Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
comida saludable hacer dieta convertirse llegar ser gula

Conoce cómo el comer alimentos saludables y hacer dieta puede llegar a ser gula. No permitamos que el amor por la comida rija nuestras vidas y sea prioridad

Cómo el hacer dieta y comer saludable puede convertirse en gula.

Una de las formas más prevalecientes de la gula en el mundo de hoy es el de "la gula de lo exquisito". Como cultura, hemos propagado exitosamente la campaña en contra de comer en exceso y hemos enfocado nuestras energías en combatir la obesidad. Pero hay algo que debemos preguntarnos en todo esto: ¿comer alimentos saludables y hacer dieta puede llegar a ser gula?

La comida saludable y la Gula.

En este proceso de comer saludables por nuestro propio bien, sin embargo, puede terminar en el de hecho de que pongamos todas nuestras energías hacia la comida y ahora nuestros estándares extremadamente altos, puede llegar a convertirnos en personas poco caritativas y muy difíciles de complacer.

En la obra satírica de apologética cristiana, del autor británico C.S. Lewis, llamado "Las Cartas del Diablo a su Sobrino", hay una situación de reflexión que se desarrolla de esta manera:

"Uno de los grandes logros de los últimos cien años ha sido amortiguar la conciencia humana en la gula… Esto se ha logrado concentrando todos nuestros esfuerzos en la gula de lo exquisito, no en la gula por exceso… [La madre del paciente] es positivamente un terror para meseros y sirvientes.  Ella siempre está rechazando lo que se le ha ofrecido para decir con recato y una pequeña sonrisa: "Oh por favor, por favor, todo lo que quiero es una taza de té muy diluido y la tostada más pequeña que encuentres"... Ella nunca reconoce como gula su determinación por obtener lo que ella quiere, sin importar cuan problemático sea para otros. La mujer está en un estado mental de "Lo único que quiero".  Lo único que quiere es una taza de té hecha correctamente, o un huevo perfectamente cocinado, o una tostada perfecta.  Pero nunca encuentra un sirviente o algún amigo que pueda hacer estas cosas "correctamente", porque su definición de "correctamente" encierra una demanda insaciable, y casi imposible, de los placeres palaciegos... Mientras tanto, la decepción diaria produce un diario enojo: el cocinero renuncia y las amistades se enfrían". (87-89)

Hablando generalmente, el pecado de la gula es "la indulgencia excesiva de alimentos y bebidas" (Enciclopedia Católica). Santo Tomás de Aquino especifica la gula en dos definiciones,

"La gula denota la concupiscencia desordenada en el comer.  Ahora dos cosas tienen que ser consideradas en la comida, los alimentos que comemos y el comer de los mismos.  Por lo tanto la concupiscencia excesiva puede ser considerada de dos maneras. Primero, con respecto a los alimentos consumidos: y por lo tanto, en cuanto a la sustancia o especie del alimento que se busca, por ejemplo: "suntuoso". Los alimentos más costosos; lo que respecta a su calidad, el buscar comida preparada muy bien, es decir, "Delicadamente", y en cuanto a cantidad, es superior al comer "demasiado". Segundo, la concupiscencia desordenada es considerada como el consumo de la comida: ya sea porque uno anticipa el momento adecuado para comer, que es comer "a toda prisa , o uno no observa la debida forma de comer, por el consumo de "avidez". Isidoro combina la primera y la segunda en una sola premisa,  donde dice que el glotón se excede en "lo que come", o en "cuanto come", "cómo" o "cuándo come". 

Un gran resumen de todo esto lo podemos encontrar a través de las palabras del Apóstol San Pablo en la Carta a los Filipenses:

"Su fin es la perdición, su dios es el vientre, su gloria está en aquello que debería avergonzarlos, y solo aprecian las cosas de la tierra". (Filipenses 3,19)

La obesidad es una causa por la cual vale la pena luchar y nuestros cuerpos son "El Templo del Espíritu Santo". Debemos comer adecuadamente y esforzarnos por comer alimentos que sean sanos. Sin embargo, la caridad es una virtud que debemos practicar, especialmente cuando somos invitados en la casa de alguien.

El amor por la comida puede llegar a ser Gula

No debemos permitir que nuestro amor por la comida rija nuestras vidas y que sea un estándar prioritario para todas las decisiones que tomamos. Debemos pensar en los pobres de este mundo. Ellos no pueden escoger lo que comen; no tienen los lujos que muchos de nosotros tenemos. Ellos simplemente comen lo que les ofrecen y están eternamente agradecidos por lo que reciben,  porque ellos no saben cuándo pueden volver a comer. 

Podemos aprender de los pobres y mientras tomamos decisiones consientes con respecto a los alimentos, también debemos estar agradecidos por lo que recibimos. Alguien ha invertido tiempo y energía en preparar algo para nutrir nuestros cuerpos; eso también lo debemos agradecer. Y como en todo, debemos ser prudentes y educar bien nuestra conciencia de manera que tomemos las decisiones correctas.

Más sobre la Salud.

Redacción: María Mercedes Vanegas, PildorasdeFe.net | Con información de: PhilipKosloski.com
Nicaragüense viviendo en Alemania, soltera, ingeniera y - a ejemplo de San Francisco Javier - misionera en esta era tecnológica. Identificación evangelizadora: Ay de mí si no predico el Evangelio, pues muchos cristianos se dejan de hacer, por no haber personas que se ocupen en la evangelización
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD