Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Papa Francisco

Papa Francisco: Las buenas obras de cada día, inspiradas por el amor de Cristo, nos permiten esperar con serenidad aquel encuentro final con el Señor

Papa Francisco: Prepararse para el encuentro final con el Señor.

"Una vida de amor nos prepara para el encuentro final con el Señor... las buenas obras de cada día, inspiradas por el amor de Cristo, nos permiten esperar con serenidad la fiesta de la vida más allá de la muerte", así lo dijo el Papa Francisco en su mensaje dirigido a los fieles que se encontraban reunidos en la Plaza de San Pedro antes realizar su tradicional rezo del Ángelus dominical el 8 de noviembre 2020. El Papa Francisco reflexionó sobre la lectura del Evangelio de hoy (Mateo 25,1-13), en la que Jesús narra la parábola de las diez vírgenes invitadas a una fiesta de boda, símbolo del Reino de los Cielos.

El Papa Francisco recordó a todos los fieles que en tiempos de Jesús existía la costumbre de que las bodas se celebraban por la noche y por lo tanto se iluminaban con antorchas.

Prepararse para el encuentro final con Dios.

"En la parábola, algunas de las damas de honor, las "necias", se olvidan de traer aceite extra para sus lámparas, mientras que las vírgenes prudentes sí lo hacen. El novio tarda en llegar y todos se duermen", dijo el Papa Francisco. 

"Cuando las necias se dan cuenta de que no tienen suficiente aceite para sus lámparas", indicó el Papa, "se lo piden a las vírgenes prudentes; pero ellas responden que no pueden darlo porque así no sería suficiente para todas", dijo.

El Papa Francisco dijo que "mientras las vírgenes necias van a comprar el aceite, llega el novio, las jóvenes prudentes entran con él en el salón del banquete y entonces se cierra la puerta. Las otras vírgenes necias llegan demasiado tarde y son rechazadas en la boda".

Con esta parábola, el Papa Francisco explicó que, "Jesús quiere decirnos que debemos estar preparados para el encuentro con Él. No solo para el encuentro final, subrayó el Papa, sino también para esos pequeños encuentros, esos encuentros diarios de cada día, para el cual no es suficiente la lámpara de la fe; sino que también necesitamos el aceite de la caridad y de las buenas obras", aseguró.

Papa Francisco: prepararse con buenas obras.

El Papa Francisco dijo que "la fe que verdaderamente nos une a Jesús es la que, como dice el Apóstol San Pablo, actúa por la caridad. Esto es lo que la actitud de las vírgenes prudentes representan. Ser prudente significa no esperar el último momento que corresponde a la gracia de Dios, sino hacerlo activamente de inmediato, comenzando desde ahora. No, no es que me convertiré más adelante, sino que es ahora, cambia la vida ahora, no más adelante. Porque si se va diciendo: "más adelante, más adelante", nunca se llega a eso ¡Es hoy!, dijo el Papa.

"Si queremos estar preparados para el encuentro final con el Señor, debemos cooperar con Él ahora y realizar buenas obras inspiradas en su amor", afirmó el Papa Francisco.

El Papa Francisco señaló que "lamentablemente "olvidamos el propósito de nuestra vida, que es la cita definitiva con Dios, y que por lo tanto perdemos el sentido de la esperanza, de la espera, el sentido de la espera".

"Cuando uno absolutiza el presente, y solo mira el presente, pierde el sentido de la espera, que es tan hermoso, esperar al Señor, que es necesario y esto nos lleva afuera de las contradicciones del momento", indicó el Papa.

Esta actitud, dijo el Papa, excluye cualquier visión del más allá: "la gente lo hace todo como si nosotros nunca nos fuéramos a la otra vida". Por eso, continuó, "la gente solo se preocupa de poseer, emerger, tener un buen puesto... siempre más", y explicó que "si nos dejamos guiar por lo que nos parece más atractivo, por la búsqueda de nuestros intereses, nuestra vida se vuelve estéril; no acumulamos ninguna reserva de aceite para nuestra lámpara, y esta se apagará antes del encuentro con el Señor", afirmó el Papa Francisco.

El Papa Francisco exhortó a todos diciendo que "tenemos que vivir el hoy, pero ese hoy que va hacia el mañana, hacia el encuentro. Ese hoy lleno de esperanza". Por otra parte, concluyó el Papa el Papa Francisco, si estamos vigilantes y correspondemos a la gracia de Dios haciendo el bien, podemos esperar serenamente la llegada del novio. El Señor podrá venir incluso mientras dormimos, como lo estaban las vírgenes prudentes, y esto no nos preocupará, porque tenemos la reserva de aceite acumulada por nuestras buenas obras diarias.


[Reflexión sobre la parábola de las vírgenes prudentes por el Papa Francisco desde la plaza de San Pedro, 8 de noviembre 2020. Prepararse para el encuentro final con el Señor con las lámparas de la fe y de la caridad.]

Sobre el Papa Francisco y la esperanza.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Vatican News
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD