Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día
evangelio de hoy martes  septiembre  lecturas reflexion papa francisco

Evangelio de hoy Martes 14 de Septiembre 2021. Lecturas de hoy | Oración del día | Reflexión del Papa Francisco. Lucas 7,11-17. Evangelio del día Explicado

Evangelio de hoy Martes - Lecturas de hoy 14 de Septiembre 2021.

Santo Evangelio de hoy explicado del martes 14 de septiembre, 2021 y las Lecturas de hoy para reflexionar. Palabra diaria y reflexión sobre el Evangelio del día, en Lucas 7,11-17 - Meditación de la Palabra del Santo Evangelio de hoy por el Papa Francisco. "Cristo se compadece de su pueblo sufriente. Él siempre nos mira con ojos de amor y misericordia". Se propone las lecturas de hoy con la oración del día para tu vida en el martes XXIV del tiempo ordinario del Evangelio de hoy explicado. Palabra diaria para crecer con Dios.

Índice de las lecturas de hoy.

Celebración del día:

Fiesta de la Santa Cruz (Elevación).


Lecturas de hoy martes.

Primera Lectura para el Evangelio de hoy en el martes XXIV del tiempo ordinario. Lectura del Libro de Números 21,4b-9: "Cada vez que alguien que había sido mordido por una serpiente miraba a la serpiente de bronce, vivía".

Agotada su paciencia por el viaje, el pueblo se quejó contra Dios y contra Moisés: "¿Por qué nos has hecho subir desde Egipto para morir en este desierto, donde no hay comida ni agua? Estamos asqueados de esta miserable comida". Como castigo, El Señor envió entre el pueblo serpientes sarafas, que mordieron al pueblo de modo que muchos de ellos murieron. Entonces el pueblo se acercó a Moisés y le dijo: "Hemos pecado al quejarnos contra El Señor y contra ti. Ruega al Señor que nos quite las serpientes". Entonces Moisés oró por el pueblo, y El Señor le dijo a Moisés: "Haz un sarapá y móntalo en un poste, y si alguno de los que han sido mordidos lo mira, vivirá". En consecuencia, Moisés hizo una serpiente de bronce y la montó en un poste, y cada vez que alguien que había sido mordido por una serpiente miraba la serpiente de bronce, vivía.

Salmo de hoy martes.

Lectura de hoy del Libro de los Salmo 77(78),1bc-2.34-35.36-37.38: "No olvidéis las obras del Señor". (R).

  • Escucha, pueblo mío, mi enseñanza; inclina tus oídos a las palabras de mi boca. Abriré mi boca en parábola, diré misterios desde la antigüedad. (R).
  • Mientras él los mataba, ellos lo buscaban y volvían a preguntar por Dios, recordando que Dios era su roca y el Dios Altísimo, su redentor. (R).
  • Pero le halagaron con la boca y le mintieron con la lengua, Aunque su corazón no estaba firme hacia él, ni era fiel a su pacto. (R).
  • Pero él, siendo misericordioso, perdonó su pecado y no los destruyó; A menudo hizo retroceder su cólera y no dejó que se despertara su ira. (R).

Segunda Lectura de hoy.

La segunda lectura para el Evangelio de hoy es tomada de Filipenses 2,6-11: "Se humilló a sí mismo; por eso Dios lo exaltó en gran medida."

Hermanos y hermanas: Cristo Jesús, siendo en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a lo que aferrarse. Al contrario, se despojó de sí mismo, tomando la forma de esclavo, haciéndose semejante a los hombres; y, siendo humano, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por ello, Dios lo exaltó en gran medida y le concedió el nombre que está por encima de todo nombre, para que en el nombre de Jesús toda rodilla se doble, de los que están en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Aclamación del Evangelio de hoy.

"Aleluya, aleluya. Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos, porque por tu Cruz has redimido al mundo. Aleluya, aleluya". (Aclamación de las Lecturas de hoy tomada de Juan 3,16)

Evangelio de hoy - Lucas 7,11-17.

Evangelio de hoy explicado - Lecturas de hoy martes para el Santo Evangelio del día martes (A ti te digo: Levántate): En aquel tiempo, Jesús se fue a una ciudad llamada Naím, e iban con él sus discípulos y una gran muchedumbre. Cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de su madre, que era viuda, a la que acompañaba mucha gente de la ciudad. Al verla el Señor, tuvo compasión de ella, y le dijo: No llores. Y, acercándose, tocó el féretro. Los que lo llevaban se pararon, y él dijo: Joven, a ti te digo: Levántate. El muerto se incorporó y se puso a hablar, y él se lo dio a su madre. El temor se apoderó de todos, y glorificaban a Dios, diciendo: Un gran profeta se ha levantado entre nosotros, y Dios ha visitado a su pueblo. Y lo que se decía de él, se propagó por toda Judea y por toda la región circunvecina. Palabra del Señor.


Reflexión del Evangelio de hoy por Papa Francisco.

Papa Francisco: "La compasión es la debilidad de Dios, pero también su fuerza".

La compasión es como "la lente del corazón" que nos hace comprender las dimensiones de la realidad, es también el lenguaje de Dios, mientras que tantas veces el lenguaje humano es la indiferencia. Abrid vuestros corazones a la compasión y no os cerréis en la indiferencia. La compasión, de hecho, nos lleva por el camino de la verdadera justicia, salvándonos así de cerrarnos en nosotros mismos. 

La lectura del Evangelio de hoy, El Evangelio de Lucas (Lc 7, 11-17) narra el encuentro de Jesús con una viuda de la ciudad de Naín que llora la muerte de su único hijo, llevado a la tumba. El evangelista no dice que Jesús tuvo compasión, sino que "El Señor se compadeció", como si se sintiera abrumado por el sentimiento.

Estaba la multitud que le seguía, estaba la gente que acompañaba a aquella mujer, pero Jesús ve su realidad: está sola, es viuda, ha perdido a su único hijo. Es la compasión, de hecho, la que nos hace comprender profundamente la realidad.

La compasión permite ver la realidad; la compasión es como la lente del corazón: nos hace captar y comprender las verdaderas dimensiones. En los Evangelios, Jesús se mueve a menudo por la compasión. Y la compasión es también el lenguaje de Dios.

La compasión hace su aparición en la Biblia mucho antes de la llegada de Cristo: fue Dios quien dijo a Moisés: "He sido testigo del dolor de mi pueblo", y es gracias a la compasión de Dios que envía a Moisés a salvar al pueblo.

Como vemos en el Evangelio de hoy, nuestro Dios es un Dios de compasión, y la compasión, podemos decir, es la debilidad de Dios, pero también su fuerza. Fue la compasión lo que le movió a enviarnos a su hijo. La compasión es el lenguaje de Dios.  La compasión no es un sentimiento de lástima, un sentimiento que uno sentiría, por ejemplo, al ver morir a un perro en la carretera. Si no que es implicarse en los problemas de los demás.

En la parábola de la multiplicación de los panes, Jesús dijo a los discípulos que dieran de comer a la multitud que le seguía, mientras que ellos querían despedir a los presentes y enviarlos a comprar algo de comer ellos mismos. Los discípulos fueron prudentes. Creo que en ese momento Jesús estaba enfadado, en su corazón, considerando la respuesta "¡Dadles de comer!". Su invitación es a hacerse cargo de la gente, sin pensar que al cabo de un día más o menos podrían ir a las aldeas a comprar pan.

El Señor tuvo compasión porque vio a esta gente como ovejas sin pastor. El Evangelio habla, por un lado, del gesto de compasión de Jesús y, por otro, de la actitud egoísta de los discípulos que buscan una solución sin compromiso, que no se ensucian las manos, como para dejar a esta gente que se las arregle: Si la compasión es el lenguaje de Dios, muchas veces el lenguaje humano es el de la indiferencia.

Uno de nuestros fotógrafos, del Observatorio Romano, hizo una foto que ahora está en la Hemosineria, que se llama "Indiferencia". Ya he hablado de esto antes. Una noche de invierno, frente a un restaurante de lujo, una señora que vive en la calle tiende la mano a otra señora bien vestida que sale del restaurante, y esta otra señora mira para otro lado. Eso es indiferencia. Ve y mira esa fotografía: esto es indiferencia. Nuestra indiferencia. 

Debemos preguntarnos: "¿Cuántas veces miramos hacia otro lado?". Al hacerlo, cerramos la puerta a la compasión. Podemos hacer un examen de conciencia y preguntarnos: "¿Miro habitualmente hacia otro lado? ¿O dejo que el Espíritu Santo me guíe por el camino de la compasión? Que es una virtud de Dios.

Me conmueven las palabras del Evangelio de hoy cuando Jesús le dice a esta madre "No llores". Una caricia de compasión. Jesús toca el féretro y le dice al joven que se levante. Entonces, el joven se sienta y empieza a hablar. "Y Jesús lo devolvió a su madre". Lo devolvió: un acto de justicia. Esta palabra se utiliza en justicia: devolver.

La compasión nos lleva por el camino de la verdadera justicia. Hay que devolver siempre lo que pertenece legítimamente a otro, y esto nos salva siempre del egoísmo, de la indiferencia, de la cerrazón. Sigamos con esta palabra: "El Señor tuvo mucha compasión". Que Él también tenga compasión de cada uno de nosotros: Lo necesitamos. (Homilía del Evangelio de hoy. Santa Marta, 19 de septiembre de 2019.)


Oración de hoy martes para el Evangelio de hoy.

Reza con nosotros la oración de hoy martes por los enfermos, por el fin de la pandemia y por todas tus intenciones. Oración de Calma del día martes por eso que necesitamos. "Señor, Tú eres toda misericordia y compasión. Tu amor siempre se va abriendo paso a todos los corazones que claman a ti. Tu amor es sanador, liberador, capaz de levantarme de cada uno de mis tormentos. Creo en ti, en tu Gracia que transforma y me levanta hacia una nueva vida en el Espíritu". Amén".

Propósito del Evangelio de hoy.

Con un crucifijo en la mano, vamos a sostenerlo durante varios momentos del día y demos gracias a Dios por su Sacrificio de amor.

¿Por qué los católicos usamos Cruces?.


Frase de reflexión.

"Oremos juntos hoy por todas las personas que sufren y están tristes porque están solas, porque no saben qué futuro les espera, porque no pueden sacar adelante a su familia, porque no tienen trabajo… Mucha gente sufre de tristeza. Recemos por ellos". Papa Francisco.

Video reflexión del Evangelio de hoy explicado.

Al meditar las lecturas de hoy martes y después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a las lecturas de hoy. Meditación del Santo Evangelio de hoy Lucas 7,11-17, en audio. Palabra diaria comentada para la vida. Reflexión de las lecturas y el Evangelio de hoy explicado para tu vida.

Pide ayuda al Espíritu Santo antes de comenzar a escuchar la reflexión de las lecturas del día para el Evangelio de hoy martes.

Intenciones del Evangelio de hoy.

Rige tu vida con la Palabra de Dios. Al meditarlas lecturas de hoy martes con el Santo Evangelio del día en Lucas 7,11-17, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación en el Evangelio de hoy. "La Compasión que siente Cristo por todos nosotros es infinita. Su amor no se limita, siempre anda abriéndose a nuevas formas de intervenir en la historia personal de cada uno de nosotros. Abramos paso al amor y la compasión del Señor". Con la lectura de hoy martes, pidamos por esas intenciones que quieres expresar. Escribe en los comentarios tus peticiones a través de las lecturas de hoy y su Palabra diaria en el Evangelio de hoy explicado para el día martes 14 de septiembre, 2021. Paz y bien a tu vida.

Otros Evangelios del día.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, OP.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD