Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe

La oración de perdón. Prepara tu corazón con esta oración de perdón y realiza una buena confesión de los pecados

Una buena oración de perdón, puede llevar a tu corazón a una transformación y a una buena confesión de los pecados. El arrepentimiento significa buscar el perdón sincero de todo el mal que hayamos causado o en el que nos encontramos inmerso, pero más allá de eso, con una oración de perdón que dispone el alma para una buena confesión, podemos lograr la transformación de nuestras actitudes y de nuestra vida.

Una palabra que encontramos en el Nuevo Testamento: "METANOIA", significa un cambio profundo de mentalidad, algo así es lo que debemos buscar con una buena confesión de los pecados

El arrepentimiento o penitencia no es una cuestión de infligir dolor o dificultad en nosotros mismos por nuestro propio bien, sino que significa sentir remordimiento sobre aquellas acciones que fueron dañinas para nuestra alma o para los demás.  

La penitencia, el ayuno, la oración, las obras de misericordia, dar a los más necesitados, etc, se hace porque queremos agradar al Señor y sabemos que su Reino se acerca, nos arrepentimos con el fin de creer en las buena noticia.

Una oración de perdón realizada con mucha fe, puede causar un profundo cambio de mentalidad, un profundo cambio en nuestro interior que nos permite ver con mayor claridad lo que Dios está haciendo en nosotros y por nosotros.

3 viajes para lograr el arrepentimiento sincero

A continuación, el Padre Eliécer Salesman, en su libro titulado: "Cómo hacer una buena confesión", nos da algunas pautas para conseguir el verdadero arrepentimiento del corazón y disponernos para una buena confesión interior

1. El Calvario

Ir al Calvario y recordar todo lo que Jesús sufrió por nosotros (leamos por ejemplo, el Capítulo 27 de San Mateo)

Esto ayuda mucho a arrepentirse de los pecados pues ellos fueron los que crucificaron a Jesús.

2. Imaginar el Cielo

Ir con la imaginación al Cielo y pensar en las alegrías y felicidad que allá nos esperan. Pero pensar: todo eso lo perderé si sigo pecando.

Este pensamiento lleva a aborrecer completamente el pecado.

3. Imaginar el infierno

Ir con la imaginación al Infierno. "los malos tendrán castigo eterno" (Mateo 25,46) y pensar que allá podemos ir también nosotros si no abandonamos nuestros pecados y malas costumbres.

A millones de personas los ha salvado esto y los ha alejado de sus pecados.

Hagamos pues estos tres viajes con la imaginación: veremos el buen resultado

A continuación, te ofrecemos una oración de perdón que puede ayudarte al arrepentimiento sincero del corazón antes de ir a hacer una confesión, una muy buena confesión.

Oración de perdón para antes de la confesión

Dios mío, heme aquí de nuevo con el ánimo de recibir tu perdón a través del poderoso Sacramento de la Penitencia.

Bajo tu mirada, bajo a examinar con cuidado mi conciencia y a escudriñar lo profundo de mi corazón en busca de aquellas fallas que han causado heridas en mí mismo y en los demás.

Ilumina mi mente y corazón para poder ver todos mis pecados y dame tu gracia para que me acerque con toda confianza a tu amado Sacerdote que está aquí como tu representante.

Ayúdame a conocer bien la causa de mis pecados y a encontrarle una solución verdadera. Te pido perdón por ofenderte con ellos. Haz que los deteste sinceramente y que me corrija.

Arrepentido por los errores cometidos, acudo a tu divinidad, a tu amor de Padre para que me cobijes y me llenes de tu poder para no volver a cometerlos

Y a ti, Oh Virgen María, Madre de todo consuelo y de las divinas gracias, concédeme ser sincera(o) en mi confesión y renacer a la gracia de una manera más generosa y entusiasta.

Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor

Amén

El perdón, el arrepentimiento, la metanoia, la reconciliación, el hacer penitencia y la conversión, son todas las palabras que describen el viaje por el cual nos abrimos al amor y a la compasión de Dios y nos ayudan a vivir mejor con nuestros hermanos, permitiendo que nuestra perspectiva de vida haga un cambio radical, para responder así al don que Dios nos ha regalado.

"La Penitencia o arrepentimiento no es simplemente un ejercicio que hacemos de vez en cuando. Es, por decirlo así, de lo que se trata nuestra vida.

La tradición de la Cuaresma, por ejemplo, hace un llamado a todos para ver las semanas previas a la Pascua como un tiempo... que identifica nuestra vida humana y toda nuestra historia como un proceso de conversión que se pone en marcha ahora con el fin de encontrarnos con el Señor al final de los tiempos". (Benedicto XVI, Audiencia General, Miércoles de Ceniza 2012)

 
Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD