Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día

San Policarpo de Esmirna fue obispo y discípulo de San Juan Evangelista y el último de los testigos de los tiempos apostólicos. Fue martirizado en la hoguera

San Policarpo. Padre de la Iglesia. Discípulo de Juan Evangelista.

San Policarpo fue un obispo de Esmirna y uno de los primeros Padres apostólicos de la Iglesia primitiva naciente. Fue un discípulo de San Juan Evangelista, aquel apóstol que recostó su cabeza sobre el regazo del Señor.

Fiesta: 23 de febrero.

Martirologio Romano: Memoria de san Policarpo, obispo y mártir, discípulo de san Juan y el último de los testigos de los tiempos apostólicos, que en tiempo de los emperadores Marco Antonino y Lucio Aurelio Cómodo, cuando contaba ya casi noventa años, fue quemado vivo en el anfiteatro de Esmirna, en Asia, en presencia del procónsul y del pueblo, mientras daba gracias a Dios Padre por haberle contado entre los mártires y dejado participar del cáliz de Cristo (c. 155)

Biografía de San Policarpo de Esmirna.

San Policarpo, obispo de Esmirna, nació aproximadamente en el año 69 o 70 y recibió el bautismo en la infancia.

San Ireneo afirma que San Policarpo recibió las enseñanzas de los apóstoles, más específicamente del Apóstol San Juan, y junto a todos los demás, lo consagraron obispo de Esmirna, hacia el año 110. San Ignacio reconoció a Policarpo como barón apostólico y le recomendó su rebaño. 

San Policarpo fue de un temperamento suave y moderado, amigo de la paz y de la mansedumbre, y así debieron ser sus homilías al pueblo. Hay un solo pasaje en su carta en el que muestra dureza: "El que niegue a Jesús, no lo admita en el testimonio de su cruz, y el que tergiverse sus palabras para satisfacer sus concupiscencias, procede del diablo y es el primogénito de Satanás".

Exhortaciones de San Policarpo.

San Policarpo remitió a la Iglesia de Filipos las cartas de San Ignacio y adjuntó la presente suya, de las cuales decía: "Podréis sacar gran provecho, pues están llenas de fe, de paciencia y de toda edificación en nuestro Señor".

El gran San Policarpo citaba frecuentemente de las Escrituras. En su carta a los filipenses hizo referencia a Mateo, Hechos, Romanos, 1 Corintios, 2 Corintios, Gálatas, Efesios, 2 Tesalonicenses, 1 Timoteo, 1 Pedro y quizás a otras porciones de las Escrituras.

San Policarpo meditó muchísimas veces el Evangelio, las cartas de San Pablo Apóstol, de San Juan, de San Pedro, y hasta leyó las de San Clemente de Roma, y con citas de todas ellas entretejió sus recomendaciones a los fieles de Filipos.

En la carta de San Policarpo a los filipenses hallamos la reafirmación de ciertas verdades bíblicas. Él distingue entre Dios y Cristo, el Padre y el Hijo, y dice que es "por la voluntad de Dios mediante Jesucristo" como alcanzamos la salvación.

Policarpo amonesta además contra el amor al dinero y recuerda a sus lectores que los fornicadores y los hombres que se acuestan con hombres no heredarán el Reino de Dios. (Compárese con 1 Timoteo 6,10; 1 Corintios 6,9-10)

San Policarpo, también exhortó a las esposas a amar a sus esposos, y a los ancianos a ser compasivos y misericordiosos. Insta a todos a ser celosos al ir tras lo bueno.

Finalmente, San Policarpo eleva una súplica al Cielo por todos: "Que el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, y Jesucristo mismo, quien es el Hijo de Dios, y nuestro Sumo Sacerdote eterno, los edifiquen en la fe y en la verdad, en toda mansedumbre, amabilidad, gran paciencia, autodominio y pureza".

Martirio de San Policarpo.

En el año 154, San Policarpo viajó a Roma para discutir con el Papa Aniceto sobre la fijación de la fecha de la pascua cristiana; y en la persecución del emperador Decio, fue arrestado y llevado ante el gobernador, y al serle ofrecida la libertad si maldecía a Cristo, contestó: "Ochenta y seis años he servido a Cristo, y Él nada me ha hecho sino el bien, ¿Cómo pues, podría yo maldecirle a Él, mi Señor y Salvador?".

San Policarpo fue quemado vivo, y como las llamas lo lamían sin querer quemarlo, fue preciso apuñalarlo en la hoguera para terminar de darle muerte, el 23 de febrero del año 155.

Mientras San Policarpo sufría de este horrible martirio, levantó su mirada al Cielo y pronunció una hermosa oración que rezó antes de morir.

"Señor, Dios todopoderoso, Padre de tu amado y bendito Hijo Jesucristo, por quien hemos llegado al conocimiento de ti, Dios de los ángeles, de las potencias, de toda la creación, de toda la raza de los santos que viven a tu vista, te bendigo por juzgarme digno de este día, de esta hora, para que en compañía de los mártires pueda compartir el cáliz de Cristo, tu ungido, y así resucitar a la vida eterna en alma y cuerpo, inmortal por el poder del Espíritu Santo. Que hoy sea recibido entre los mártires en tu presencia como un sacrificio rico y agradable. Dios de la verdad, extraño a la falsedad, tú has preparado esto y me lo has revelado y ahora has cumplido tu promesa. Te alabo por todo, te bendigo, te glorifico por medio del sacerdote eterno del cielo, Jesucristo, tu Hijo amado. Por medio de él, glorifícate, junto con él y el Espíritu Santo, ahora y siempre. Amén".

Oración a San Policarpo.

Dios de toda la creación, que te complaciste en dar al obispo san Policarpo un lugar en la compañía de los mártires, concédele, por su intercesión, que, participando con él en el cáliz de Cristo, resucitemos por el Espíritu Santo a la vida eterna. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén

Santos de la semana

Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con aportes de: Hijos de la divina voluntad
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - No está permitido extraer contenido para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia para fines personales o comerciales. Se puede compartir usando los botones de compartir en redes sociales. Lea nuestro aviso: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD