Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día

El Bautismo del Señor es un acontecimiento muy importante, llegamos a ser hijos de Dios, somos ungidos como sacerdotes, profetas y reyes. Fiesta del Bautismo

Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo.

La Fiesta del Bautismo del Señor, o Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo, o el Bautismo de Jesús, es una fiesta que conmemora el bautismo de Jesús en el río Jordán por San Juan el Bautista. Esta ocasión siempre ha sido la más propicia para reflexionar sobre el bautismo de todos los cristianos y de cómo nos hacemos hijos de Dios.

Fiesta: Siguiente domingo a la Epifanía del Señor.

Martirologio Romano: Fiesta del Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo, en la que el Señor fue presentado como el Hijo de Dios, el amado, las aguas fueron santificadas, el hombre se purifica y toda la creación se regocija.

Bautismo de Nuestro Señor.

Hoy la Iglesia celebra la fiesta del Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo. Esto pone fin a la temporada de Navidad. La Iglesia recuerda la segunda manifestación o epifanía de Nuestro Señor que se produjo con ocasión de su bautismo en el río Jordán.

En el hecho del Bautismo del Señor, vemos que Jesús descendió al río para santificar las aguas y darles el poder de engendrar hijos de Dios. Este suceso da como resultado la importancia de una segunda creación en la que toda la Santísima Trinidad interviene.

El Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo refleja una tradición que se revela en cada uno de los cuatro textos evangélicos, subrayando así la importancia del papel de Jesús en el comienzo de la historia de la salvación

Esta fiesta también es llamada Teofanía porque en el Bautismo del Señor Jesucristo en el río Jordán, Dios se manifestó a través de tres personas.

El bautismo de San Juan Bautista era una especie de sacramento preparatorio para el Bautismo de Cristo. Juan movió las conciencias de los hombres induciéndolos al arrepentimiento y a la confesión de sus pecados.

¿Era necesario el Bautismo del Señor?

Nuestro Señor Jesucristo no necesitaba el bautismo de Juan. Aunque ÉL fuese reconocido exteriormente semejante a nosotros mismos, Él era absolutamente impecable, sin mancha. Juan el Bautista, lo declaró como vemos en el Evangelio de Marcos:

"Y esto es lo que Juan el Bautista proclamó: Detrás de mí vendrá el que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de ponerme a sus pies para desatar la correa de sus sandalias. Yo los he bautizado a ustedes con agua, pero Él los bautizará con el Espíritu Santo". Marcos 1,7-8.

Él confirió al agua el poder del verdadero bautismo que eliminaría todos los pecados del mundo: "He aquí el Cordero de Dios, he aquí lo que quita el pecado del mundo". Como lo dice San Beda el venerable:

"Vino, pues, el Creador de las aguas a ser bautizado en ellas, para mostrar el misterio, digno de ser deseado, del segundo nacimiento hecho por agua y espíritu, vino para nosotros que somos concebidos en maldades y engendrados en pecados. Tuvo por bien ser lavado en las aguas claras del Jordán limpias de toda bascosidad, porque de allí fuesen santificadas todas las aguas, y tuviesen virtud para lavar las manchas nuestros pecados".

Cuando Jesús le pidió a San Juan el Bautista ser bautizado en el Jordán, del mismo modo como habían sido bautizadas las otras personas, Jesús mostró su tarea de salvar a las personas de sus pecados y de cambiar al mundo. Él mismo no tenía pecado, pero se hizo uno con la gente en su debilidad.

Y entonces Dios le confirmó en su tarea diciéndole desde lo alto:

"Este es mi Hijo amado".

La nueva misión del cristiano en el Bautismo.

Cuando nosotros fuimos bautizados, teniendo como testigos a Dios, nuestros padres y padrinos, afirmamos al mundo que nos hemos convertido en uno con Jesús y con su misión.

Desde ese día, compartimos con Jesús, su tarea de servir y salvar a las personas. Si lo hacemos, entonces Dios también puede decirnos a cada uno de nosotros: "Tú eres mi hijo amado".

En este día Dios nos revela que Jesús es verdaderamente su Hijo, el Mesías. La identidad de Dios se manifiesta a los fieles: el cielo se rasgó y el Espíritu Santo descendió como paloma sobre él. Y una poderosa voz del cielo exclamó:

"Tú eres mi Hijo amado; en quien me complazco".

El Bautismo de Nuestro Señor es un nuevo comienzo.

Todos los cristianos tenemos que tener en cuenta de que, el Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo es un nuevo comienzo, un nuevo inicio que se nos regala para vivir cada día en la gracia de Dios

El hecho de que el Bautismo del Señor se lleva a cabo a través del agua no es casualidad El agua es el símbolo de nacimiento. ¿No hemos permanecido vivos en el agua durante nueve meses en el vientre de nuestra madre?

En la Fiesta de Nuestro Bautismo, salimos de las aguas con una nueva identidad, con una nueva Vida, con una Fe, con una esperanza nueva en la Palabra de Dios, lista para vivir una aventura santa que se abre a la eternidad.

Un vínculo es creado en nuestro Bautismo.

Como un sacramento, un signo externo y visible de una gracia interna y espiritual, el Bautismo es el rito de entrada en la comunidad cristiana, por el cual Dios nos adopta como hijos suyos.

Cuando un nuevo miembro, ya sea un bebé, un niño o un adulto, ingresa al Cuerpo de Cristo, todos los presentes nos hacemos conscientes de que ya poseemos un vínculo con este que nunca puede ser roto: una conexión única y especial con todas las personas de nuestra fe que nos han precedido, las presentes en el mundo actual, y las que aún están por venir.

¿Qué se revela con el Bautismo del Señor?

Podemos apreciar en el Bautismo del Señor, algunos elementos que son aplicados a nuestra propia vida.

  • En el bautismo del Señor el Espíritu Santo descendió del Cielo sobre Él. En nuestro Bautismo la Trinidad tomó su morada en nuestra alma.

  • En el bautismo del Señor, Cristo fue proclamado el "Hijo Amado" del Padre; en nuestro Bautismo nos convertimos en los hijos adoptivos de Dios.

  • En el bautismo del Señor, delante de Jesús se abrieron los cielos. En nuestro bautismo el cielo se abrió para nosotros.

  • En el bautismo del Señor, Jesús oró. Después de nuestro bautismo debemos orar para evitar caer en el pecado.

Regalos del Bautismo.

El mayor de los regalos que nos ha dado Dios a través del Bautismo del Señor, es el regalo de nuestro propio bautismo, el comienzo de una nueva vida que superar la muerte (nuestra herencia del pecado de Adán).

Otro de los regalos de bautismo que recibimos es la capacidad, en Jesús, para alabar y adorar al Padre en el Espíritu Santo.

El Bautismo del Señor es un acontecimiento importante para cada uno de nosotros. Es en el Bautismo que morimos y resucitamos A Cristo.

Es en el Bautismo que nos adentramos en la Iglesia, al Cuerpo de Cristo. Es en el Bautismo que nos convertimos en hijos de Dios. Es en el bautismo que somos ungidos sacerdotes, profetas y reyes, cada uno de nosotros.

Oración por la Fiesta del Bautismo del Señor.

Padre amado, por esa manifestación gloriosa del Bautismo del Señor, nos acercamos a ti para agradecerte por este regalo maravilloso de convertirnos en hijos tuyos mediante el Bautismo. Te rogamos ahora por tu Iglesia, para que reconozcamos nuestro llamado como hijos de Dios, porque nos ha dado el don del Espíritu Santo para salir y compartir la Buena Nueva con los demás. Te rogamos por la comprensión, para que podamos aprender de Jesús cómo ser obedientes a tus planes y poner todos nuestros talentos al servicio del amor. Te rogamos por nuestra renovación, para que el Espíritu Santo despierte en nosotros todas las fuerzas perdidas a causa de nuestro pecado. Te rogamos por el don de la oración, para que nuestras vidas estén llenas de un continuo diálogo íntimo contigo y podamos crecer, como lo hizo Jesús, en nuestra relación contigo, en las distintas vocaciones a las que nos has llamado. A través del don del Bautismo, te rogamos por los enfermos, para que, en la medida que abran sus corazones a ti, puedan llenarse de la sanación que quieres darles. Te rogamos por cada uno de nosotros, por nuestros hogares y familias, para que vivamos nuestro Bautismo en todo lugar y en todo momento y proclamemos las maravillas que nos han sido dadas. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Sobre el Bautismo.

Santos de la semana

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD