Categoría: Papa Francisco
Tiempo de lectura: 3 minutos

Papa Francisco: En los hogares en los que no se piden disculpas comienza a faltar el aire ¡Nunca terminar el día sin hacer las paces!

"El Perdón es el mejor remedio para impedir que nuestra convivencia se agriete y llegue a romperse. El Señor nos lo enseña en el Padrenuestro, aceptar nuestro error y proponer corregirnos es el primer paso para la sanación. Esposos, no terminen nunca el día sin reconciliarse", fue parte de la reflexión que nos ha entregado en esta oportunidad el Papa Francisco en su catequesis realizada en la Plaza de San Pedro, en la que hizo ahínco en la relación de amor y de perdón que debe existir en la convivencia matrimonial y familiar.

El Papa Francisco volvió a mencionar las tres palabras eficaces en la resolución de conflictos familiares: «permiso, perdón y gracias», expresó que estas contienen una gran fuerza que custodia el hogar aún a través de las pruebas y dificultades. A continuación su reflexión:

Queridos hermanos y hermanas:

La catequesis de hoy quiere ser la puerta de una serie de reflexiones sobre la vida de la familia, la vida real, cotidiana. Sobre esta puerta están escritas tres palabras que ya hemos utilizado otras veces: permiso, gracias, perdón.

Más fáciles de decir que de poner en la práctica, pero absolutamente necesarias. Son palabras vinculadas a la buena educación, en su sentido genuino de respeto y deseo del bien, lejos de cualquier hipocresía y doblez.

Cuidado con el formalismo

San Francisco de Sales que solía decir: "la buena educación ya es media santidad". Pero debemos estar alerta ante el formalismo de las buenas maneras, que puede convertirse en una "máscara" que esconde la aridez de ánimo y de desinterés por el otro.

De hecho, el demonio que tienta a Jesús hace alarde de las buenas maneras y cita inclusive las Sagradas Escrituras. Su estilo aparece como correcto, pero su intento es el de desviar de la verdad del amor de Dios.

1.- Permiso

La palabra Permiso nos recuerda que debemos ser delicados, respetuosos y pacientes con los demás, incluso con los que nos une una fuerte intimidad. Como Jesús, nuestra actitud debe ser la de quien está a la puerta y llama”

Para entrar en la vida del otro aun cuando éste es parte de nuestra vida es necesaria la delicadeza de una actitud no invasiva, que renueva la confianza y el respeto porque la confianza no autoriza a dar todo por descontado.

Por eso cuando nos preocupamos por pedir gentilmente también aquello que tal vez pensamos que podemos pretender, ponemos al amparo el espíritu de la convivencia matrimonial y familiar.

2.- La Gratitud

Dar las Gracias parece un signo de contradicción para una sociedad recelosa, que lo ve como debilidad. Sin embargo, la dignidad de las personas y la justicia social pasan por una educación a la gratitud. Una virtud, que para el creyente, nace del corazón mismo de su fe.

Muchas veces oímos decir malas palabras y utilizar malas maneras también públicamente, como si fueran un signo de emancipación, pero ésta es una tendencia que debe ser combatida en el seno mismo de la familia, porque si la vida familiar descuida la educación a la gratitud y al reconocimiento, también la vida social lo perderá.

3.- El Perdón

Finalmente, el Perdón es el mejor remedio para impedir que nuestra convivencia se agriete y llegue a romperse. El Señor nos lo enseña en el Padrenuestro, aceptar nuestro error y proponer corregirnos es el primer paso para la sanación. Esposos, no terminen nunca el día sin reconciliarse.

Esta palabra difícil pero a la vez tan necesaria, a la vez que nos hace dignos del perdón, abre el camino para sanar las muchas heridas de los afectos y desgarros en las familias que comienzan cuando se pierde esta palabra preciosa:

En los hogares en los que no se piden disculpas comienza a faltar el aire, y las aguas se estancan, por eso ¡nunca terminar el día en familia sin hacer las paces!; basta una caricia, un pequeño gesto, una palabra, y así, ¡la vida será más bella!

Que el Señor nos ayude a colocar estas tres palabras en su justo lugar, en nuestro corazón, en nuestra casa, y también en nuestra convivencia civil. Muchas gracias

 
Papa Francisco. Catequesis, Audiencia general, Plaza de San Pedro, 13 de mayo de 2015 | Información vía: Radio Vaticana
.
Puedes compartir toda esta información en tus redes sociales a través de los botones compartir de facebook, twitter, Whatsapp. También puede copiar la Url (Link) de este artículo y compartirlo en su red favorita. Para cualquier otro tipo de copia, reproducción o utilización le invitamos a leer todos nuestros términos legales
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

cheklist verdeConversando con el amor

EVANGELIO DE HOY - LITURGIA

PAPA FRANCISCO - IGLESIA

Categoría:

Meditación

Tiempo de lectura: 5 minutos
corazon rojo con llave consejos para aprender a perdonar

Perdonar es poner a un prisionero en libertad y descubrir que ese prisionero eres tú. Practica estos consejos para aprender a perdonar

CONOCE TU FE CATÓLICA

FAMILIA - MATRIMONIO

ORACIÓN

REFLEXIONES

Categoría:

Reflexiones

Tiempo de lectura: 5 minutos
gatito rezando cuando Dios habla a traves de los animales

Cuando Dios habla a través de los animales es porque quiere comunicarnos algo o quizás para salvarnos. Yo tengo un perrito y lo llamo amigo

FACEBOOK TWITTER WHATSAPP