Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe

Haga de su tiempo de Adviento el más importante: ignora la prisa. Prepara tu corazón en oración para la venida de Jesús, el día de Navidad, noche buena

¿Ya te preparaste para el Adviento? ¿La Corona, el corazón?.

Para la mayoría de los estadounidenses, los días entre el Día de Acción de Gracias y el Día de Navidad son un momento de espera y alegría para estar con la familia. Es el tiempo de Adviento, un tiempo para estar agradecidos por todo lo que tenemos y dar lo que podamos a los necesitados. ¡Ciertamente no hay nada malo con eso! Pero al igual que en muchas partes del mundo, no es noticia que la Navidad haya sido secularizada. Para los cristianos, esta temporada debe ser mucho más de lo que nuestra cultura nos ofrece. Todos los años escucho a los cristianos lamentarse por la secularización de la Navidad; sin embargo, la solución parece muy simple. Si ya te preparaste para el Adviento, entonces mejor revisa de nuevo sobre todo lo que debemos prepararnos para este tiempo.

Si queremos que la Navidad sea una festividad religiosa para nuestras familias, la manera de ir más allá del ajetreo y el bullicio, es tomarse el tiempo para prepararnos espiritualmente. Para hacer que la Navidad signifique algo, debemos observar la temporada tradicional de Adviento.

¿Qué es el Adviento?

La Iglesia tiene un ritmo tan hermoso de celebrar las diversas estaciones de la historia cristiana. Las cuatro semanas antes de Navidad (un poco después del Día de Acción de Gracias hasta el 25 de diciembre) es el tiempo de Adviento.

El Adviento (no el Año Nuevo) es el comienzo del Año Cristiano y se considera una "pequeña Cuaresma". Está tranquilo. Es sombrío Está lleno de espera y esperanza. Así como no puede haber una verdadera celebración de la Resurrección sin el dolor del Viernes Santo, no puede haber una verdadera Navidad sin la expectativa del Adviento. San Carlos Borromeo escribe:

"Cada año, como la Iglesia recuerda este misterio, nos insta a renovar la memoria del gran amor que Dios nos ha mostrado. Esta temporada santa nos enseña que la venida de Cristo no fue solo para el beneficio de sus contemporáneos; Su poder todavía tiene que ser comunicado a todos nosotros. La Iglesia nos pide que entendamos que Cristo, que vino una vez en la carne, está preparado para volver otra vez. Cuando eliminemos todos los obstáculos a su presencia, Él vendrá, a cualquier hora y momento, a morar espiritualmente en nuestros corazones, trayendo con Él las riquezas de su gracia".

¿No es tan hermoso? Pero ese tipo de preparación no nos sucede a nosotros. Tenemos un papel que desempeñar. Tenemos que ofrecer este tiempo para preparar nuestros corazones para Nuestro Señor.

Si realmente te comprometes a observar el Adviento, tu diciembre se verá muy diferente.

Verdadero Adviento: esperando Navidad.

Para la mayoría de las familias estadounidenses, hasta la noche del 25 de diciembre, hemos estado comiendo, comprando, escuchando música navideña, entregando regalos, recibiendo regalos, podando árboles y horneando galletas durante más de un mes. Estamos enfermos de muerte: ¡saca el árbol por la carretera! ¡Bajen las decoraciones el día después de Navidad! ¡Apague ya esa fastidiosa música!

Si observas el Adviento, antes de que llegue el día de Navidad, es posible que no estés recortando árboles y que no estés festejando. Pero, sabrás de memoria cada verso de "Oh ven, Oh ven Emmanuel" de memoria y estarás ansioso por soltar: "Joy to the World!", en la mañana de Navidad.

Estarás reflexionando, leyendo, orando y esperando. Y será un sacrificio. ¿Cómo será para tu familia?

Guardarse en Adviento es amar la Navidad.

Podrías decidir renunciar a todas las fiestas de Navidad que ocurren durante el Adviento. Podrías evitar los centros comerciales, que ya están sonando con música de Navidad desde inicios de octubre. Podrías decidir mantener los regalos super simples, de modo que no estés luchando durante la tranquilidad del Adviento y, en cambio, puedas concentrarte en esperar a Jesús.

Los aspectos prácticos de cómo decida observar el Adviento variarán de una familia a otra. Pero si deja de lado esta vez como una preparación sagrada, es algo seguro que, en comparación con el bullicio a su alrededor, su familia se verá bastante rara.

Antes de etiquetarme como el moderno Ebenezer Scrooge, déjame contarte un secreto: no demoramos la diversión porque odiamos la temporada de Navidad: observamos el Adviento porque amamos la Navidad.

Si observamos la tranquila temporada de Adviento esperada, entonces el día de Navidad, ¡se sentirá como una verdadera NAVIDAD! Y dura doce días. ¡Es el sueño de un amante de la Navidad hecho realidad!

Hemos estado esperando y esperando y esperando. Hemos estado encendiendo velas y viendo cómo la cera se derrite un poco más abajo cada noche. Hemos estado arreglando un árbol navideño y recordando la historia de Dios de la Redención para el mundo, y cómo la Encarnación es el punto en el que todo gira.

La poda de árboles, el canto de villancicos, el banquete, la celebración: ¡hay doce días enteros! Esperamos y esperamos a través de los largos días de Adviento como una mujer embarazada en su último mes. Entonces, cuando celebramos el feliz nacimiento de Nuestro Señor, ¡es hora de poner los pies en alto! Y lo hacemos. Realmente como debe hacerse.

Mientras contempla cómo se verá el Adviento en su hogar, considere esta inspiración de San Carlos Borromeo:

"Amados, ahora es el momento aceptable del que habla el Espíritu, el día de la salvación, la paz y la reconciliación: la gran temporada de Adviento. Este es el tiempo que los patriarcas y profetas esperaban ansiosamente, el momento que el santo Simeón se regocijó por fin al ver. Este es el tiempo en que la Iglesia siempre ha celebrado con especial solemnidad. Nosotros también debemos observarlo siempre con fe y amor, alabando y agradeciendo al Padre por la misericordia y el amor que nos ha mostrado en este misterio".

Haga de su tiempo de Adviento una de las más importantes: ignore la prisa y el bullicio. Si ya te preparaste para el Adviento, adornos, regalos, festejos, entonces también prepárese en oración para la venida de Jesús. Se acerca el día de navidad. ¿Has hecho espacio en tu corazón para el Niño Jesús? El tiempo de Adviento es la dulce espera de ese amor naciente y puro que quiere brotar en los corazones de todas las personas en esta navidad y para toda su vida. Prepárate para recibir el más grande regalo en tu interior: el Niño Dios.

Más sobre, el Adviento, Corona, Navidad.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Catholic Exchange
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Caminando en la fe

sacerdote colocando su mano sobre la frente de un bebe mama papa sonrien

Esta letanía de acción de gracias es una oración en agradecimiento a Dios por las innumerables GRACIAS que Él nos ha otorgado en el día de nuestro Bautismo