Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Matrimonio y noviazgo

La infidelidad destruye matrimonios. Si quieres proteger tu matrimonio de la infidelidad, te aconsejo que evites los estos comportamientos

Recientemente hablé con un viejo amigo cuyo matrimonio se encuentra en crisis. Su esposa ha estado teniendo una aventura con su entrenador personal en el gimnasio. El resultado de esta aventura amorosa está causando que su familia se separe. Lo que ella asumió, de manera ingenua, como una “aventura inofensiva” está sumando una gran cantidad de consecuencias negativas a su matrimonio y a sus hijos.

La infidelidad destruye matrimonios. Lo veo todos los días. Normalmente, cuando hablamos de infidelidad, nos referimos sólo al ámbito sexual. Mientras que las aventuras sexuales pueden ser la forma más destructiva de infidelidad, hay muchas otras maneras en las cuales las personas pueden ser infieles en el matrimonio. Los actos más pequeños de infidelidad usualmente conducen a aventuras sexuales. Debemos proteger nuestros matrimonios de TODAS las formas de infidelidad existentes.

La definición de infidelidad es literalmente el quebrantamiento de confianza o de la lealtad. Si quieres proteger tu matrimonio de la infidelidad en todas sus presentaciones, se aconseja que por favor evites los siguientes comportamientos.

La prevención de los siguientes 9 actos de quebrantamientos de lealtad y confianza son pasos vitales para preservar tu matrimonio.

Las 9 formas más comunes de cometer una infidelidad son (sin orden específico):

1.- Entregar tu lealtad primordial a alguien o a algo más que a tu cónyuge.

Si estás entregando tu lealtad primordial a tus padres por delante de tu pareja, básicamente estás cometiendo un acto de infidelidad. Si estás más interesado o preocupado por tus amigos que por tu pareja, le estás engañando. Si estás pensando entregar toda tu lealtad al campo laboral, estás siendo infiel.

Si simplemente pudiésemos comprender la responsabilidad que tenemos de entregar nuestra más pura, fuerte y primordial lealtad a nuestros matrimonios, éstos mismos podrían mejorar de manera inmediata y dramática.

2.- Guardarle secretos a tu cónyuge.

En el matrimonio, los secretos son casi tan dañinos como las mentiras. El matrimonio debe construirse sobre una base de total transparencia y confianza. Debes darle prioridad a la confianza y la transparencia en el matrimonio, incluso por encima de tu privacidad personal. A menos que estés planeando una fiesta sorpresa o escondiendo un regalo para una fecha especial, no hay lugar para secretos en el matrimonio.

Cada vez que estés entablando una conversación, haciendo una compra, enviando un mensaje de texto, realizando una búsqueda vía Internet o haciendo cualquier cosa con la intención de que tu pareja nunca se entere, tu secreto es en realidad un acto de infidelidad.

3.- Amenazar con el divorcio.

El divorcio se ha convertido en un acto demasiado informal en nuestra sociedad. Suponemos que el momento en que el matrimonio se torna difícil, significa que nos hemos casado con la persona “equivocada” y que debemos empezar desde cero con una persona completamente nueva.

Cuando amenazamos con el divorcio, estamos rompiendo la confianza sagrada que hace que un matrimonio funcione. Estamos dando a entender que nuestros votos matrimoniales no importan y que nuestro compromiso está condicionado a nuestros sentimientos. Veamos los problemas de nuestros matrimonios como una oportunidad para trabajar juntos, en equipo; y no como una oportunidad para renunciar.

4.- Aventuras emocionales.

Las aventuras de carácter emocional pueden rápidamente conducir a aventuras sexuales, pero también son un acto de infidelidad. Se llevan a cabo en secreto cuando comenzamos a buscar afecto y atención de alguien que no es nuestra pareja. Usualmente comienza de manera inocente con una conexión natural que se comparte con alguien en el trabajo (o donde sea), pero las líneas se pueden cruzar rápidamente.

5.- Negarse a admitir la culpa o pedir disculpas de manera sincera.

Cuando te niegas a admitir la culpa, buscas excusas para sus acciones, culpas a tu pareja en lugar de asumir la responsabilidad o dejas de pedir disculpas sinceramente, estás cometiendo un acto de infidelidad.

Algunas de las palabras más poderosas en la sanación de un matrimonio son: "Yo estaba equivocado", "De verdad lo siento", "Por favor, perdóname", y "Dame la oportunidad de reconstruir la confianza que he roto”.

6.- No estar allí cuando tu cónyuge te necesita.

Tu pareja no debería tener que hacer frente a ninguna situación sin tu presencia, tu colaboración y tu apoyo. Cuando ambos dijeron “acepto”, hicieron un voto para estar allí el uno para el otro. Retener tu ayuda o elegir selectivamente tu participación basado/a en tu conveniencia, es comunicar deslealtad a tu pareja, quiere decir que, es cometer un acto de infidelidad. Demostremos nuestro amor apoyando y estando allí para nuestras parejas.

7.- Tratar de ganar una discusión con tu cónyuge.

Éste puede haberte tomado por sorpresa. Todos queremos ganar un argumento, ¿verdad? ¿Qué podría estar mal con eso? Pues, en el matrimonio, no puedes tomar los desacuerdos como algo que una persona gana y otra pierde. Intentar ganar a expensas de tu pareja es en realidad una forma de quebrantamiento de confianza y lealtad, ya que ustedes dos están en el mismo equipo. Tanto como para ganar juntos o para perder juntos.

Tener una mentalidad de ganar o perder en el matrimonio es dar a entender que están en diferentes equipos. Que son adversarios en lugar de socios. Esa es una mentalidad de divorcio; no una manera de pensar en matrimonio.

8.- Aventuras sexuales.

Las aventuras de carácter sexual destruyen matrimonios. Esto es probablemente lo primero que viene a tu mente cuando escuchas la palabra "infidelidad", ya que se reconoce como el acto de quebrantamiento de confianza y lealtad más fuerte que puede cometerse. Si vas a adentrarte en este camino e iniciar el tóxico proceso de justificar una aventura sexual, ¡detente ahora mismo! El dolor que causarás va más allá de lo que en realidad te puedes imaginar.

9.- Renunciar a la relación.

Cualquier problema que estén enfrentando, pueden superarlo si se mantienen unidos. No pierdan las esperanzas, no renuncien a ustedes mismos.

 
Adaptación y traducción al español por el equipo de PildorasdeFe.net, del artículo publicado originalmente en Dave Willis´s Blog, autor: Dave Willis
.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Matrimonio y noviazgo

signos presentes en el matrimonio

5 signos que se hacen presente en el matrimonio. Las alianzas, anillos, arras, el lazo, el velo y vestido blanco son signos y tienen un significado específico