Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     
CONOCE TU FE - APRENDE SOBRE TU FE - FE CATÓLICA - DEFIENDE TU FE

8 consejos sobre la Confesión que te da un Santo

 
 
   
 
 
 

En la confesión hay que tener conciencia de qué dirás. Consejos: esfuérzate en recordarlo todo durante la confesión

 

La confesión es el Sacramento de la Reconciliación. Antes de realizar una confesión, sigue estos consejos, primero hay que tener conciencia de lo que vamos a decir, hay que hacer un esfuerzo en recordar todos esos pecados cometidos tanto voluntarios como involuntariamente en nuestra vida.

Los católicos creemos que Dios sana, a través de la Iglesia, en el Sacramento de la Reconciliación o Confesión. Este sacramento es para la curación espiritual. Los católicos creemos que Jesús dejó el Sacramento de la Penitencia porque solo la gracia de Dios puede sanar un alma herida.

La confesión es bíblica

Este poderoso sacramento de la Confesión fue instituido por Jesucristo en su amor y misericordia para ofrecer perdón a los pecadores por las ofensas cometidas contra Dios.

"Jesús les repitió: "¡La paz esté con vosotros! Como el Padre me envió a mí, así os envío yo a vosotros". Después sopló sobre ellos y les dijo: "Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les serán perdonados; a quienes se los retengáis, les serán retenidos". (Juan 20,21-23)

En la Confesión, reconocemos nuestros pecados ante Dios y su Iglesia. Expresamos nuestra tristeza de manera significativa, recibimos el perdón de Cristo y su Iglesia, reparamos a través de la penitencia lo que hemos hecho y decidimos mejorar en el futuro.

La penitencia nos ayuda a reparar los pecados que hemos cometido. Cuando una persona miente, engaña, roba o asesina, se llena de pecados que manchan su alma. Pecar no solo rompe las leyes de Dios, los 10 Mandamientos, sino que hiere espiritualmente al pecador, es por ello que necesitamos de la confesión para que nuestras heridas sean sanadas y sea reestablecida la gracia que perdimos con Dios.

Hay que hacer una recapitulación de nuestras vidas, a la luz de la Palabra de Dios, a la luz de los mandamientos del Amor de Dios, y no solo las que ocurrieron después de la última confesión, sino también, aquellos que no logramos decir por causa de omisión u olvido.

8 consejos sobre la Confesión

A continuación te presentamos 8 buenos consejos que nos dejó un gran Santo: San Francisco de Sales, en su libro: "Introducción a la vida devota, De la santa confesión". Espero que puedan ayudarte en este proeceso de conocer más a fondo lo que es este sacramento y amarlo mucho más.

1. Confiésate cada 8 días.

Confiésate devota y humildemente cada 8 días. Aunque la conciencia no te acuse de ningún pecado mortal; de esta manera, en la confesión, no sólo recibirás la absolución de los pecados veniales que confieses, sino también una gran fuerza para evitarlos en adelante.

2. Ten disgustos por tus pecados.

Ten siempre un verdadero disgusto por los pecados confesados: Por muy pequeños que sean, haz un firme propósito de enmendarte en adelante.

Muchos confiesan los pecados veniales por costumbre y como por cumplimiento, sin pensar para nada en su enmienda, por lo que andan, durante toda su vida, bajo el peso de los mismos, y, de esta manera, pierden muchos bienes y muchas ventajas espirituales.

3. No digas tus pecados de forma genérica.

No hagas acusaciones superfluas, que muchos hacen por rutina: Evita decir:

"No he amado a Dios como debía",

"No he rezado con la debida devoción",

"No he amado al prójimo cual conviene",

"No he recibido los sacramentos con la reverencia que se requiere"...

Y otras cosas parecidas. Diciendo esto, no le das un detalle a tu confesor del estado de tu conciencia. Examináte en las cosas específicas de la que hayas de acusarte, y, cuando las hayas descubierto, acúsate de ellas, con sencillez e ingenuidad:

"He visto un pobre necesitado, y no lo he socorrido como podía".

4. Confiesa la intención de tu pecado.

No te limites a decir los pecados veniales en cuanto al hecho; antes bien, acúsate del motivo que te ha inducido a cometerlos.

5. Decir la verdad completa por el cual pecaste.

No te contentes con decir que has mentido sin dañar a nadie: di si lo has hecho por vanagloria, para excusarte o alabarte, en broma o por terquedad.

6. Indicar la frecuencia del pecado.

Di si te has dejado llevar del placer en la conversación, y así de otras cosas.

Di si has caído muchas veces en esta falta, pues la duración acrecienta el pecado, porque es mucha la diferencia entre una vanidad pasajera, que aquella que ha recreado en nuestro corazón, durante algún tiempo

7. Sé específico del hecho por el cual pecaste.

Conviene decir el hecho, el motivo y la duración de los pecados, pues los que quieren purificar bien sus almas, para llegar más fácilmente a la santa devoción, han de ser muy diligentes en dar a conocer al médico espiritual el mal, por pequeño que sea, del cual desean ser curados.

8. No cambies de confesor frecuentemente.

No cambies fácilmente de confesor, sino, una vez hayas elegido uno, continua dándole cuenta de conciencia, los días destinados a ello, confesándole ingenua y francamente los pecados que hubieres cometido, y, de vez en cuando, por ejemplo cada mes, o cada dos meses, dale también cuenta del estado de tus inclinaciones...

"La confesión y la contrición son tan bellas y de tan buen olor, que borran la fealdad y disipan el hedor del pecado". San Francisco de Sales.

Más sobre la Confesión.

 
 
Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
  Facebook      Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
manos abiertas para recibir tener un director espiritual recibir consejos
 
figura demonio oscura demonio engana a ninos y jovenes
 
papa francisco levanta su pulgar ok frases del papa francisco ser verdadero cristiano
 
hombre y mujer mirandose consejos para ser una mejor esposa
 
mujer feliz acostada grama con hija sonrie parque
 
 
novena a la virgen de la medalla milagrosa dia
 
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco sentado silla papal denuncia creciente violencia contra pueblo judio
 
- Lo más leído -
 

El Alma de Cristo: La oración que todo católico debe rezar

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Una poderosa oración de sanación interior para el corazón

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

¿Comulgar sin confesarse? Ten mucho cuidado.

9 consejos para ir a Misa con tus hijos y enseñarles su valor