Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe
la uncion del espiritu santo formas en que se derrama

Todo el que es espiritual tiene una misión y debe saber a dónde va. La Unción del Espíritu Santo puede se derrama de estas siete formas

7 formas en que se derrama la Unción del Espíritu Santo.

Predicar la palabra de Dios no es sólo predicar a Jesús, sino también que Jesús predique a través de las palabras y acciones en nosotros. Esta palabra que llega a cada corazón de los fieles sigue siendo traída por el Espíritu Santo de Dios. La Palabra y el Espíritu de Dios están inseparablemente unidos. Por eso toda predicación fiel de la palabra de Dios, cada gesto de misericordia que tenemos con el prójimo, va acompañado de lo que se ha llamado la unción del Espíritu Santo de Dios.

Jesús es el Verbo hecho carne, es la Palabra viva que habitó entre nosotros para derramar la unción poderosa del Espíritu Santo y hacernos crecer en su dirección. Las Escrituras del Antiguo Testamento revelan a los mandamientos de Dios, no sólo como reglas que deben ser obedecidas, sino como una expresión misma del amor en cada uno de nosotros.

Existen diversas maneras en las que el Antiguo Testamento revela que la ley de Dios, no es simplemente un mandato para la vida. Hay 2 cosas que aprendemos de ellas:

  • La Palabra y el Espíritu de Dios trabajan juntos prudiciendo vida (Gen. 1:1-2:24);
  • Cuando Dios habla, revela Quién es y por lo tanto, también revela su misión salvadora en este mundo (Éxodo 3:14 6:1-8).

Somos seres humanos creados a imagen de Dios desde el amor y para el amor. Las personas que se alinean con el amor de Dios y su voluntad, terminan adentrándose en las profundadidades de la Verdad de la palabra de Dios y, como dice San Pablo, serán transformados por la renovación de su mente (Romanos 12:1-2) Viéndolos desde otras perspectivas, serán llenados con la unción del Espíritu Santo.

7 maneras de unción del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es quien guía en la dirección del conocimiento y la verdad de Dios con las 7 formas de unción del Espíritu Santo que, previamente les fueron conferidos a Cristo. Estos son los siete Pentecostés del Mesías y tú, unido al ser de Cristo por el bautismo, debes y puedes también recibirlo.

1. Primera Unción: En el Vientre de Maria.

"María respondió al ángel: "¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón? El ángel le respondió: "El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios." (San Lucas 1, 34-35)

Aquí Jesús recibe la primera Unción para santificar y hacerse Hijo de Dios. Jesús nace santo, nosotros nacemos pecadores pero lo que en Jesús es por naturaleza (Santidad) en nosotros es por adopción. Es por eso que cada uno de nosotros tenemos nuestro Primer Pentecostés el día de nuestro bautismo. Ese día bendito el Espíritu de Dios descendió Sacramentalmente y nos restituyó a la Gracia de Dios dándonos la capacidad y la posibilidad de ser Santos e Hijos de Dios.

En el Bautismo somos ungidos Santos:

  • Al recibir la Gracia
  • Al hacernos Hijos de Dios

2. Segunda Unción: En el vientre del Jordán.

"Yo los bautizo con agua para que se conviertan; pero aquel que viene detrás de mí es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de quitarle las sandalias. Él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego. Tiene en su mano la horquilla y limpiará su era: recogerá su trigo en el granero y quemará la paja en un fuego inextinguible. Entonces Jesús fue desde Galilea hasta el Jordán y se presentó a Juan para ser bautizado por él. Juan se resistía, diciéndole: "Soy yo el que tiene necesidad de ser bautizado por ti, ¡y eres tú el que viene a mi encuentro!" Pero Jesús le respondió: "Ahora déjame hacer esto, porque conviene que así cumplamos todo lo que es justo". Y Juan se lo permitió. Apenas fue bautizado, Jesús salió del agua. En ese momento se le abrieron los cielos, y vio al Espíritu de Dios descender como una paloma y dirigirse hacia él. Y se oyó una voz del cielo que decía: "Este es mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección". (San Mateo 3, 11-17) 

El Bautismo de Juan es un rito judío de cambio de vida, Jesús recibe aquí la segunda Unción del Espíritu. En esta unción Jesús es llamado a cambiar de vida, de Carpintero Nazareno a Mesías, Jesús se dispone a hacer la voluntad de Dios y es por eso que Dios lo llama "Hijo Amado"

Nosotros tenemos que tener un Jordán para cambio de vida y ajustarnos a la voluntad de Padre, ese día de conversión en que decidimos cambiar de vida y ajustarnos a la voluntad del Padre El nos da una nueva Unción del Espíritu para que podamos hacer el cambio a pesar de las dificultades que se nos presentarán, esta unción es necesaria pues nadie por sus propios medios puede cambiar.

3. Tercera Unción: En el vientre del Desierto.

"Jesús, lleno de Espíritu Santo, se volvió del Jordán, y era conducido por el Espíritu en el desierto, durante cuarenta días, tentado por el diablo. No comió nada en aquellos días y, al cabo de ellos, sintió hambre. (San Lucas 3,1-2)

Jesús una vez que decide hacer la voluntad del padre es enfrentado por el Espíritu al demonio para que de la batalla. Todo el que quiere hacer la voluntad de Dios es llevado a su propio desierto por una unción del Espíritu, en esta aridez que sigue a la conversión se encuentra con el Diablo y es el Espíritu quien nos empuja con su unción a dar la batalla, solo los batalladores son espirituales. Y tú, para caminar en santidad debes de recibir esta unción y dar la batalla.

4. Cuarta Unción: En el vientre de la Sinagoga

"Vino a Nazaret, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura. Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor. Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él. Comenzó, pues, a decirles: "Esta Escritura, que acabáis de oír, se ha cumplido hoy." (San Lucas 4,16-21)

Una vez que Jesús decide su misión y da la batalla con el demonio el Espíritu le da una Unción especial en medio de los suyos, En esta Unción proclama a SU mundo SU misión empujado por el Espíritu, el Espíritu y nos habla y define cual es su Misión. Una vez convertidos y dada nuestra batalla tenemos que definir como vamos a llevar esta misión y donde, Dios Padre nos llama a proclamar y vivir la misión que hemos escogido pero es una misión que actúa y tiene signos de liberación, Para eso recibimos una nueva Unción.

5. Quinta Unción: En el Vientre de la Iglesia.

"Regresaron los 72 discípulos alegres, diciendo: "Señor, hasta los demonios se nos someten en tu nombre. El les dijo: "Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. Mirad, os he dado el poder de pisar sobre serpientes y escorpiones, y sobre todo poder del enemigo, y nada os podrá hacer daño; pero no os alegréis de que los espíritus se os sometan; alegraos de que vuestros nombres estén escritos en los cielos." En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en el Espíritu Santo, y dijo: Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios e inteligentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; y quién es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar." (San Lucas 10,17-22)

El Cristiano es aquel que vive en la Alabanza y se goza en la Adoración cuando uno ha crecido en el Espíritu, este te da una Unción especial para orar, para alabar y bendecir. La vida del ser espiritual es la oración y el Espíritu Santo es el Señor de la oración, cada oración debe ser una unción del Espíritu, Él debe ser el que ore por ti poniendo las palabras precisas en tu boca en obediencia al Señor.

6. Sexta Unción: La Unción en el Vientre de la Redención.

"¡Cuánto más la sangre de Cristo, que por el Espíritu Eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios, purificará de las obras muertas nuestra conciencia para rendir culto a Dios vivo!" (Hebreos 9,14)

Jesús es llevado por el Espíritu y bajo su poder a dar la vida (Sangre = vida) por la misión que ha escogido. Para que el poder de Dios baje hace falta ofrenda, nunca el fuego de Dios ha bajado sin ofrenda previa. Si quieres ver el poder de Dios actuar en tu vida tienes que ofrecerte, ofrecerte como victima para tu purificación y la purificación de nuestra misión, cuando llegues a esto es que has recibido la Sexta Unción.

7. Séptima Unción: En el Vientre de la Gloria.

"Y exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y ha derramado lo que vosotros veis y oís." (Hechos 2,33)

Jesús levantado en Gloria sobre toda la Creación recibe todo poder, un poder que no es para deleitarse en el sino que lo derrama en quien lo sigue en espíritu a través del Espíritu Santo, la persona que utiliza el poder de Dios sin ser espiritual es solo un canal, como un cable eléctrico que transmite el poder de Dios pero que a él no le sirve. Esta es la unción que el Señor nos da con sus dones para nuestra santificación y para el bien de la Iglesia que construimos, para eso nos da los Dones

Oración para derramar la Unción del Espíritu Santo.

Espíritu Santo, Bautízame
Espíritu Santo, Úngeme
Espíritu Santo, Séllame
Espíritu Santo, Úsame
Espíritu Santo, Tócame
Espíritu Santo, Conságrame
Espíritu Santo, Unifícame
Espíritu Santo, Transfórmame
Espíritu Santo, Abrázame
Espíritu Santo, Divinízame.
Espíritu Santo, derrama la unción sobre mí.
Amén.

La palabra de Dios, es una Palabra viva que es capaz de capacitarnos para toda buena obra porque va acompañada del poder del Espíritu de Dios. STodos nuestros pensamientos, obras, palabras y acciones pueden ser perfeccionados y enderezados por la palabra y el amor de Dios, de modo que, podamos servir con amor, poder, autoridad y convicción, para la eterna y majestuosa Gloria del Evangelio. La unción es el producto del Espíritu de Dios actuand en el corazón del hombre. Podemos recibir estas 7 formas de unción porque el Espíritu Santo de Dios puede hablar a través aquellos que se mantienen unidos a su Verdad.

Recursos sobre el Espíritu Santo.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Frank Morera, Apologetica Siloe
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD