Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     
NOTICIAS - PAPA FRANCISCO - EL PAPA - HOMILÍAS DEL PAPA

Papa Francisco: Jesucristo Rey revela la fuerza del amor

 
 
   
 
 
 

Papa Francisco: Jesucristo Rey revela la fuerza del amor, nos libera de nuestras debilidades y miserias para recorrer caminos de bien

 

Jesucristo Rey del Universo revela la fuerza del amor, una fuerza que es una verdad absoluta que cada católico debe tomar muy en serio, para que así, Jesucristo Rey, beneficie nuestras vidas, las vidas de nuestras familias, sociedades y naciones enteras.

En estos días, mientras muchos gobiernos se esfuerzan en reducir a la religión a cultos privados mediante persecuciones de todo tipo e incluso, los cristianos no podemos perder la esperanza en el único Rey que gobierna que Justicia y Verdad, y considerar exactamente hasta dónde nos hemos alejado de Su Reino, y de qué manera debemos regresar a Él.

El sacrificio que Jesús ofreció en la Cruz reconcilió a la raza humana con el Padre.

"Nosotros fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo" (Romanos 5,10)

"Dios, nos reconcilió con Él por intermedio de Cristo..." (2 Cor 5,18).

La reconciliación tuvo lugar en la Cruz donde Jesús fue levantado (ver Jn 3,14b) y reinó como Rey.

En la homilía realizada durante la fiesta de la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo celebrada el 22 de noviembre de 2015, el Papa Francisco nos regaló una hermosa reflexión sobre Jesucristo Rey que vale la pena traerla a nuestra memoria.A continuación, la reflexión del Papa Francisco

Jesucristo Rey del Universo.

Hablar de potencia y de fuerza, para el cristiano, significa hacer referencia a la potencia de la Cruz y a la fuerza del amor de Jesús.

En este último domingo del año litúrgico, celebramos la Solemnidad de Cristo Rey. Y el Evangelio de hoy nos hace contemplar a Jesús mientras se presenta ante Pilatos como rey de un reino que «no es de este mundo» (Jn 18,36).

Lógica mundana vs. lógica de Jesús.

Esto no significa que Cristo sea rey de otro mundo, sino que es rey de otro modo, pero es rey en este mundo. Se trata de una contraposición entre dos lógicas.

La lógica mundana se apoya en la ambición, en la competición, combate con las armas del miedo, del chantaje y de la manipulación de las conciencias.

La lógica del Evangelio, es decir la lógica de Jesús, en cambio se expresa en la humildad y en la gratuidad, se afirma silenciosamente pero eficazmente con la fuerza de la verdad. Los reinos de este mundo a veces se sostienen con la prepotencia, rivalidad, opresión; el reino de Cristo es un reino de justicia, de amor y de paz»

Jesús se ha revelado rey, ¿cuándo? En el evento de la Cruz. Quien mira la Cruz de Cristo no puede no ver la sorprendente gratuidad del amor.

Pero alguno de ustedes puede decir:

"...Pero, ¡Padre, esto ha sido un fracaso!".

Es justamente en el fracaso del pecado, el pecado es un fracaso, el fracaso de la ambición humana, ahí está el triunfo de la Cruz, está la gratuidad del amor.

Jesucristo Rey revela la fuerza del amor.

En el fracaso de la Cruz se ve el amor, este amor que es gratuito, que nos da Jesús.

Hablar de potencia y de fuerza, para el cristiano, significa hacer referencia a la potencia de la Cruz y a la fuerza del amor de Jesús: un amor que permanece firme e íntegro, incluso ante el rechazo, y que se presenta como el cumplimiento de una vida donada en la total entrega de sí en favor de la humanidad.

En el Calvario, los presentes y los jefes se burlan de Jesús clavado en la cruz, y le lanzan el desafío:

"¡Sálvate a ti mismo bajando de la cruz!" (Mc 15,30).

Pero paradójicamente la verdad de Jesús es aquella que en forma de ironía le lanzan sus adversarios:

"¡No puede salvarse a sí mismo!" (v. 31).

Si Jesús habría bajado de la cruz, habría cedido a las tentaciones del príncipe de este mundo; en cambio Él no puede salvar a sí mismo justamente para poder salvar a los demás, porque ha dado su vida por nosotros, por cada uno de nosotros. Pero decir "Jesús ha dado su vida por el mundo" es verdad, pero es más bello decir: "¡Ha dado su vida por mí!".

Y hoy en la Plaza, cada uno de nosotros, diga en su corazón: "¡Ha dado su vida por mí!", para poder salvar a cada uno de nosotros de nuestros pecados.

El buen ladrón entendió que Jesucristo era Rey.

Y esto, ¿quién lo entendió? Lo entendió bien uno de los dos ladrones que son crucificados con Él, llamado el buen ladrón, que Le suplica:

"Jesús, acuérdate de mí cuando entraras a tu reino". (Lc 23,42).

Pero este era un malhechor, era un corrupto y estaba ahí condenado a muerte por todas las brutalidades que había hecho en su vida. Pero ha visto en la actitud de Jesús, en la humildad de Jesús el amor. Y esta es la fuerza del reino de Cristo es el amor.

Por esto la majestad de Jesús no nos oprime, sino que nos libera de nuestras debilidades y miserias, animándonos a recorrer los caminos del bien, de la reconciliación y del perdón.

Miremos la Cruz de Jesús, miremos al "buen ladrón" y digamos todos juntos lo que ha dicho el buen ladrón:

"Jesús, acuérdate de mí cuando estarás en tu reino".

Todos juntos digamos también:

"Jesús, acuérdate de mí cuando estarás en tu reino".

Pedir a Jesús, cuando nosotros nos sentimos débiles, pecadores, derrotados, de mirarnos y decir:

"Pero, Tu estas ahí. No te olvides de mí"

Ante tantas laceraciones en el mundo y tantas heridas en la carne de los hombres, pidamos a la Virgen María sostenernos en nuestro compromiso de imitar a Jesús, nuestro rey, haciendo presente su reino con gestos de ternura, de comprensión y de misericordia

Papa Francisco. Solemnidad de Jesucristo Rey. 22 de noviembre de 2015

Más sobre Jesucristo Rey

 

 
 
Adaptación por Qriswell Quero. Artículo publicado en: Vatican News

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
  Facebook      Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
imagen de la virgen de guadalupe san juan diego tilma de guadalupe radiografia blanco negro
 
virgen de guadalupe misterio figuras en los ojos
 
papa francisco rostro preocupado cosas que llevan a la soledad
 
esposos riendo hombre mujer limites en el matrimonio efectivo y saludable
 
mano con brujula oracion saber elegir los caminos de Dios
 
 
novena a la inmaculada concepcion de maria dia  modelo perfecto a imitar
 
 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco frente a un cuadro de la virgen maria sosteniendo nino jesus
 
- Lo más leído -
 

¿Comulgar sin confesarse? Ten mucho cuidado.

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Oración para vencer el miedo y aumentar la confianza

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

San Miguel Arcángel: nuestro gran defensor en el combate espiritual

3 cosas que Dios quiere que sepas cuando te sientes inseguro