Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Evangelio del día

Lecturas de hoy domingo para el Santo Evangelio de hoy 22 noviembre 2020. Oración del día y reflexión del Papa. Mateo 25,31-46. Palabra y Evangelio del día

Evangelio de hoy - Lecturas de hoy domingo 22 noviembre, 2020.

Lecturas de hoy domingo para el Santo Evangelio del día 22 de noviembre, 2020. Reflexión sobre el Evangelio de Mateo 25,31-46 - Meditación del Evangelio de hoy por el Papa Francisco. "Si queremos lograr la paz y la felicidad del mundo debemos aceptar el reinado de Dios en nosotros, aceptar a Jesucristo Rey del Universo". Reflexión sobre las lecturas de hoy y la oración del día para tu vida en el domingo de la semana 33 del tiempo ordinario.

Fiesta de Jesucristo Rey.

Lecturas de hoy domingo.

Primera Lectura de hoy para el Evangelio del día: Lectura del Libro de Ezequiel 34,11-12.15-17: "Dios buscará a cada una de sus ovejas perdidas".

Así dice el Señor Dios: "Yo mismo en persona buscaré a mis ovejas, siguiendo su rastro. Como sigue el pastor el rastro de su rebaño, cuando las ovejas se le dispersan, así seguiré yo el rastro de mis ovejas y las libraré, sacándolas de todos los lugares por donde se desperdigaron un día de oscuridad y nubarrones. Yo mismo apacentaré mis ovejas, yo mismo las haré sestear, oráculo del Señor Dios. Buscaré las ovejas perdidas, recogeré a las descarriadas; vendaré a las heridas; curaré a las enfermas: a las gordas y fuertes las guardaré y las apacentaré como es debido. Y a vosotras, mis ovejas, así dice el Señor: Voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carnero y macho cabrío.

Salmo de hoy domingo.

Salmo 22(23):1-3a,5-6: "El Señor es mi pastor; no hay nada que me falte." (R).

  • El Señor es mi pastor, nada me falta. Frescos y verdes son los pastos donde me da reposo. (R).
  • Cerca de las aguas de reposo me conduce, para revivir mi espíritu caído. Me guía por el camino correcto; es fiel a su nombre. (R).
  • Me ha preparado un banquete a la vista de mis enemigos. Has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. (R).
  • Seguramente la bondad y la amabilidad me seguirán, todos los días de mi vida. En la propia casa del Señor habitaré por siempre y para siempre. (R).

Segunda lectura de hoy.

1 Corintios 15,20-26.28.

Hermanos: Cristo resucitó de entre los muertos: el primero de todos. Si por un hombre vino la muerte, por un hombre ha venido la resurrección. Si por Adán murieron todos, por Cristo todos volverán a la vida. Pero cada uno en su puesto: primero Cristo, como primicia; después, cuando él vuelva, todos los que son de Cristo; después los últimos, cuando Cristo devuelva a Dios Padre su reino, una vez aniquilado todo principado, poder y fuerza. Cristo tiene que reinar hasta que Dios haga de sus enemigos estrado de sus pies. El último enemigo aniquilado será la muerte. Y, cuando todo esté sometido, entonces también el Hijo se someterá a Dios, al que se lo había sometido todo. Y así Dios lo será todo para todos

Aclamación del Evangelio de hoy.

"¡Aleluya, aleluya! ¡Bendiciones para el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendiciones para el reino venidero de nuestro padre David! Aleluya" (Lecturas de hoy tomada de Marcos 11,10)

Santo Evangelio de hoy - Mateo 25,31-46.

Evangelio de hoy  - Lecturas de hoy para el Santo Evangelio del día domingo 22 de noviembre (En el Juicio Final Jesús vendrá con gloria sobre las naciones): "Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a la izquierda. Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: "Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron; desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver". Los justos le responderán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?" Y el Rey les responderá: "Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo". Luego dirá a los de la izquierda: "Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron". Estos, a su vez, le preguntarán: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?" Y él les responderá: "Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo". Estos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna". Palabra del Señor.

Reflexión del Evangelio de hoy por el Papa Francisco.

"Papa Francisco: Dios te juzgará en el amor que diste a los demás".

Sobre las lecturas de hoy, vemos que el tiempo de espera de la llegada del Señor es el tiempo que Él se nos da, con misericordia y paciencia, antes de su llegada final, tiempo de la vigilancia; tiempo en que tenemos que mantener encendidas las lámparas de la fe, de la esperanza y de la caridad, donde mantener abierto nuestro corazón a la bondad, a la belleza y a la verdad; tiempo que hay que vivir de acuerdo a Dios, porque no conocemos ni el día, ni la hora del regreso de Cristo.

Lo que se nos pide es estar preparados para el encuentro: preparados a un encuentro, a un hermoso encuentro, el encuentro con Jesús, que significa ser capaz de ver los signos de su presencia, mantener viva nuestra fe, con la oración, con los Sacramentos, estar atentos para no caer dormidos, para no olvidarnos de Dios.

La vida de los cristianos dormidos es una vida triste, ¿eh?, no es una vida feliz. El cristiano debe ser feliz, la alegría de Jesús ¡No se duerman!

La espera del retorno del Señor es el tiempo de la acción. Nosotros somos el tiempo de la acción, tiempo para sacar provecho de los dones de Dios, no para nosotros mismos, sino para Él, para la Iglesia, para los otros, tiempo para tratar siempre de hacer crecer el bien en el mundo...

Es importante no encerrarse en sí mismos, enterrando el propio talento, las propias riquezas espirituales, intelectuales, materiales, todo lo que el Señor nos ha dado, sino abrirse, ser solidarios, tener cuidado de los demás.

A través de la lectura de hoy, observamos que, en el juicio final, el Señor será el pastor que separa las ovejas de las cabras. A la derecha se sitúan los que han actuado de acuerdo a la voluntad de Dios, que han ayudado al hambriento, al sediento, al forastero, al desnudo, el enfermo, el encarcelado, el extranjero... Mientras que a la izquierda están los que no han socorrido al prójimo.

Esto nos indica que seremos juzgados por Dios en la caridad, en cómo lo hemos amado en los hermanos, especialmente los más vulnerables y necesitados. No tengamos nunca miedo de mirar el juicio final; que ello nos empuje en cambio a vivir mejor el presente.

Dios nos ofrece con misericordia y paciencia este tiempo para que aprendamos cada día a reconocerlo en los pobres y en los pequeños, para que nos comprometamos con el bien y estemos vigilantes en la oración y en el amor. Que el Señor, al final de nuestra existencia y de la historia, pueda reconocernos como siervos buenos y fieles. Gracias. (Homilía del Evangelio de hoy. 24 de abril de 2013, Audiencia general.)

Oración del día para el Evangelio de hoy.

Señor, confieso ante Ti, Rey del universo, que Tú eres el motor de mi corazón. Toma mis manos, prepáralas para ofrecer el amor. Como dijo San Juan de la Cruz: "en el atardecer de la vida seremos juzgados en el amor". Yo quiero servirte con ese amor y para no fallarte, necesito de tu sanación. Obras son amores, y quiero que mis obras sean en el mejor regalo de amor que pueda ofrecerte. Amén. (Extraído de nuestro devocional diario de la oración del día para las lecturas de hoy)

Propósito del Evangelio de hoy.

En el Reino de Jesús hay paz, basada en la fraternidad y la justicia, y estas se buscan con el ardor del hambriento y el sediento. Nos encomendamos a su reinado.

El Reino de Cristo Rey es una fiesta.

Frase de reflexión.

"Queridos jóvenes, las consecuencias de nuestras acciones y decisiones los afectarán personalmente; por tanto, no pueden quedarse fuera de donde se generan el presente y el futuro. O están involucrados o la historia les pasará por delante". Papa Francisco.

Audio para las Lecturas de hoy domingo.

Al meditar las lecturas de hoy domingo y después de haber leído el texto de Evangelio del día, escucha ahora la reflexión correspondiente a las lecturas de hoy con la meditación del Santo Evangelio de hoy Mateo 25,31-46, en audio. Palabra de Dios comentada para la vida diaria. (Fiesta de Cristo, Rey del Universo - Nuestro Dios se manifiesta con Poder en el servicio, el amor y la humildad).

Pulsa en el ícono de Play para comenzar a escuchar la reflexión de las lecturas de hoy para el Evangelio del día domingo.

Índice de lecturas del día.

Intenciones para el día 22 de noviembre.

No hay nada más sanador que la Palabra de Dios. Al meditar todas las lecturas de hoy con el Santo Evangelio del día con Mateo 25,31-46, profundizas en tu relación personal con Dios. La oración del día expresa una petición de transformación. "Necesitamos la diversidad de imágenes de Dios para poder acercarnos a su Misterio en toda su plenitud para no caer en la tentación de hacer un dios al tamaño nuestro.". Pidamos por todas esas intenciones de oración para hoy domingo que quieres expresar. Escribe en los comentarios todo aquello que quieres que Dios pueda darte o sanarte a través de las lecturas de hoy y su Palabra viva en el Evangelio de hoy 22 de noviembre, 2020. Paz y bien a tu vida.

Otros Evangelios del día.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Audio Evangelio: Fray Nelson Medina, O.P.
Contenido publicado originalmente en Píldoras de fe - No está permitido extraer contenidos uoraciones para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia para fines personales o comerciales. Por favor lea nuestro aviso: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD