeliodeldia Escucha ahora la reflexión correspondiente a la lectura del Santo Evangelio de hoy en audio, Palabra de Dios comentada para la vida diaria.

Pulsa en el ícono de play para comenzar a escuchar la reflexión para el Evangelio de hoy domingo.

Intenciones de oración para el día 14 de junio.

#santoevangelio Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy sábado que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte.

Otros Evangelios del día.

Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración

Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD