Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

REFLEXIONES

-

REFLEXIONES

-

REFLEXIÓN

-

MEDITACIÓN

Los Reyes Magos se pusieron en camino y no fueron perezosos

 
 
   
 
 
 

Si fuese yo un Rey mago, quizás hubiese estado preocupado por tener que preparar un viaje tan largo y hubiese sido perezoso

 

Hoy, en el día de la Epifanía del Señor, comunmente conocida como la visita de los Reyes Magos al Niño Jesús (por tradición se celebra el día 6 de enero, pero la Liturgia nos invita a recordarla el siguiente domingo luego del primero de enero) quiero aprovechar esta oportunidad de compartir esta profunda reflexión sobre el viaje que emprendieron los Reyes Magos (haciendo analogía con nuestra actualidad) ya que seguramente todos conocemos la historía bíblica de los Reyes Magos y la vamos a entender.

Los Reyes Magos se pusieron en camino inmediatamente, siguiendo las indicaciones del Ángel que a cada uno se les presentó. ¿Cómo lo habriamos tomado cada uno de nosotros en la actualidad con tantas ocupaciones y distracciones que tenemos? ¿Habríamos actuado con prontitud? ¿Habríamos salido inmediatamente? ¿Habríamos apreciado cada detalle del Nacimiento de Dios?

Si los Reyes Magos hubiesen sido como yo, quizás:

- No hubiese visto la estrella pues estaría ocupado en la computadora.

- No me hubiese alegrado, al contrario, hubiese estado preocupado por tener que preparar un viaje tan largo.

- Quizá no me hubiera puesto en camino, hubiese querido mejor ver lo sucedido en las noticias por la tele.

Si hubiese ido quizá no hubiese entrado en el pesebre de Belén pues ese lugar parecería muy poca cosa para entrar en él.

- Si hubiese entrado quizá me hubiese quedado desilusionado porque el niño aparentemente no tenia nada de especial ni milagroso.

- Quizá hubiese entrado no para ofrecer dones sino para llevarle mi lista de peticiones.

- Quizá hubiese juzgado lo feo del pesebre o a los padres del niño.

- Quizá no me hubiese postrado para no ensuciarme, sino que más bien, me habría quedado como a veces en Misa, de pie, frío, indiferente, como un mero curioso.

- Quizá hubiese aprovechado el buen momento sólo para tomarme una foto para el Facebook o instagram y tener un "recuerdo bonito" para luego regresarme molesto.

- Quizá para que el viaje hubiese "valido la pena" me hubiese regresado a tomarme un cafecito con el poderoso Rey Herodes para hacer amistad y de paso contarle los chismes de lo que pasaba en el pesebre.

- Al final regresaría por el mismo camino, el de siempre, a volver con mi pobre y triste vida.

 
 
Publicado originalmente en: Fanpage del Padre Fernando Cerero, autor: Padre Fernando Cerero Ugarte
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
novena a san jose custodio de la sagrada familia estatua nino jesus en brazo
 
hombre mirando hacia abajo con miedo fondo oscuro
 
papa francisco levantando su dedo rostro serio fruncido fondo marron
 
mural san jose padre de familia sostiene a jesus bebe nino jesus
 
hombre con manos juntas rezando en oracion como rezar
 
 
san jose novena dia  verdaderos y sinceros catolicos
 

Oraciones en Videos

 
hombre sentado en un muelle de espalda mirando hacia el lago
 
persona sentado en las rocas orilla de playa mirando hacia el mar
 
mujer mirando hacia el mar en el atardecer reflejo del sol ocaso
 
mujer sosteniendo un flor amarilla en sus manos
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
billetera hombre vacia sin dinero
 
- Lo más leído -
 

6 consejos que te da la Biblia para enfrentar los problemas económicos

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

El Ayuno: arma espiritual poderosa. 5 maneras de incluirlo en tu vida

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Un buen ayuno: Aprende a ayunar con la lengua

8 cosas que debes saber sobre el Miércoles de Ceniza