Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Devociones y oraciones

A través de la Novena a San Francisco de Asís, quien recibió el don de los estigmas, pedimos su poderosa intercesión para alivio y salud del cuerpo y alma

Novena a San Francisco de Asís por la salud del cuerpo y alma.

San Francisco de Asís es el santo patrono de los animales, los comerciantes y la ecología. Proveniente de una familia de la nobleza, él despreció por completo una vida llena de comodidades y de lujos, después de haber escuchado la voz de Dios que le ordenó reconstruir la iglesia cristiana y vivir en la pobreza. "Francisco, repara mi Iglesia", fue el llamado que escucharía. San Francisco de Asís es recordado por los milagros que la gente dice que Dios realizó a través de él y por su compasión por los vulnerables, especialmente la gente pobre, los enfermos y los animales. A través de la Novena a San Francisco de Asís pedimos la intercesión de este santo en nuestras necesidades materiales y espirituales, por la salud del cuerpo y alma.

El llamado de San Francisco de Asís.

En una misa en 1208, San Francisco de Asís escuchó un evangelio en el que Jesucristo le dice a sus discípulos que atiendan a la gente: "No traigan oro, plata o cobre para llevar en sus cinturones, ni bolsa para el viaje, ni camisa extra, ni sandalias, ni bastón". Esas palabras confirmaron su llamado a vivir una vida sencilla, predicar el Evangelio a los necesitados y reconstruir la Iglesia Cristiana.

A pesar de su voto de pobreza, San Francisco de Asís necesitaba dinero para reconstruir la iglesia, así que vendió algunas telas de su padre y un caballo. Su padre lo llevó ante el obispo local, quien le dijo a Francisco que devolviera el dinero de su padre. San Francisco de Asís se quitó la ropa y se la dio a su padre, diciendo que Dios era ahora su padre. Este evento es acreditado como la conversión final de Francisco de Asís.

Debido a su atención a los animales, San Francisco de Asís es reconocido por la iglesia como el santo patrón de los animales. La comunidad iniciada por él y sus seguidores se convirtió en la Orden Franciscana, cuyos sacerdotes se distinguen por las rudimentarias vestimentas que suelen llevar.

En el año 228, solo dos años después de su muerte, el Papa Gregorio IX canonizó a San Francisco de Asís como santo basándose en la evidencia de milagros durante su ministerio.

Novena a San Francisco de Asís.

A continuación te indicamos el modo de rezar la novena al humilde fraile San Francisco de Asís para pedir la protección contra los males espirituales, por la salud del cuerpo y del alma o alguna otra necesidad que tengas

Comienzo de la Novena a San Francisco.

1. Oraciones iniciales.

Señal de la Cruz.

Por la señal de la Santa cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Acto de contrición.

Jesús, mi Señor y Redentor, yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, y me pesa de todo corazón, porque con ellos, he ofendido a un Dios tan bueno. Propongo firmemente no volver a pecar, y confío en que, por tu infinita misericordia, me has de conceder el perdón de mis culpas y me has de llevar a la vida eterna. Amén.

Rezar un Padre Nuestro y Ave María.

2. Oración de preparación.

Dios Padre de amor y misericordia, que otorgaste a nuestro Padre San Francisco de Asís, la gracia de asemejarse a Cristo, por la humildad y la pobreza, por el amor y el servicio, concédenos caminar tras sus huellas Para que podamos seguir a tu Hijo Jesús y entregarnos a ti con Amor Jubilosos. Amén.

3. Meditación para cada día de la Novena.

Oraciones finales.

Las oraciones finales de la Novena a San Francisco de Asís, se compone de las siguientes dos oraciones.

4. Oración a San Francisco de Asís.

¡San Francisco de Asís! ¡Qué triste contraste entre tú y yo! Tú, despegado del mundo y de sus flacos bienes; yo, ciego por las vanidades de esta vida. Tú, amando la pobreza; yo, mirándola con horror. ¡Tú, poniendo toda tu esperanza en los bienes celestiales: yo, atado a los bienes terrenos! ... ¡Ah!, concédeme, te lo pido, la gracia de amar ordenadamente los bienes temporales, para que no pierda jamás los eternos y pueda decir contigo: "Dios mío y todas mis cosas". Amén

5. Oración final.

Oh Francisco de Asís, Tú que te acercaste tanto a Cristo en tu época, ayúdanos a acercarnos a Cristo en la nuestra. Tú, un hombre siempre bueno, nunca has dejado de prestar auxilio a todo aquel que te lo pidiera. Ayúdanos a ser servidores alegres de Dios, capaces de encender en todo lugar la antorcha de la esperanza y de la confianza del optimismo, y de la alegría, de la bondad y del amor. Amén

Rezar el Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

A continuación, las reflexiones y las oraciones que debes rezar para cada día de la Novena a San Francisco de Asís.

Reflexión primer día de la novena.

Meditación para el día 1 de la Novena San Francisco de Asís: "La Humildad".

San Francisco de Asís, se llamaba y se creía a sí mismo, como un gran pecador. Él hacía público sus defectos, huía de los aplausos. No quiso ser elevado al sacerdocio, considerándose indigno de ello. Renunció al gobierno de su Orden, protestando obedecer al último novicio. Se humilló hasta el polvo. La Iglesia le llama el Santo humilde; las generaciones le bendicen. Dios le sublimó al trono perdido por el soberbio Luzbel ¡Así Dios premia la humildad!

Oración para el día 1 de la novena.

San Francisco de Asís, ayúdanos a ser Instrumento de Paz. Que busquemos la paz en nuestro interior, reorientando nuestra vida. Que nuestra entrega sea incondicional en el amor, nos solo hacia las personas, si no hacia todo aquello que hagamos durante el día, en el trato diario, en diálogo, en el trabajo: Si en todo aquello con lo que nos relacionamos, ponemos amor, encontramos paz. Ayúdanos a entender, Francisco, que el amor se realiza haciendo el bien a los demás, sin esperar que me lo pidan.

Frase San Francisco de Asís.

"No peleen entre sí y con los demás, si no traten de responder humildemente diciendo: Soy un siervo inútil."

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

Reflexión segundo día de la novena.

Meditación para el día 2 de la Novena San Francisco de Asís: "La Pobreza".

Las frases más tiernas de sus labios, y el amor más ardiente de su corazón los consagró a San Francisco a la que llamaba su Hermana, su Madre, su Esposa, su Reina: la santa Pobreza. Nadie, ningún avaro codició más vivamente en el mundo las riquezas, como él buscó tan ansioso, el preciado tesoro de la pobreza. Por ella renuncio a todo su patrimonio. Ansiándola fue cubierto de harapos a pedirla a Roma, al Santo Padre el Papa. Por ella vivió en miserables tugurios. Por ella, desnudo murió. Que ejemplo para los que solo buscamos regalos, comodidades y bienestar en la vida, olvidándonos de que Cristo llamo bienaventurados a los pobres.

Oración para el día 2 de la novena.

San Francisco de Asís, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, donde haya odio, pongamos amor, donde haya ofensa pongamos perdón. Que aprendamos a amor a nuestro Prójimo como a nosotros mismos (si es necesario setenta veces siete), que aprendamos a borrar de nuestras almas la palabra “rencor” que nos impide estar tranquilos. San Francisco, haznos humildes para aceptar aquellas cosas que no podemos cambiar. El amor no admite razón, se entrega sin esperar nada a cambio, por que “dando” se recibe y se encuentra lo que se necesita.

Frase San Francisco de Asís.

"Si tú, siervo de Dios, estás preocupado por algo, inmediatamente debes recurrir a la oración y permanecer ante el Señor hasta que te devuelva la paz interior y la alegría de su Salvación."

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

Reflexión tercer día de la novena.

Meditación para el día 3 de la Novena San Francisco de Asís: "La Penitencia".

El Seráfico San Francisco de Asís, castigó duramente su delicado cuerpo, para hacerlo esclavo de su espíritu. Su vida fue continua penitencia. Enfermo, de gravísimas enfermedades, jamás dio tregua a sus continuos ayunos, ásperos cilicios, crueles disciplinas. Velaba continuamente en oración; lloraba sin cesar sus pecados; se lanzaba desnudo sobre la fría nieve, así como sobre punzantes espinas. Yo, en cambio, ¡qué vida de regalo, que horror a la penitencia, que sed insaciable de placeres!

Oración para el día 3 de la novena.

San Francisco de Asís, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, donde haya discordia, que pongamos unión, que donde haya duda pongamos la fe. Ayúdanos a desterrar de los corazones, la envidia y el orgullo, a cerrar los labios antes conversaciones ásperas, que se convierten en disputas y que llevan a la discordia: Haz que sepamos escuchar y dialogar. San Francisco, ayúdanos a defender la verdad, esa verdad que nos hará libres…que donde haya error pongamos verdad.

Frase San Francisco de Asís.

"Dichoso quien no tiene más gozo y alegría que las palabras y obras del Señor."

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

Reflexión cuarto día de la novena.

Meditación para el día 4 de la Novena San Francisco de Asís: "La Paciencia".

Paciencia de San Francisco. Fue Jesús, desde el crucifijo, quien llamo a la perfección al Seráfico Padre, invitándole a seguirle por los caminos de la cruz... El divino llamamiento tuvo tal eco en el corazón de San Francisco que, desde entonces hasta su muerte, puede llamársele el loco de la Cruz. La abraza, sobre todo, por la paciencia. Se burlaron de él sus deudos, sus amigos, sus conciudadanos; y ni los gritos, ni los denuestos, ni el lodo le apartan de la Cruz. El demonio le persigue, las enfermedades le atenacean, los cuidados le abruman... Nuevo Job, abrazado a la paciencia, canta: Tanto es el bien que espero que en toda pena me deleito, y yo, ¡oh, impaciencias, desalientos, desesperaciones mías!

Oración para el día 4 de la novena.

San Francisco de Asís, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, que donde haya desesperación, pongamos esperanza, que donde haya tinieblas pongamos la luz. Ayúdanos a luchar contra el pesimismo, que con nuestro esfuerzo perseverante podamos, podamos alcanzar esos logros en la vida que renovarán nuestro amor propio. Confiemos que no hay vida infiel en la tierra, para el poder de Dios… San Francisco ayúdanos a ser Instrumento de Paz, que donde haya tristeza, pongamos alegría, aunque sea con una palabra amable, una sonrisa, un gesto que no cuesta nada, pero que construye mucho: Regalar alegría enriquece mucho a quien lo recibe y no empobrece a quien la da.

Frase San Francisco de Asís.

"Allí donde reinan la quietud la oración y la meditación, no hay lugar para las preocupaciones ni para la disipación."

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

Reflexión quinto día de la novena.

Meditación para el día 5 de la Novena San Francisco de Asís: "La Caridad hacia Dios".

Caridad de San Francisco para con Dios. San Francisco amó a Dios con el ardor de un Serafín. Joven aun, promete no rehusar nada que se le pida en nombre de Dios y, fiel a su palabra, su vida es toda una oblación a Dios. Por Él, renuncia ante el Obispo de Asís a toda ilusión terrena, ávido de vivir solo para el cielo; por Él, renuncia a su patria y parte tres veces a tierras extrañas a evangelizar a los infieles; por Él, renuncia a la vida, ansiando el martirio; por Él, funda sus tres Ordenes. Buscándole, se trueca en Él, en la cumbre del Alvernia, al recibir las Sagradas Llagas, y por Él muere de amor. ¡Oh, tibieza y frialdad de mi amor a Dios! ¿Qué hago yo, por Ti, Dios mío?

Oración para el día 5 de la novena.

San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, que no busquemos tanto ser consolado, como en consolar. Si no sentimos y pensamos que el otro puede sufrir más que yo, siempre creeremos que nuestro del otro es superior al del otro. Francisco de Asís, tú que llevaste las llagas sufrientes de Cristo, ayúdanos a entender que siempre hay otros que sufren más que yo. Que aprendamos a llevar el dolor, como lo llevó el Señor.

Frase San Francisco de Asís.

"Quien obedece no debe mirar en su superior al hombre sino a Aquel por cuyo amor se ha entregado a la obediencia."

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

Reflexión sexto día de la novena.

Meditación para el día 6 de la Novena San Francisco de Asís: "La Caridad hacia el prójimo".

Caridad de San Francisco de Asís para con el prójimo. La vida del Seráfico Padre fue un acto continuo de caridad hacia el prójimo; el Santo fue un incesante don de sí mismo a los pobres, a los humildes, a cuantos se acercaron a él. Los necesitados conmovían profundamente sus entrañas de misericordia; los leprosos eran blanco de sus ternuras maternales; las almas le hacían gemir, orar, castigarse, recorrer el mundo en fervorosa cruzada de amor. Nadie acudió a él que no encontrase en sus brazos apoyo y calor. Sus tres Ordenes son eterno pregón de su caridad fraterna. ¿Cuándo, cuanto, como amo yo a mis prójimos? ¿Cuándo, cuanto, como me sacrifico por ellos?

Oración para el día 6 de la novena.

San Francisco de Asís, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, que no busquemos tanto ser comprendido, sino en comprender. Que aprendamos a ponernos a disposición del otro, a tener compasión del que sufre, especialmente del más pobre y desvalido. Ayúdanos a dar una palabra de esperanza al que se encuentra triste y abandonado, a estar cerca del que está alegre y esperanzado para que no se aleje de Dios. San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, para que no busquemos tanto ser amado, sino en amar; que podamos desterrar el egoísmo para que en nosotros actúe el amor. Que los bienes de la tierra no nos hagan perdernos de los bienes del Reino.

Frase San Francisco de Asís.

"La verdadera enseñanza que trasmitimos es lo que vivimos; y somos buenos predicadores cuando ponemos en práctica lo que decimos.

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

Reflexión séptimo día de la novena.

Meditación para el día 7 de la Novena San Francisco de Asís: "Impresión de las sagradas Llagas."

La vida de San Francisco de Asís tiene admirables puntos de semejanza con la de Cristo: no en vano el Serafín de Asís fue llamado "otro Cristo". Como Jesús, se desposó con la santa Pobreza, "viuda desde que el Señor muriera en la Cruz"; como Jesús, se rodeó de doce discípulos, viviendo como Él, vida pobre, humilde, preocupado tan solo de la gloria del Padre celestial y de la salvación de los hombres. Como Él, finalmente, fue crucificado recibiendo las sagradas Llagas en la cumbre del monte Alvernia, el Calvario franciscano, al ser traspasados con dardos de amor del crucifijo, sus pies, manos y costado... Semejante a Cristo, otro Cristo, es el modelo de toda alma que ansia llegar a la unión con el Sumo Bien... ¡Que diferencia, en cambio, la mía contigo, oh Jesús! ¡Soy como tu enemigo, tu antípoda!

Oración para el día 7 de la novena.

San Francisco de Asís, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, sabiendo que dando se recibe, y que olvidando se encuentra. Ayúdanos a comprender que para ser misericordioso, no basta con compadecerse del problema del otro, sino que es necesario ayudarlo. Que aprendamos a alentar a los demás, a darles fuerzas, apoyándolos en lo que podamos en lo que podamos, compartiendo sus problemas y los trabajos más difíciles. San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, sabiendo que olvidando se encuentra, que aprendamos a desterrar de nuestros corazones el resentimiento y como Jesús enséñanos a ser misericordiosos.

Frase San Francisco de Asís.

"El servidor de Dios debe brillar por su vida y santidad, pureza, rectitud e integridad."

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

Reflexión octavo día de la novena.

Meditación para el día 8 de la Novena San Francisco de Asís: "Dichosa muerte".

Dichosa muerte de San Francisco de Asís. Verdaderamente que es preciosa, según dice el Señor, la muerte de sus Santos. La de San Francisco fue singularmente hermosa. Su alma, como desterrada del cielo, anhelaba vivamente romper las ataduras de la cárcel del destierro. Por eso, llegados los últimos momentos del Santo, discípulo de la Cruz, se arroja desnudo al suelo, pide un hábito de limosna para mortaja, y mientras sus discípulos lloran, él, contento de la felicidad que le espera, saluda con cánticos alegres a la "hermana Muerte" y pide al Señor rompa cuanto antes los lazos que le atan a la triste vida del destierro. Le esperan los justos, y él, Serafín desterrado del cielo, va a unirse con sus hermanos los Serafines celestes, a cantar eternamente las divinas misericordias... ¡Santa muerte, tan buscada, merecida y deseada! ¿Cómo busco, merezco y deseo la mía?

Oración para el día 8 de la novena.

San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de tu Paz, sabiendo que perdonando se alcanza el perdón. Así como necesitamos ser perdonados, que nuestro corazón sea dócil al reconocimiento del mal que hemos causado y que estemos prontos reconocer de quien necesita de nuestro perdón. A veces una palabra oportuna o un gesto simple, cambia la historia y la vida de muchas personas, que a veces llevan por años guardadas, a causa del orgullo o la soberbia. San Francisco, guíanos por el camino de la vida para tener sentimiento de compasión y ternura para con los demás. Danos un corazón compasivo y misericordioso.

Frase San Francisco de Asís.

"Todos los hermanos deben predicar a través de sus obras."

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

Reflexión noveno día de la novena.

Meditación para el día 9 de la Novena San Francisco de Asís: "La poderosa intercesión".

Meditemos un poco sobre la poderosa intercesión del siervo de Dios, San Francisco de Asís. La intercesión de los santos es tanto más poderosa cuanto más amados son de Dios. ¿Qué santo como el Serafín de Asís ha recibido más dones y carismas del Señor? Semejante a Él en la vida terrena, se puede decir que el Señor quiso demostrarnos cuanto es su poder de intercesión al darle un corazón seráfico para amar a los hombres e interesarse por ellos, y una influencia tan grande en los cielos, que ocupa el trono perdido por Luzbel. Amándonos y pudiendo socorrernos, ¿como no acudir a él con ciega y filial confianza? Su corazón de Padre no la defraudará jamás. ¡En ti confío, Seráfico Padre!

Oración para el día 9 de la novena.

San Francisco, ayúdanos a ser Instrumento de Paz, sabiendo que muriendo se resucita a la Vida Eterna: Que sepamos prepararnos en la vida para el encuentro con Dios, que vivamos haciendo el bien a los demás, que no nos aferremos tanto a los bienes materiales que perdamos de vista los Bienes del Reino, que nuestra vida sea reflejo de lo que creemos, no solo de palabra, sino de obras y que así estemos preparados para partir a la Patria del Cielo. Querido, padre nuestro San Francisco, ayúdanos a morir en esta vida al pecado y de todo aquello que nos amarra y nos impide ser felices, para renacer a la Vida Eterna. Que muera en nosotros todo lo malo y perverso y empecemos a vivir desde ya la Novedad del Evangelio, para que el mundo creo que somos Hijos de Dios. San Francisco intercede por nosotros ante el Padre Dios.

Frase San Francisco de Asís.

"Yo necesito pocas cosas y lo poco que necesito, lo necesito poco.

Rezar ahora las oraciones finales de la novena.

La Novena a San Francisco de Asís es una forma poderosa de cosechar la humildad y la santidad a través de los ejemplos de amor que este humilde fraile nos enseñó en su obrar. Pedimos por la salud del Cuerpo y del Alma para amar a Jesús con todo nuestro Ser.

Recursos sobre San Francisco de Asís.

A continuación, puedes disfrutar de una serie de recursos sobre la vida de San Francisco de Así que pueden servir de apoyo en tu crecimiento de tu camino espiritual.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado originalmente en Píldoras de fe - No está permitido extraer contenidos uoraciones para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia para fines personales o comerciales. Por favor lea nuestro aviso: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Aprende a orar

san judas tadeo una oracion de sanacion

San Judas Tadeo es el patrono de los casos imposibles. Reza esta oración de sanación a San Judas, él ayuda en la sanación y en las causas desesperadas