Conoce tu fe / Caminando en la fe

Batallar, enfrentar las pruebas y retos, superarlos y salir victoriosos ¿Cómo?

 
 
   
 
 
 

Tenemos que esforzarnos, dar lo mejor de nosotros en cada situación difícil para vencer ese problema o circunstancia que nos está dañando

 

Muchas son las pruebas y retos que se nos presentan en la vida, es por ello que, aprender a dar la batalla y superarlas, es una de nuestras tantas etapas por las que debemos atravesar si no queremos salir derrotados cuando se presenten estas circunstancias difíciles que a veces pueden golpear con tanta fuerza que sentimos desvanecer nuestra vida.

Antes de entrar en esta pequeña mini reflexión, te invito a que te apartes un momento de lo que estés haciendo y, en oración con Dios, pongas en sus manos todas tus necesidades.

Oración de confianza

Te doy gracias Dios mío por este día que me has concedido vivir.

Tú eres un Dios de amor y de justicia. Eres Tú mi consuelo, Eres el Dios que salva y da la vida. Te ruego que en este momento quites de mi corazón todo sentimiento de miedo frente al futuro, dame tu seguridad y paz.

Ven Señor, limpia mi corazón de todo sentimiento negativo y de toda emoción destructiva. Envía la abundancia de tu gracia sobre mí para que pueda verme libre de toda equivocación.

Mi Dios, que sea valiente, sin miedos y con ganas de seguir luchando ante cualquier situación que parezca complicada ¡Contigo todo es posible!

Amén.

Batallar, enfrentar la prueba y vencerla

Ninguno de los que creemos en el poder de Dios, podemos andar por la vida con sentimientos de derrota, no podemos ser cobardes, ni dar pasos atrás cuando la situación se complica. Tenemos que ser personas capacer de enfrentar todo tipo prueba y de superarla; pero ¿cómo hacerlo?

Primera arma: el escudo de la fe

Dios ha depositado en cada uno de nosotros, la fuerza y los talentos que necesitamos para vencer todas las dificultades, solo tenemos que CREER y poner nuestro grano de arena, es decir, poner todo de nuestra parte y no dejarle todo el trabajo a Dios.

En su Carta a los Efesios, San Pablo nos deja palabras de poder:

"Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, con el que podrán apagar todas las flechas encendidas del Maligno". (Efesios 6,16)

He aquí nuestra primera arma: ¡PROTEGERNOS! con el escudo de la fe. No hay mejor arma que estar bajo la sombra protectora del Altísimo. Recuerda: somos hijos de un Padre amoroso que nunca nos abandonará en medio de la prueba.

Segunda arma: La Santa Misa y la oración

Tenemos que esforzarnos, dar lo mejor de nosotros en cada situación para vencer ese problema o circunstancia que nos está dañando. ¿Cómo podemos hacerlo?: nuevamente San Pablo nos tiene un gran consejo

"No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios". (Filipenses 4,6)

La Eucaristía significa "Acción de gracias" y proviene de la palabra griega "eucharistein", pero esta Acción de Gracias" en el pueblo judío, se dirige únicamente a Dios, es decir: Eucaristía es una Acción de Gracias a Dios.

No queremos vernos derrotados por los problemas diarios; por el contrario, queremos triunfar y salir adelante, entonces: ofrezcamos siempre nuestra Acción de Gracias a Dios por todo lo que ha hecho en nuestra vida, elevando continuamente nuestras oraciones en las peticiones de la Santa Misa.

Muchos han logrado salir adelante: ¿Por qué tú no?, solo basta CREER en lo que Dios puede hacer en tu vida, participar de la Santa Misa, dar Gracias "Eucaristía" y elevar siempre tus súplicas al Cielo.

Toma las riendas de tu vida en este momento, aprovecha las oportunidades que Dios te ha dado, aférrate a su amor.

Oración de entrega

Señor mío y Dios mío, gracias por tu amor y tu amistad. Gracias porque sé que hoy me acompañarás en todas mis tareas, deberes y acciones y me ayudarás a que todo salga bien, como Tú lo tienes planeado.

Me pongo ahora en tus manos. Ayúdame a estar seguro de mí mismo y a ser una persona de bien para los demás.

Ven mi Dios, toma lo mejor de mí, por muy pequeño que sea y transformalo en algo grande para mi alma, en bendición para mi vida y la de los míos.

Pongo en tus manos mi corazón para que lo moldees y le hagas brotar de él toda esa capacidad de amar que ha mantenido oculto bajo las sombras de mis egoísmos.

Gracias Señor, sigo confiando en tu Palabra poderosa que renueva, fortalece y da nueva vida en el Espíritu.

Amén.

 
 
Redacción: Qriswell Quero de Pérez, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero de Pérez, venezolano, casado, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con anunciar el Evangelio. Entregado al servicio en todos los aspectos de mi vida. Mi lema es: Quien a Dios tiene nada lo detiene

 
 
 
Estimado lector: ¡Gracias por leernos! Tú; formas parte de este portal que renueva la fe y la esperanza. Queremos seguir comprometidos con esta labor y nos gustaría contar contigo, si está en tus posibilidades, apóyanos con un donativo que pueda ayudarnos a cubrir nuestros costos tecnológicos y poder así llegar a más personas. ¡Te necesitamos!
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
persona poniendo las manos hacia arriba con palmas para sostener agua lluvia
 
celebrando la santa misa fieles de pie rezar por fieles difuntos
 
papa francisco rezando con los ojos cerrados le sostienen el microfono
 
papa e hijo sentados en un muelle viendo el lago y sonriendo
 
mujer orando con las manos abiertas sentada en los bancos de la iglesia
 
 
mujer sentada en acerca brocal tristeza
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco sentando en la silla papa pensando con la mano en el rostro menton
 
- Lo más leído -
 

Papa Francisco: ¿Quieres ser santo? Muérdete la lengua y deja de criticar

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

¿Cómo orar cuando alguien te hace sufrir? Oración por quien te hace sufrir

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

5 pasos para orar cuando sientes preocupación y angustia en el corazón

Consejos de un exorcista: 4 formas de mantener alejado al demonio