Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
santa rosa venerini maestra fundadora escuela maestras pias biografia

Santa Rosa Venerini abrió en Italia las primeras escuelas para la educación de niñas y jóvenes, Maestras Pías, para su formación moral y espiritual

Santa Rosa Venerini. Fundadora de las escuelas Maestras Pía.

Santa Rosa Venerini fue una pionera en la educación de mujeres y niñas en la Italia del siglo XVII y es la fundadora de las maestras religiosas Venerini, instituto católico religioso de mujeres (Hermanas Venerini). Fundadora, maestra y virgen, nació en Viterbo, Italia, en 1656. Fue una de los cuatro hijos de una familia de clase noble. De niña hizo un voto de consagrar su vida a Dios a los siete años. Entró en el Convento de los Dominicos de Santa Catalina, pero solo permaneció allí durante unos meses debido a la repentina muerte de su padre. Sintió que Dios la llamaba a abrir una escuela para catequizar a mujeres jóvenes. Con la guía de su director espiritual, abrió más de cuarenta escuelas, ganando el apoyo del Papa Clemente XI. Su trabajo se hizo sentir a través de todas las regiones de Italia, ya que las mujeres estaban bien catequizadas en la fe y pronto se elevaba la vida moral y espiritual de ellas y sus familias, y por ende, toda la sociedad.

Fiesta: 7 de mayo.

Martirologio Romano: En Roma, Santa Rosa Venerini, virgen, que nació en Viterbo y fundó las Maestras Pías, con las cuales abrió en Italia las primeras escuelas para la educación de las niñas.

Biografía de Santa Rosa Venerini.

Santa Rosa Venerini nació en Viterbo, Italia, en 1656. Fue una de los cuatro hijos de su familia, y su padre era un famoso médico en Italia.

Desde muy temprana edad, Santa Rosa sintió el llamado de Dios, tanto así que la edad de siete años hizo un voto de consagrar su vida a Dios.

A la edad de veinte años, Santa Rosa Venerini tenía preguntas acerca de su futuro y decidió aceptar una oferta de matrimonio, pero su prometido murió poco después de su propuesta.

Después de esta desilusión, Santa Rosa Venerini, en ese mismo año entró en el Convento de los Dominicos de Santa Catalina, con la visión de cumplir su promesa. Apoyada en su Tía, la hermana Anna Cecilia, quien ya pertenecía al Monasterio, aprendió a escuchar a Dios en el silencio y en la meditación.

Solo permaneció en el monasterio durante unos meses, debido a la repentina muerte de su padre. Ella volvió a su casa para cuidar a su madre. Su hermano Domenico murió luego a la edad de 27.

Dos meses después, debido al dolor, su madre también murió. Su hermana terminó cansándose, dejando en casa solamente a Rosa y su otro hermano.

El llamado a la vocación.

Santa Rosa Venerini empezó a invitar a las niñas y jóvenes a su casa a rezar el Rosario. Rosa se dio cuenta de una triste realidad, la mujer promedio de la ciudad era una esclava de la cultura, la moral y la pobreza espiritual.

Bajo la guía de su director espiritual, Santa Rosa Venerini comenzó a ver cuál era la misión que Dios le encomendaba: dedicarse a la instrucción y formación cristiana de las jóvenes, no con encuentros ocasionales, sino con la educación formal.

El 30 de agosto de 1685 con la aprobación de su obispo, Santa Rosa abandonó la casa de su padre para fundar su primera escuela. Ella había madurado en su vida de oración.

El primer objetivo de esta fundadora era dar a las niñas pobres una formación cristiana completa y prepararlas para la vida en sociedad. Sin grandes pretensiones, abrió la primera escuela pública de niñas en Italia.

Eran niñas muy humildes, pero prometían mucho. El desarrollo humano y la elevación espiritual de la mujer era tan necesario que no se necesitó mucho tiempo para recibir el reconocimiento de las autoridades religiosas y civiles. Al principio encontró mucha resistencia, en su mayoría del Clero. A su juicio, la enseñanza del catecismo era responsabilidad de la Iglesia, no la de ella.

Santa Rosa Venerini se enfrentó a todos los que le oponían resistencia por el amor de Dios, con mucha valentía y respeto. Los frutos de esta obra, demostraron con el tiempo, que estaba haciendo la voluntad de Dios. Estos mismos clérigos reconocieron el impacto que tuvo la mejoría moral, espiritual y la educación entre las niñas y sus madres, en la comunidad y sus familias.

Santa Rosa Venerini y las Maestras Pías.

De 1692 a 1694, Santa Rosa Venerini abrió diez escuelas en Montefiascone, y los pueblos de los alrededores del lago Bolsena. El cardenal proporcionó los medios materiales y Rosa hizo las familias conscientes del valor de la educación para sus hijas, capacitó a los maestros, y organizó las escuelas.

Santa Rosa fundó su famosa casa de enseñanzas las Maestras Pías. Eventualmente, ella confió esas escuelas y maestros a la dirección de una mujer joven, Santa Lucía Filippini, con la aprobación del cardenal.

Santa Lucía organizó a los maestros de esa diócesis como congregación religiosa separada conocida como los maestros religiosos de Filippini.

El 24 de octubre 1716, las hermanas recibieron la visita del Papa Clemente XI, acompañado por 8 cardenales que querían observar sus lecciones. El Papa se dirigió a las Hermanas: "La señora Rosa, que está haciendo lo que nosotros no podemos hacer. Le agradecemos mucho, porque con estas escuelas está santificando a Roma"

En todos los lugares donde se abría una nueva escuela, al poco tiempo una mejora moral podría observarse en la juventud.

Muerte de Santa Rosa Venerini.

Santa Rosa Venerini murió santamente en la comunidad en la Basílica de San Marco en Roma, el 7 de mayo de 1728. En ese momento ella había abierto más de cuarenta escuelas.

En 1952, fue beatificada y sus restos fueron trasladados a la Casa Madre General de Roma. El Papa Benedicto XVI la canonizó el 15 de octubre del 2006.

Las hermanas llegaron a los estados desatados en 1909, para ayudar a los inmigrantes italianos en el país, establecieron los primeros centros de día en muchas ciudades del noreste de Estados Unidos. Sirven en Suiza, India, Brasil, Camerún, Rumania, Albania, Chile, Venezuela y Nigeria.

Oración a Santa Rosa Venerini.

Oh Santo Dios, que has levantado a la humilde Santa Rosa Venerini en tu Iglesia para mostrar a los demás el camino de la salvación, concédenos, con su ejemplo, seguir a Cristo el maestro, para que podamos venir con nuestro prójimo a tu presencia. Todo esto te lo pedimos por  nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén. Santa Rosa Venerini, ruega por nosotros para que, con trabajo constante, logremos alcanzar las glorias del Cielo.

Santos de la semana

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD