Este sitio web utiliza Cookies para mejorar la experiencia de usuario
Respetamos tu privacidad. Tus datos son guardados de forma segura. Consulta nuestra política de privacidad
     

FAMILIA

-

MATRIMONIO Y NOVIAZGO

-

MATRIMONIO

-

ESPOSOS

8 reglas de oro para un matrimonio feliz y para siempre

 
 
   
 
 
 

Existen algunos sencillos consejos que nunca se deben olvidar para luchar por un matrimonio feliz y una relación sana con nuestro cónyuge

 

En el matrimonio pueden crearse trampas disfrazadas de silencio que apartan a la pareja y crean abismos en su comunicación. Tal es el caso de una televisión prendida permanentemente; la puerta de la habitación conyugal que nunca se cierra para los niños; una agenda repleta de actividades sociales y profesionales.

Pero además existen reglas de oro que siempre deben tenerse en cuenta si se trata de luchar por un matrimonio feliz y una relación sana con nuestro cónyuge. He aquí algunas:

1.- No dejarse vencer por la ira

Tener la fortaleza y dominio para controlar la ira que sentimos cuando estamos discutiendo.

2.- Nunca gritarse

Moderación, educación y respeto ante todo. El grito es una agresión, independiente de lo que se diga

3.- Pedir disculpas y admitir los errores

Para muchos el pedir disculpas equivale a una humillación, pero es grande el que reconoce que es un ser humano con debilidades y defectos y que lucha cada día por superarse.

4.- Señalar las faltas con amor

Si resulta doloroso aceptar los propios defectos, más difícil es que nos los señalen.

Es por eso que debemos ser delicados y compresivos para criticar o decir algo negativo al otro.

5.- No dar cabida al descuido o apatía

En el amor debe existir una sana exigencia. Siempre tenemos que buscar lo mejor para la persona que amamos, aunque a veces sea necesario exigirle.

Cuando no amamos, nos da igual si la persona se supera o no.

6- No dejar un problema sin resolver

Humildad para hablar, para aceptar la culpa que nos corresponde en cada desacuerdo. Olvidar los resentimientos y rencores, confiar en la pareja y prepararse para el perdón.

7.- Todos los días decirle algo cariñoso a su cónyuge

Cuidar los detalles, los mismos que a veces se pierden con los años. Si ellos faltan, el matrimonio comienza a vivir según las circunstancias y no por el amor.

8.- Orar juntos, involucrar a Dios en su relación

Participar de la celebración de la Santa Misa juntos y en familia, orar todos los días el uno por el otro, cultivar su vida sacramental (confesión y comunión frecuente), leer juntos la palabra de Dios.

Esperamos que estas sencillas reglas te ayuden a ser más feliz en tu matrimonio y a vivir plenamente tu unión con la persona que más amas.

 
 
Publicado originalmente en: LaFamilia.info, autor: LaFamilia.info
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
   Facebook       Twitter       WhatsApp   
 

Déjanos tus comentarios

Artículos de interés

 
 
mayo mes de la virgen maria que guapa eres maria dia
 
mayo mes de la virgen maria milagro del cojo de calanda dia
 
papa francisco camina plaza vaticano mira hacia abajo
 
anillos de matrimonio sobre biblia rosas blancas
 
maria auxiliadora de los cristianos oracion consagracion hogar
 
 
maria auxiliadora quince minutos de oracion
 

Oraciones en Videos

 
hombre sentado en un muelle de espalda mirando hacia el lago
 
persona sentado en las rocas orilla de playa mirando hacia el mar
 
mujer mirando hacia el mar en el atardecer reflejo del sol ocaso
 
mujer sosteniendo un flor amarilla en sus manos
 

Twitter del Papa Francisco

 

Noticias del Papa Francisco y la Iglesia

 
 
papa francisco levanta su brazo para saludar a los fieles demonio es como serpiente
 
- Lo más leído -
 

10 maneras de empezar a rezar el rosario hoy mismo

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

21 cosas que hacemos cuando nos realizamos la Señal de la Cruz

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Santa Rita de Casia. Patrona de los casos imposibles

La aparición de la Sagrada Familia en Fátima y su mensaje para el mundo