Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
san bernardino de siena religioso promotor santo nombre de jesus

San Bernardino de Siena evangelizó a las multitudes por la Palabra y el ejemplo. San Bernardino fue el promotor de la devoción al santísimo nombre de Jesús

San Bernardino de Siena. Predicador del Santo Nombre de Jesús.

San Bernardino de Siena, o simplemente San Bernardino, fue un sacerdote italiano y misionero franciscano. Su predicación popular lo hizo famoso durante su propia vida. Fue el más grande predicador de su tiempo, viajando a través de Italia, calmando ciudades asoladas, atacando el paganismo desenfrenado, atrayendo a multitudes de 30.000 personas, convirtiendo a la fe a los que escuchaban atentos su predicación. Siguió la advertencia de San Francisco de Asís de predicar sobre "el vicio y la virtud, el castigo y la gloria". A pesar de tener una voz muy débil y ronca, fue milagrosamente mejorada más tarde debido a su devoción a María. A San Bernardino además se le conoce como "el Apóstol de Italia" por sus esfuerzos para revivir la fe católica del país durante el siglo 15. Fue el principal promotor del Santo Nombre de Jesús (IHS).

Fiesta: 20 de mayo.

Martirologio romano: San Bernardino de Siena, sacerdote de la Orden de los Menores Franciscanos, quien, en los pueblos y ciudades de toda Italia, evangelizó a las multitudes por la palabra y con el ejemplo. Propagó la devoción al santísimo nombre de Jesús, ejerciendo su ministerio de manera incansable y predicando con gran fruto para las almas hasta el día de su muerte en L´Aquila, en los Abruzos, Italia.

Biografía de San Bernardino de Siena.

San Bernardino, nació de una familia prominente y llegó a ser un joven muy popular en la región. Organizador, administrador y líder, el joven Bernardo dirigió el hospital local en la Toscana, para hacer frente a las angustias de la plaga en el final del siglo XIV.

Cuando la peste azotó su ciudad natal, San Bernardino de Siena iba diariamente al hospital local para cuidar a los enfermos, y muchos de sus amigos lo ayudaban.

Sorprendentemente, San Bernardino no sucumbió a la plaga, aunque algunos de sus amigos murieron. Como los administradores del hospital murieron, Bernardo se hizo cargo de toda la operación. Él hizo frente al pánico en el que estaba inmerso la gente del pueblo. Cuando la epidemia disminuyó, tuvo que pasar dos años recuperándose del agotamiento físico.

Llamado a la vocación.

Durante el tiempo que estaba descansando, San Bernardino se hizo cargo de una tía anciana enferma. Cuando ella murió, se sintió atraído por entrar en la orden franciscana en Siena, así que cuando siente haber recuperado sus fuerzas, entrega todos sus bienes a los pobres y toma el hábito franciscano.

Así entonces, San Bernardino fue ordenado sacerdote en 1404. Durante varios años, estudió y vivió la vida de un monje silencioso detrás de los muros del convento. En 1417, fue enviado a Milán para ayudar a celebrar la misa y predicar en una de las iglesias parroquiales que allí habían

Aquí, San Bernardino pondría a prueba los grandes dones con que Dios lo había capacitado. Noticias de sus emocionantes sermones se extendieron por toda Italia, y pronto tuvo invitaciones para viajar y predicar por toda la península. Él respondió, llevando el Evangelio a multitudes de personas. Muchos caminaban grandes distancias a través del sol del Mediterráneo para escucharlo.

A dondequiera que San Bernardino de Siena iba, llevaba y repartía un estandarte con estas tres letras: JHS (Jesús, Hombre, Salvador) e invitaba a sus oyentes a sentir un gran cariño por el Santo Nombre de Jesús.

Al respecto del Santo Nombre de Jesús, San Bernardirno decía con frecuencia: "El nombre de Jesús, es de hecho, el gran fundamento de la fe que convierte a las personas en hijos de Dios. La fe católica, en efecto, consiste en la noticia de Jesucristo, como luz del alma, puerta de la vida y fundamento de la salvación eterna".

Dondequiera que San Bernardino predicaba, quedaban muchos estandartes en palacios y casas con sus tres letras: JHS (IHS) Uno de sus oyentes se convirtió en su amanuense. Este hombre, no identificado, copió todas las palabras de Bernardino en una tablilla de cera y luego se iba a su casa a transcribirlas.

"El Nombre de Jesús es la gloria de los predicadores porque el resplandor de ese Nombre hace que su palabra sea proclamada y escuchada. ¿Y cómo crees que una luz de fe tan inmensa súbita y deslumbrante luz de fe vino al mundo, si no fue porque se predicó a Jesús? ¿No fue por el resplandor y el dulce sabor de este Nombre que Dios nos llamó a su maravillosa luz?" (San Bernardino de Siena).

Es por ello que hoy en día se conocen muchos de sus sermones. San Bernardino estaba feliz de saber lo que este hombre hacía, estaba seguro de que allí estaba la acción y las inspiraciones del Espíritu Santo, así que, mientras realizaba sus homilías, hacía una breve pausa para que el hombre le diera tiempo de transcribir sus reflexiones.

Oposiciones a San Bernardino de Siena.

Al igual que Jesús, atrajo los celos de algunos miembros de la constitución de la iglesia. Estos hombres se quejaron al Papa, donde lo acusaron que estaba recomendando supersticiones entre los pobladores.

El Papa ordenó a San Bernardino de Siena dejar de predicar hasta que su caso fuese presentado y que todo se encontraba en orden. Qué difícil fue callar el amor de Dios en sus prédicas para San Bernardino.

Durante el estudio de su caso, el Papa lo invitó a Roma y lo examina delante de los cardenales y quedó tan conmovido al escuchar su prédica, que le dio orden para que pudiera predicar por todas partes

En 1430, San Bernardino de Siena fue elegido vicario general de los Franciscanos de la Estricta Observancia. Durante su mandato, muchos monasterios conventuales, que disfrutaron de una regla más flexible, cambiaron a la Estricta Observancia de beneficiarse de la diplomacia y la sabiduría de Bernardo. Sintió que la predicación era su verdadera vocación, y, en 1442, pidió al Papa que él podría dejar su cargo de vicario general y reanudar sus viajes.

Muerte y devoción.

En 1444, San Bernardino de Siena dio una homilía maratón, hablando durante 50 horas en su lugar de nacimiento. Él se enfermó, y luego se dirigió al Reino de Nápoles, y mientras hacía el viaje, murió de agotamiento.

Su fiesta es el 20 de mayo. San Bernardino de Siena fue considerado tan santo que fue canonizado dentro de los seis años de su muerte, a petición de todo el pueblo y los numerosos milagros que se obraron en su sepulcro.

Oración al Santo Nombre de Jesús.

La siguiente es una oración compuesta por  San Bernardino de Siena que puede ser invocada para cualquier petición en particular.

¡Santo Nombre de Jesús, nombre lleno de gloria, gracia, amor y fuerza! Tú eres el refugio de los que se arrepienten, nuestro estandarte de guerra en esta vida, la medicina de las almas, el consuelo de los que están de luto, el deleite de los que creen, la luz de los que predican la verdadera fe, el salario de los que trabajan duro, la sanación de los enfermos. A ti nuestra devoción aspira; por Ti nuestras oraciones son recibidas; nos deleitamos en contemplarte. Oh, Santo Nombre de Jesús, Tú eres la gloria de todos los santos por los siglos de los siglos. Amén.

Oración a San Bernardino de Siena.

Oh, buen y amado Señor Jesucristo, que concediste a tu fiel siervo San Bernardino de Siena, tu confesor, un amor supremo por tu santo Nombre; te suplicamos que, por sus méritos e intercesión, derrames gentilmente en nuestros corazones el espíritu de tu amor.  Todo esto te lo pedimos por tu Santo Nombre, Tú que vives y reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo, por siempre y para siempre. Amén. San Bernardino de Siena, ruega por nosotros para que adoremos siempre el Santo Nombre de Jesús y lo exaltemos por sobre todas las cosas. Amén.

Santos de la semana

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD