Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     
LITURGIA - EVANGELIO DEL DÍA - EVANGELIO DE HOY - EVANGELIO

Evangelio del día | Evangelio de hoy - Dios vendrá a darte consuelo

 
 
   
 
 
 

Evangelio del día y reflexión del Papa Francisco. Lucas 17,26-37. Evangelio de hoy meditado. Dios vendrá a darte consuelo.

 

Evangelio del día - Lucas 17,26-37

Meditación del Evangelio del día - (Cómo será la venida del Hijo del Hombre): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "En los días del Hijo del hombre sucederá como en tiempos de Noé. La gente comía, bebía y se casaba, hasta el día en que Noé entró en el arca y llegó el diluvio, que los hizo morir a todos. Sucederá como en tiempos de Lot: se comía y se bebía, se compraba y se vendía, se plantaba y se construía. Pero el día en que Lot salió de Sodoma, cayó del cielo una lluvia de fuego y de azufre que los hizo morir a todos. Lo mismo sucederá el Día en que se manifieste el Hijo del hombre. En ese Día, el que esté en la azotea y tenga sus cosas en la casa, no baje a buscarlas. Igualmente, el que esté en el campo, no vuelva atrás. Acuérdense de la mujer de Lot. El que trate de salvar su vida, la perderá; y el que la pierda, la conservará. Les aseguro que en esa noche, de dos hombres que estén comiendo juntos, uno será llevado y el otro dejado; de dos mujeres que estén moliendo juntas, una será llevada y la otra dejada". Entonces le preguntaron: "¿Dónde sucederá esto, Señor?" Jesús les respondió: "Donde esté el cadáver, se juntarán los buitres". Palabra del Señor. Evangelio del día de hoy comentado por el Papa - La reflexión del evangelio de hoy

Reflexión del Papa Francisco

San Pablo afirma que el día del Señor llegará al improviso como un ladrón, pero también añade que Jesús vendrá a traer la salvación a quien cree en Él. Y concluye: "Consuélense recíprocamente y sean de ayuda unos a otros". Y es precisamente este consuelo el que da la esperanza.

Éste es el consejo: "Consuélense. Consuélense recíprocamente".

Hablar de esto: pero yo les pregunto: ¿nosotros hablamos de esto, que el Señor vendrá, que nosotros lo encontraremos a Él?

¿O hablamos de tantas cosas, incluso de teologías, de cosas de Iglesia, de curas, de monjas, de monseñores, todo esto? Y nuestro consuelo ¿es esta esperanza? "Consuélense recíprocamente", consuélense en comunidad.

En nuestras comunidades, en nuestras parroquias, ¿se habla de esto, que estamos en espera del Señor que viene? ¿O se habla de esto, de aquello, de aquella, para pasar un poco el tiempo y no aburrirse demasiado?".

[...] Jesús vendrá a encontrarme para que yo lo vea con estos ojos, lo abrace y esté siempre con Él. Ésta es la esperanza que el Apóstol Pedro nos pide que expliquemos a los demás con nuestra vida, que demos testimonio de esperanza.

Éste es el verdadero consuelo, ésta es la verdadera certeza: Estoy seguro de contemplar la bondad del Señor.

Pidamos al Señor esta gracia: que aquella semilla de esperanza que ha sembrado en nuestro corazón se desarrolle, crezca hasta el encuentro definitivo con Él. "Yo estoy seguro de que veré al Señor". "Yo estoy seguro de que el Señor vive". "Yo estoy seguro de que el Señor vendrá a verme", y éste es el horizonte de nuestra vida.

Pidamos esta gracia al Señor y consolémonos unos a otros con las buenas obras y las buenas palabras, por este camino (Homilía en Santa Marta, 01 de septiembre de 2015)

Oración para el Evangelio de hoy.

Señor, Tú eres la Roca firme en la que siempre me sostengo, por eso, inicio este día con la plena seguridad de que tu poder me respalda y me impulsa.

No temo enfrentar las dificultades, porque estoy seguro de que Tú me das las fuerzas necesarias para superarlas y protegerme de todos los peligros.

Tú tienes Palabra de vida y de salvación. Quiero estar preparado para el momento en que te manifiestes y vengas con justicia a reinar para siempre.

Para ese momento glorioso en que te presentes, quiero estar libre de vanidades e indiferencias, ligero de equipaje y de ocupaciones inútiles.

Despójame el corazón de cosas vacías y sin sentidos, que no tenga apego por nada terreno, ni mi corazón esté atado a triunfos y éxitos materiales.

Quiero que me encuentres feliz con lo que hago, lleno de paz y de alegría por hacer cada una de las pequeñas cosas que me has asignado.

Quiero vivir para Ti, que mis palabras siempre lleven esperanzas y consuelo a los demás y pueda construir puentes de amor en lugar de muros de rencor.

Que mi corazón obre según tu voluntad y mis acciones sean dirigidas por tu amor, para así, recibirte cargado solamente de cosas agradables a Ti. Amén

Autor: Qriswell Quero, escritor católico @Copyright 2019

Propósito para hoy

Haré una revisión de conciencia y pediré perdón al Señor por aquellas ocasiones en que pude hacer el bien y me quedé inmóvil, luego, hacer un acto de caridad

Frase de reflexión

"Caminemos cantando. Que nuestras luchas y nuestra preocupación por este planeta no nos quiten el gozo de la esperanza". Papa Francisco.

Evangelio de hoy

Comentarios del Evangelio del día en audio:
🎧 Escucha: Evangelio del día

Diálogos, oraciones y edición: PildorasdeFe.net | Audio comentario: Fray Nelson Medina, O.P.
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
  Facebook      Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
santa barbara no es chango santeria martir de la iglesia
 
sacerdote tomando una hostia con su mano de la patena para dar comunion caliz
 
papa francisco rostro preocupado cosas que llevan a la soledad
 
esposos recien casados en boda sostiene ramo de flores matrimonio
 
novena a la inmaculada concepcion de maria dia  fortaleza de los debiles
 
 
novena a la inmaculada concepcion de maria dia  mujer pura y de virtudes
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco sonrie rostro jesucristo rey
 
- Lo más leído -
 

Oración de liberación del miedo, la angustia y el dolor emocional

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

¿Comulgar sin confesarse? Ten mucho cuidado.

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Oración para vencer el miedo y aumentar la confianza

San Miguel Arcángel: nuestro gran defensor en el combate espiritual