Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Matrimonio y noviazgo
Boletín diario del Evangelio de hoy por email
pareja de esposos sentados banca matrimonios con fe son felices

Los matrimonios llenos fe son más felices porque viven el amor en plenitud. Un matrimonio donde se vive la fe a diaria se llena de felicidad a cada momento

5 razones por las que los matrimonios con fe son felices.

Hay muchas razones por las que los matrimonios con fe son felices y es que se llenan del verdadero amor al vivir su y practicar su fe diariamente. Un matrimonio lleno de fe se llena de felicidad porque ha decidido incluir en su relación la fuente del divino amor.

Innumerables artículos, memorias y estudios, exploran porque tantos matrimonios en nuestra sociedad se deterioran y terminan fallando.

Recientemente en una publicación del blog USA TODAY, de Anthony D´Ambosio, llamó mucho la atención por identificar "cinco principales razones por las que los matrimonios no funcionan": problemas de intimidad, problemas financieros, fracaso al intentar conectarse realmente, deseo de atención, y una obsesión con las redes sociales. De acuerdo con su escrito, el joven D´Ambrosio indicó:

"Estos factores, contribuyen a una base rocosa para la fundación del matrimonio, predisponiendo a las parejas a caminar sobre el sendero del divorcio, y contribuyendo indirectamente a la desintegración del matrimonio".

Es desalentador leer historias personales de relaciones rotas, y es aún más desalentador ver a muchas parejas que intentan evitar la infame palabra "D", con tal de no casarse.

Estadísticas en contra del matrimonio.

La tasa de matrimonios, está en su punto más bajo en más de un siglo. Recientemente el Centro de Investigaciones Pew, encontró que en 2012, uno de cada cinco adultos, de 25 años o más, nunca ha estado casado; en 1960, solo uno de cada diez adultos, en ese rango de edad, jamás había estado casado.

Los expertos apuntan a la última recesión económica, a los jóvenes adultos que quieren impulsar sus carreras y al aumento de la cohabitación como factores claves.

Me parece que las parejas casadas, teniendo en frente tendencias matrimoniales tan sombrías, pueden mirar las razones por las cuales los matrimonios no funcionan, o en su lugar, pueden concentrarse en las razones por las cuales si funcionan, especialmente aquellos matrimonios arraigados a la fe.

5 razones por las que los matrimonios con fe son felices.

Los matrimonios católicos, ciertamente no son inmunes a las dificultades que enfrentan las parejas seculares, pero para los católicos que estamos comprometidos con nuestra religión, hay muchas razones por las cuales los matrimonios con son felices y SÍ pueden funcionar a lo largo de toda su vida.

Aquí te enumeramos 5 razones por las que los matrimonios con fe son felices, sin ningún orden en particular.

1. Comprensión de la teología del cuerpo.

La visión de San Juan Pablo II de la persona humana, da forma a nuestra visión sobre la sexualidad humana, colocando nuestro enfoque en la dignidad de la persona entera.

Vemos el amor como un autorregalo, y no separamos el cuerpo del corazón, a diferencia de la moda actual del mundo que nos rodea.

2. Menos enfoque en el valor material.

Las finanzas pueden causar enormes tenciones sobre las parejas casadas, incluyendo a los católicos, pero nuestra fe nos llama a priorizar el servicio del uno al otro y a nuestras comunidades.

Sabemos que nuestros verdaderos tesoros se encuentran en el cielo, no en el tamaño de nuestras casas, en los carros que manejemos o en las vacaciones que tomemos.

3. Intimidad conyugal profunda y la oración.

Incluso rodeados por el ruido de la tecnología, buscamos activamente relaciones con nuestros cónyuges.

Sabemos que los mensajes de texto y correo electrónico nunca podrán sustituir una conversación sincera, y que la conversación continúa a través de una vida de oración activa.

4. El deseo de amar.

El pensamiento de "todo es sobre mí", culturalmente tiene a nuestros compañeros pidiendo a gritos atención sin parar.

En el sacramento del matrimonio, sin embargo, dirigimos nuestros esfuerzos en amar a nuestro cónyuge. Morimos cada día por el bien de nuestro cónyuge y a cambio ellos hacen lo mismo por nosotros.

5. Compromiso a proteger el matrimonio.

El matrimonio es sagrado y debe ser protegido para que sea exitoso, nosotros guardamos fielmente el vínculo que tenemos con nuestras parejas, y debemos evitar que factores externos como el mal manejo del tiempo en las redes sociales, se infiltren en nuestros matrimonios.

Un matrimonio funciona cuando es apreciado por todo lo que es. Revivir los votos y trabajar continuamente por su buen funcionamiento, muestra al mundo que no se trata de la individualidad de las personas o incluso de su cónyuge, se trata de Dios.

Dios te ha dado el matrimonio como un don, un lugar donde el Espíritu Santo puede guiar cada una de sus elecciones y sus corazones.

Como testigos del poder transformador de un sacramento y de las bendiciones que fluyen de la fe, los cónyuges pueden cambiar el mundo y construir una mejor sociedad sobre un matrimonio lleno de fe.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: Fathers for Good
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD