Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe
amar a la virgen maria es amar a Dios jesus cristo

Cuanto más crece nuestro amor por la Virgen María, crecerá mucho más nuestro amor por Jesús, recordemos que su alma proclama la grandeza del Señor

¿El amor a la Virgen María me distrae del amor a Dios?.

Muchos no católicos me han hecho esta pregunta sobre María, ellos dicen: "Mira lo entiendo, ella es muy importante, y una Santa, pero pienso que los católicos se van por la borda. Quiero decir, ¿por qué enfocarse tanto en ella si puedes ir directamente con Dios mismo? ¿No es una distracción?" ¿Amar a la Virgen María podría distraerme de amar a Dios por sobre todas las cosas?

El amor a María y el amor a Dios.

Muy a menudo, cuando estos hermanos nos dicen eso, nos recuerdan el siguiente pasaje de la escritura: "Jesús le respondió: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu»" (Mateo 22,37) y luego, comúnmente concluyen con algo así como esta frase: "¿para qué gastar tanto tiempo y energía siendo devoto de María?, no es posible que ames a Dios con todo tu corazón, mente y alma si haces eso".

Pero yo pienso que todo ese análisis proviene de una falsa comprensión de cómo funciona el amor, creo que se comete un gran error el pensar que nuestro amor es como nuestra energía o nuestro tiempo que se van gastando en cada situación.

El Amor no es como el tiempo o la energía.

Tenemos una cantidad de tiempo y energía en nuestro día, son aspectos que "suman cero" en nuestras vidas, mientras más gastemos de ellos en una cosa, menos podemos gastar en otra. Pero el amor no funciona así.

Los padres que ya tienen un hijo, a veces no están seguros si pueden tener más hijos, piensan que para poder amar a otro niño van a tener que amar a su primer hijo menos, pero cualquier padre de una familia numerosa, puede decir que así no es como funciona. El amor no se divide entre nuestros niños como nuestro tiempo y energía, de hecho, el amor se multiplica.

Aquí hay otra manera de verlo: Yo estoy casado, entonces ¿por amar directamente a mi esposa quiere decir que yo amo menos a Dios? ¿Quiere decir que por pasar toda mi vida sirviéndole a ella (como estoy llamado a hacerlo) soy incapaz de amar a Dios con todo mi corazón, mente y alma, ahora? ¡No!, por supuesto que no, de hecho es todo lo contrario. Como una persona casada, la forma práctica y primaria de amar a Dios es a través del amor a mi esposa (y a los hijos que tenemos). Así que mi esposa no me roba el amor a Dios, sino que más bien, es un conducto para amarlo a él mucho más.

Aún mejor, ella es como un gran lente de aumento para mi amor a Dios. Cuando la amo, mi amor no termina en ella, sino que fluye a través de ella y le da el poder de amar a Dios y a otros mucho más. Ahí es donde sucede la magia de la multiplicación del amor.

Y Dios, no solo nos enseña este truco de multiplicar el amor a través del sacramento del matrimonio, y a través de nosotros siendo miembros del Cuerpo de Cristo, Él también lo explica muy bien en Mateo 25,40 cuando dice "cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños, de estos mis hermanos, me lo hicieron a mí."

Así que, no son solamente nuestras esposas o esposos esos lentes de aumento, sino todos y cada uno de nuestros semejantes también. Así que, usted tiene la opción de "amar a Dios directamente" (sin pasar a través de todos los demás), o de amar a Dios a través de billones de lentes de aumento que Dios ha puesto en su camino, la respuesta para cualquier amante de Dios es clara.

Amar a María es amar a Jesús

¿Y María como queda en esto? Bueno, ella solo pasa a ser el más grande, puro, fuerte y potente lente de aumento que existe y que apunta directamente a Jesús. Por eso la amamos tanto. Las Escrituras afirman eso también, en Lucas 1,46 cuando María dice: "Proclama mi alma la grandeza del Señor".

Ahí lo tienen amigos, cuanto más crece nuestro amor por María, crecerá mucho más nuestro amor por Jesús. Ella magnifica a Jesús por nosotros como nadie más podría hacerlo, y hace lo mismo con nuestras oraciones al presentárselas a Él. Todo eso se confirma en mi experiencia personal también, la gente que he conocido en la vida, que aman de forma más clara y puramente a Jesús, tienen también las devociones más fuertes a sus semejantes, y muy especialmente a María.

Sobre la Virgen María.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Fallible Blogma
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD