Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Virgen María
mayo mes de maria dia  rezar rosario todos los dias

Devoción para el día 3 de mayo, mes de María. María es madre de Jesús. Si Jesús es Dios, María dio a luz al Dios vivo. Rezar el Santo Rosario cada día

Mayo, mes de María. Día 3: Rezar el Rosario todos los días.

No solo los católicos reconocen a María como la Madre de Dios. Los cristianos ortodoxos orientales también honran a María como la Theotokos, la portadora de Dios o dadora de Dios. Incluso, los padres del protestantismo, Lutero y Calvino reconocieron que María era la Madre de Dios. Y como Madre de Dios, en este día 3 de mayo, mes dedicado a María, queremos dedicarle unos momentos especiales a través de espacios en nuestras vidas para rezar del Rosario todos los días. Es como ofrecerle un ramo de Rosas a diario.

¿Por qué María es Madre de Dios?

Pues porque es la madre del Verbo divino Encarnado, la madre del Dios hecho hombre.

Numerosas Escrituras identifican a María como la madre de Jesús (Juan 2,1, Mateo 1,18,12,46). Puesto que Jesús es Dios (Juan 1.1), María debe ser reconocida como la que dio a luz a Dios en su vientre.

La Virgen María, por supuesto, no es la madre de la Trinidad ni de la naturaleza divina de Jesús. Sin embargo, la Palabra de Dios, hecha carne, fue el niño que ella concibió en su vientre y el niño a quien ella dio a luz.

La profecía de Isaías 7,14 se aplica a Jesús y María en Mateo 1,23. María es la virgen que da a luz a Emmanuel (Dios con nosotros).

Probablemente el más fuerte apoyo bíblico a María como Madre de Dios se encuentra en Lucas 1,43, donde Isabel habla de María como "Madre de mi Señor". La palabra griega para Señor usada aquí, "kyrios", fue usada como traducción de la palabra hebrea para el nombre personal de Dios, YHWH, hablada por los judíos como "Adonai" o "Señor". (Catecismo de la Iglesia Católica, N° 446)

Mayo, mes de María.

Durante el mes de mayo, mes de María, queremos sentir esa especial protección de nuestra Madre. Ella acude a nosotros a través de esta preciosa devoción. Nos llenamos de alegría y nuestro corazón salta de gozo al saber que estamos apadrinados por la Reina de los Cielos. Ella es capaz de conseguirnos iluminación y Sabiduría de Dios para alcanzar nuestros propósitos. Que en este mes, todos los católicos acudamos a ella y nos pongamos bajo su protección y amparo en las grandes dificultades que atravesemos. Su corazón de Madre no fallará, nos hará más amorosos y más llenos de la misericordia de Dios Padre.

Día 3 del mes de mayo, mes de María.

Comenzamos ahora la devoción a María en el mes de mayo. Aprovechemos estos treinta y un días de especial devoción, para consagrarnos al inmaculado corazón de María.

Ella quiere ayudarnos a fortalecer nuestra confianza y que tengamos una relación íntima, única y especial con su amado hijo Jesús. Que en este mes de María, podamos sentir que somos hijos amados.

1. Oraciones iniciales del mes de María.

Para el día 3 de la devoción del mes de María, vamos a venerar a nuestra madre con el rezo del Santo Rosario, un rezo adecuado para estos tiempos que vivimos.

Señal de la Cruz.

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Acto de contrición.

Jesús, mi Señor y Redentor: Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos, ofendí a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar, y confió en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén

Pida aquí la gracia que desea alcanzar.

2. Oración a Jesús por María.

Jesús mío, me gusta orar a María, tu Santa Madre, ella me enseña con su manera de vivir, a ser dócil a tu Palabra, a tomarla en serio, y a dejarse guiar por ella; pero también María se presenta como una servidora, como una que sale a ayudar a su prima Isabel, cuando esta la necesita. Así quiero ser yo, mi Señor y mi Dios, quiero ser uno que es dócil a tu Palabra y que sale de sí a servir a los hermanos que tanto necesitan de Ti. Gracias por darme la oportunidad de ver a María y de aprender de ella, gracias por su amor de Madre y por todas las bendiciones que a través de ella, nos has dado a nosotros que la amamos y la descubrimos como modelo de discípulo que Tú nos has llamado a seguir. Confío en tu compañía y en tu Bendición Señor, gracias por todo lo bueno que me das por ayudarme a ser cada día un mejor ser humanos. Cómo mi madre María, me uno a sus eternas palabras de entrega que hacen y harán eco en nuestra historia de salvación: Hágase en mí según tu Palabra. Amén

3. Oración de petición a María.

Santa María, Madre de Dios y Madre mía. Eres más madre que todas las madres juntas: cuídame como Tú sabes. Grábame, por favor, estas tres cosas que dijiste:

  • "No tienen vino". Oh María, como madre, te ruego que presentes siempre a tu Hijo mis necesidades y las de todos tus hijos.
  • "Hagan lo que Él les diga". Santa Madre de Dios, dame luz para saber lo que Jesús me dice, y amor grande para hacerlo fielmente.
  • "He aquí la esclava del Señor". Te pido, María, que eres Madre de amor, que yo no tenga otra respuesta más que esta, ante todo lo que Cristo me insinúe.

4. Reflexión para el día 3 de mayo, mes de María.

Meditamos sobre: El Rezo del Santo Rosario todos los días.

En el año 1917 la Virgen de Fátima se apareció a tres pastorcitos, que estaban en una cueva, mientras su rebaño pastaba. Lucía, una de las pastoras, cuenta:

"La aparición no se realizó el día 13 de agosto en Cova de Iría porque el Administrador del Ayuntamiento apresó y llevó a Vila Nova de Ourem a los pastorcitos con la intención de obligarlas a revelar el secreto que les había dicho la Virgen que solo podrían desvelar al Papa. Los tuvo presos en la Administración y en el calabozo municipal.

Les ofreció los más valiosos regalos si descubrían el secreto. Los pequeños videntes respondieron:

  • No lo decimos ni aunque nos den el mundo entero.

Los encerró en el calabozo. Los otros presos que estaban en el calabozo les aconsejaron:

  • Pero decid al administrador ese secreto ¿qué os importa que esa Señora no quiera?
  • ¡Eso no, respondió Jacinta, prefiero morir antes que no hacer lo que nos ha dicho la Virgen!

Y los tres niños rezaron con los otros presos el rosario, delante de una medalla de Jacinta colgada de la pared.

El administrador, para atemorizarlos, mandó preparar una caldera de aceite hirviendo, en la cual amenazó asar a los pastorcitos si no hacían lo que les mandaba. Ellos, aunque pensaban que la cosa iba en serio, permanecieron firmes sin revelar nada". Ni siquiera en esas circunstancias dejan de rezar el rosario porque la Virgen se lo ha pedido, y saben que le gusta. Ojalá tú tampoco dejes de dar ese gusto a tu Madre: dile que todos los días de este mes tratarás de regalarte el rezar, al menos, un misterio del Rosario (un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloria). Es muy fácil, y ¡cómo le gusta!

Ahora, si te parece, puedes comentar con María este propósito. Después termina con la oración final

5. Oración final.

Amado Jesús, al igual que María, tu Santa Madre, quiero estar abierto siempre a la acción del Espíritu Santo, configurarme completamente a tu amor y tu misericordia. Como ella, acepto también ser tu esclavo, tu siervo, atento siempre a escuchar tu Palabra y hacerla una acción de vida. Deseo responderte siempre con generosidad y sencillez, como lo hizo María, quien supo escucharte y obedecerte desde siempre. Y a ti, Oh María, amada universal del Verbo, la nueva Eva escogida, auxilio de los pecadores y de los que buscan tu intercesión, acógeme siempre bajo tu manto protector, soy también tu hijo y sé que te preocupas por mí. Te ruego que poses tu mano sobre mis hombros y me guíes por el camino de tu hijo Jesús. Como tú, quiero poder decir y sentir con toda la pasión de mi alma: "Mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador". Amén.

Intenciones de oración para el 3 de mayo.

Maria nos hace descansar en la presencia de Dios Padre. Su ternura de Madre hace que nos sintamos acogidos y protegidos bajo el manto de su amor. Acudimos a ella en este día 3 de mayo, para presentarle a todos aquellos matrimonios que están en crisis o separados. Que Dios les conceda Sabiduría y paciencia para poder reconstruir su relación y que nada pueda romper las promesas de ese vínculo. Cada día de mayo vamos a realizar una petición especial. También puedes unirte a nosotros con tus intenciones de oración. Escribe tus peticiones de oración en los comentarios para unirnos a una sola voz. Si quieres puedes unirte a nuestro rezo del Santo Rosario diario en nuestro canal de YouTube. Que, este mes de mayo de dedicado a María, podamos encontrar seguridad y consuelo para seguir avanzando, al lado de nuestra Madre, por ese camino que Dios quiere que sigamos. Todas tus intenciones de oración las puedes escribir en los comentarios, las ofrecemos a la Virgen María en este mes de mayo rezando el Rosario.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Padre José Pedro Manglano
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD