Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario, además de mejorar la velocidad y la seguridad del sitio durante su visita. Estas cookies se utilizan para adaptar el contenido de la web a las preferencias del Usuario del Servicio y optimizar el uso del sitio, las cuales permiten que el dispositivo reconozca al usuario y muestre adecuadamente el servicio ofrecido, adaptada a sus necesidades individuales. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento haciendo clic en "Configuración" o en nuestra Política de Cookies en este sitio web. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
Boletín diario del Evangelio de hoy por email
san felipe neri mistico sacerdote biografia dones milagros visiones patrono humoristas

San Felipe Neri, místico y llamado el tercer Apóstol de Roma, fundó un oratorio para lecturas espirituales y obras de caridad. Biografía, dones, visiones

San Felipe Neri. Místico. Patrono de los educadores y humoristas.

San Felipe Neri (en Italiano:Filippo) también conocido como el tercer Apóstol de Roma después de San Pedro y San Pablo, fue un sacerdote italiano conocido por fundar una sociedad de clero secular llamada la Congregación de Oratorio (abreviado "Cong. Orat."). San Felipe Neri fue educado cuidadosamente y recibió una enseñanza temprana de los frailes en San Marco, el famoso monasterio dominicano en Florencia. Llegó a ser uno de los grandes místicos de su tiempo y es el Santo patrono de los educadores y humoristas

Fiesta: 26 de mayo.

Martirologio romano: Memoria de San Felipe Neri, un sacerdote, quien, tratando de desviar a los jóvenes de todo daño, fundó en Roma un oratorio, en el que se lleva a cabo lecturas espirituales, canciones y obras de caridad; brilló por su amor al prójimo, la sencillez del Evangelio, un gran humor, el celo ejemplar y fervor en el servicio a Dios.

Biografía de San Felipe Neri.

San Felipe Neri nació en Florencia, Italia, en 1515. Tenía algunos lazos familiares en la nobleza, pero su familia inmediata era bastante pobre.

En 1533, cuando era todavía un adolescente, San Felipe se fue de casa para unirse a un tío cerca de Nápoles que dirigía un negocio muy próspero, pero no tenía heredero.

Durante su estancia con su tío, Felipe Neri recibió la noticia en una visión que él tenía un apostolado en Roma, por lo que cortó toda relación familiar y se dirigió allí.

Así entonces, San Felipe Neri  escribió poesía y estudió teología y filosofía durante tres años. Cuando se cansó de aprendizaje, vendió todos sus libros y les dio el dinero a los pobres. Vivió durante un tiempo como un ermitaño en Roma.

San Felipe Neri y La visión mística.

Una vez, San Felipe Neri se encontraba orando en las Catacumbas de San Sebastián justo antes de Pentecostés en 1544, pidiendo los dones del Espíritu Santo, cuando recibió una visión de un globo de fuego que entró en su pecho y que experimentó un éxtasis que agrandó físicamente a su corazón y le deformó dos costillas. Una se conserva en el Oratorio de Nápoles

San Felipe Neri ayudó a iniciar una organización de laicos llamada la Cofradía de la Santísima Trinidad para cuidar de los peregrinos necesitados a Roma. Este ministerio continuó y poco a poco se formó en el famoso hospital romano.

En el año 1550, San Felipe Neri consideró seriamente retirarse a la vida de ermitaño solitario, pero recibió más visiones que le dijo que su misión era estar en Roma. Más tarde, consideró mudarse a la India como misionero, pero otras visiones le convencieron de quedarse en Roma.

San Felipe Neri organizó grupos informales de oración en su pequeña habitación, pero cuando se dio cuenta de que su grupo estaba creciendo bastante rápido, decidió trasladarse a una sala más grande a la que llamó «Oratorio» (lugar de oración).

San Felipe Neri y el llamado al Sacerdocio.

Cuando San Felipe Neri tenía treinta y seis años, se hizo evidente que tenía el llamado a ser sacerdote.

A los 34 años todavía era un simple laico. Pero a su confesor le pareció que le haría un gran bien a la Iglesia si se ordenaba de sacerdote. Fue entonces, que decidió comenzar su ministerio para los demás. En 1551, San Felipe Neri se ordena sacerdote por obediencia a su confesor, aunque él se sentía totalmente indigno.

Dones extraordinarios de San Felipe Neri.

San Felipe Neri escuchaba confesiones por horas, y podría decirles a sus penitentes los pecados antes de que los confesaran. Se le atribuye haber resucitado al príncipe Paulo Máximo, para que confesase un pecado.

También tenía el don de conferir visiones. Él comenzó a trabajar con la juventud, buscaba siempre lugares seguros para que ellos pudiesen jugar y participar en sus vidas activamente con alegría y fe.

Algunos de los seguidores de Felipe Neri también se convirtieron en sacerdotes, y en 1575 se fundó la Congregación del Oratorio.

San Felipe Neri no tenía la intención de fundar un nuevo orden, sino que ordenó que la comunidad debiera de vivir como sacerdotes seculares sin ningún otro voto.

El Cardenal John Henry Newman fundó la primera casa de habla Inglesa en el año 1848. Sin embargo, una de las primeras cosas de la que fue acusado este Oratorio fue el de esparcir herejía, que estaba centrado en la idea de laicos de predicación y el canto de himnos vernáculos. Más adelante se levantaron los cargos al ver los frutos de su obra

San Felipe Neri se destacó por su humildad, su popularidad y su disposición a aceptar a todas las personas que hacen un intento honesto de dedicar su vida a Dios, así como aquellos que sentían una intensa espiritualidad. Llegó a ser uno de los grandes consejeros de San Camilo de Lelis, el santo patrono de los enfermos

También, brilló por tener y un gran sentido del humor. Cuenta la tradición que a veces vestía ropas ridículas o caminaba con media barba afeitada. Cuanto mayor crecía su fama de santidad, más tonto quería parecer él, todo esto para lograr apagar el ego humano que habita en cada uno de nosotros.

En una oportunidad, cuando unos peregrinos vinieron de Polonia a ver el gran santo, lo encontraron escuchando a otro sacerdote leyéndole libros de chistes. El Papa Gregorio XIV, que había escuchado las grandes virtudes que poseía este santo, trató de hacerlo cardenal, pero San Felipe Neri se negó rotundamente.

Su muerte.

San Felipe Neri fue intermitente aquejado de diversas enfermedades, todas las cuales fueron sanadas mediante la oración. Pasó los últimos cinco años de su vida ofreciendo su ministerio al sacramento de la reconciliación con el pueblo de Roma y a la dirección espiritual desde su pequeña habitación.

Cardenales, obispos, sacerdotes, monjas, obreros, estudiantes, ricos y pobres, jóvenes y viejos, todos querían pedirle un sabio consejo y volvían a sus casas llenos de paz y de deseos de ser mejores. Se dice que toda Roma pasó por la habitación de San Felipe Neri.

Murió a la edad de ochenta años en 1595. Fue proclamado santo por el Papa Gregorio XV en 1622.

Oración a San Felipe Neri.

San Felipe Neri, nosotros tomamos a nosotros mismos demasiado en serio la mayor parte del tiempo. Ayúdanos a añadir humor a nuestra perspectiva de vida, recordando siempre que el humor es un don de Dios. Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor. Amén. San Felipe Neri, ruega por nosotros

"Quien quiera algo que no sea Cristo, no sabe lo que quiere. Quien pida algo que no sea Cristo, no sabe lo que pide. Quien no trabaje por Cristo, no sabe lo que hace" (San Felipe Neri)

Oración a San Feliz Neri por la alegría.

Oh San Felipe Neri, Santo Patrono de la alegría, tú que confiaste en la promesa de la Escritura de que el Señor está siempre a mano y que no necesitamos tener ansiedad por nada, en tu compasión sana nuestras preocupaciones y penas y levanta las cargas de nuestros corazones. Venimos a ti como alguien cuyo corazón se hincha con abundante amor por Dios y toda la creación. Escucha nuestras oraciones. Mantennos a salvo por tu amorosa intercesión, y que la alegría del Espíritu Santo que llenó tu corazón, San Felipe, transforme nuestras vidas y nos traiga paz y gozo para siempre. Amén.

Santos de la semana

Redacción y edición: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, Venezolano, esposo y padre de familia, servidor, ingeniero y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración

Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD