Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe

La celebración de la Fiesta del Halloween, tal como la conocemos, no es una fiesta católica. Conoce las 7 razones bíblicas para no celebrar el Halloween

7 razones bíblicas para no celebrar la fiesta de Halloween.

Halloween es una deformación de una palabra en inglés "All Hallows´ Eve", que en realidad significa: "la Víspera de todos los Santos", un día muy bello para todos nosotros los católicos. De allí viene el nombre. Pero la celebración de la Fiesta del Halloween, tal como la conocemos hoy, no tienen nada que ver con nuestra fiesta cristiana, sino que viene del paganismo. Aquí queremos mostrarte algunas razones bíblicas para no participar ni celebrar el Halloween en ninguna de sus formas.

Tal vez puedas pensar que el Halloween es una fiesta inofensiva, con tal, los niños se disfrazan, se divierten, comen dulces y pasan un momento diferente, "algo agradable" que, en teoría, no le hace ningún mal a nadie. Este es el problema. Esto es solo la superficie que tú ves. Pero tras esto, existe una serie de rituales demoníacos que se realizan en este día. Así como hay personas que se está "divirtiendo", hay otros que están haciendo cosas terribles. La fiesta del Halloween refleja un culto a la brujería, hechicería, magia, satanismo, ocultismos, espiritismo, etc. Mientras todo esto sucede, también otros se dedican a realizar ultrajes al Santísimo Sacramento, consagraciones al demonio. Y aunque no lo creas, se realizan muchos sacrificios de niños y jovencitas vírgenes. ¿no te parece extraño que justo antes de la celebración del Halloween comienzas a ver por muchas noticias de casos de niños desaparecidos y secuestros?

Si bien, cuando vas de puerta en puerta pidiendo dulces no estás cometiendo ningún delito o ninguna de estas atrocidades, sin querer, estás formando parte de una Fiesta que sirve para el culto a Satanás ¿No crees que puede haber otras muchas ocasiones para divertirte de forma sana? ¿Por qué no mejor celebrar la verdadera víspera de todos los Santos y dar gracias a Dios por todo lo que has recibido en esta vida? Hay muchas maneras divertirse sin participar de algo que no es agradable a los ojos de Dios.

Razones para no participar de la Fiesta del Halloween.

A continuación, quiero mostrarte algunas razones para no participar ni celebrar la fiesta del Halloween tal como se celebra en la actualidad y que difiere con nuestra celebración de la Víspera de todos los Santos.

1. No tenemos un Dios de muertos.

Tenemos a un Dios que ha derrotado la muerte y quiere que tengamos vida en abundancia.

"Dios, no es un Dios de muertos; sino de vivos". (Lucas 20,38),

La celebración de la fiesta del Halloween se centra en la muerte. Entonces: ¿quieres decorar tu jardín con lápidas y calaveras? ¿Quieres disfrazar a tus hijos de ultratumba o cosas que denotan la muerte? ¿Por qué no mejor vistes tu casa de hermosas flores y cosas que representen la vida?

2. No complazcas al demonio.

La brujería, los hechizos, astrología, magia y adivinación son claramente cosas detestable para Dios

"No ha de haber en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, que practique adivinación, astrología, hechicería o magia, ningún encantador ni consultor de espectros o adivinos, ni evocador de muertos. Porque todo el que hace estas cosas es una abominación para el Señor tu Dios y por causa de estas abominaciones, el Señor tu Dios los expulsa delante de ti. Has de ser íntegro con el Señor tu Dios" (Deuteronomio 18:10-14).

¿A quién crees que le rindes culto con sustos, miedos y brujerías? ¿Te parece entonces agradable vestir a tus hijos como demonios o cosas terroríficas, espeluznantes que infunden el terror o promueven embrujos? ¿Esto es algo bueno o demoníaco? Si estas cosas son abominaciones para Dios, adivina entonces para quien son agradables.

3. No te unas a celebraciones mundanas.

El Señor nos da, a través de San Pablo, la siguiente advertencia:

"No se junten con los que rechazan la fe: es cosa absurda. ¿Podrían unirse la justicia y la maldad? ¿Podrían convivir la luz y las tinieblas? ¿Podría haber armonía entre Cristo y Satanás? ¿Qué unión puede haber entre el que cree y el que ya no cree? ¿Qué tiene que ver el Templo de Dios con los ídolos? Nosotros somos el Templo del Dios vivo. Dios lo dijo: Habitaré y viviré en medio de ellos; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Por eso, salgan de en medio de ellos y apártense, dice el Señor. No toquen nada impuro y yo los miraré con agrado" (2 Carta a los Corintios 6,14-17)

Dios no nos quiere unidos a cosas del mundo. Con su amor y sacrificio, Él nos ha separado de la maldad y, al final de los tiempos, Él separará la cizaña del trigo. Los que amamos a Dios no podemos al mismo tiempo amar el pecado.

4. Buscar agradar a Dios y solo a Dios.

Seguramente en tu familia también hay algunos que te dicen que "es ridículo que no permitas que tus hijos se disfracen en la fiesta de Halloween y que eres una fanática o fanático religioso". A todos nos ha tocado parte de esto seguramente. Pero, a todo esto, ¿Sus opiniones deberían ser importarme que las cosas de Dios? ¿A quién debemos agradar? Como lo dice San Pablo: 

"¿Con quién tratamos de conciliarnos?, ¿con los hombres o con Dios? ¿Acaso tenemos que agradar a los hombres? Si tratara de agradar a los hombres, ya no sería siervo de Cristo". (Gálatas 1,10)

5. El miedo.

A través de toda la historia de la Iglesia, Dios mismos nos ha repetido continuamente: "No teman", "No tenga miedo". ¿Tanto esfuerzo de Dios en decirnos esto continuamente será en vano?

Una vez que conocí el poder de Dios, me libré de todo miedo, ansiedad y ataques de pánico en medio de la noche. El miedo viene del enemigo. Deberías entonces preguntarte si quiere participar en una fiesta de Halloween que tiene el miedo como su fundamento.

  • "No tengas miedo, pues yo estoy contigo; no temas, pues yo soy tu Dios. Yo te doy fuerzas, yo te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa". (Isaías 41,10)
  • "Busqué al Señor, y él me escuchó y me libró de todos mis temores" (Salmo 34,4).
  • "Yo soy quien te manda que tengas valor y firmeza. No tengas miedo ni te desanimes porque yo, tu Señor y Dios, estaré contigo dondequiera que vayas". (Josué 1,9)
  • "Aunque pase por el más oscuro de los valles, no temeré peligro alguno, porque tú, Señor, estás conmigo; tu vara y tu bastón me inspiran confianza". (Salmo 23,4)
  • "Jesús lo oyó y dijo al dirigente: No temas: basta que creas, y tu hija se salvará". (Lucas 8,50)
  • "Pero él les dijo: ¡Qué miedosos son ustedes! ¡Qué poca fe tienen! Entonces se levantó, dio una orden al viento y al mar, y todo volvió a la más completa calma". (Mateo 8,26)

Cuando conoces verdaderamente a Dios, sus palabras comenzarán a ser aliento de vida y de fuerza que te sostendrán para vivir sin miedo.

6. Revestirse de luz.

Ya sabemos que la fiesta del Halloween está ligada a cosas oscuras, ritos satánicos, espiritismo y demás cosas demoníacas. La oscuridad y el miedo son las banderas de esta fiesta. Las Escrituras nos dicen que dejemos de lado las obras de la oscuridad.

"Comprendan en qué tiempo estamos, y que ya es hora de despertar. Nuestra salvación está ahora más cerca que cuando llegamos a la fe. La noche va muy avanzada y está cerca el día: dejemos, pues, las obras propias de la oscuridad y revistámonos de una coraza de luz." (Romanos 13,11-12)

La luz no tiene nada en común con las tinieblas. ¿Celebrar la fiesta del Halloween que se celebra en medio de la oscuridad (espiritual) es algo que un hijo de la luz debería hacer? Si ya somos de Cristo, nuestra bandera es la Luz que vienen de lo alto.

7. Condenarse por preferir las tinieblas.

Muchos se hacen los ciegos cuando se les dice la verdad que hay detrás de la celebración de la fiesta del Halloween. Prefieren seguir en la oscuridad debido a que han preferido disfrutar de una supuestas "alegrías" que son temporales.

"...La luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Pues el que obra el mal odia la luz y no va a la luz, no sea que sus obras malas sean descubiertas y condenadas. Pero el que hace la verdad va a la luz, para que se vea que sus obras han sido hechas en Dios." (Juan 3,19-21)

Si hay algo en tu corazón que te dice que podrías estar eligiendo el camino equivocado, ¿por qué seguir haciéndolo? Tenemos sembrado el bien en nuestra conciencia. Escudriña tu corazón y prefiere la luz ante las tinieblas.

Estoy realmente convencido de que tomarás la decisión correcta de cerrar esa puerta que el enemigo quiere que atravieses para tu perdición. Celebrar el mal, la oscuridad, la brujería, el miedo, la muerte y todo lo demoníaco que encierra esta fiesta puede traer muchas repercusiones negativas para tu alma. Un cristiano que celebra la fiesta del Halloween y luego va a Misa, sería algo así como alguien que pone un nacimiento en Navidad y canta, "¡Noche de paz, noche de amor!", y luego va con un brujo para que le lea las cartas. Jesús no tiene nada que ver con las cosas de la oscuridad y nosotros tampoco deberíamos.

¿Qué hacer en Halloween entonces?

Mientras todos los niños vengan a pedir dulces a nuestra puerta, y escuchemos por doquier canciones de muertos y veamos festejos fúnebres ¿qué haremos como cristianos? ¿Escondernos en alguna habitación con las luces apagadas? ¿Sacar a la familia de la casa e irnos al campo a mirar estrellas como si nada pasara? ¡No! Nuestra casa debe brillar con la luz de Cristo. Las casas oscuras son la victoria del enemigo. Aquí tienes algunas ideas:

  • Monta en tu jardín un pequeño altar con alguna imagen de María o del Corazón de Jesús, enciende varias velas alrededor.
  • Ilumina bien tu hogar y decora con imágenes de Santos.
  • Coloca afuera una Cruz grande madera o alguna Cruz visible y pon un letrero que diga: ¡Feliz día de los Santos!
  • También puedes Imprimir algunas estampillas de Santos con alguna oración y, con algunos caramelos, obséquiaselos a los niños que venga a pedir dulces a tu puerta.

Haz que el amor de Dios brille y se manifiesta en tu hogar. Halloween es el único día del año en que los vecinos llegan a tu puerta esperando recibir algo. ¡Así que dales el regalo del amor de Dios! "Vosotros sois la luz del mundo... que vuestra luz brille entre los hombres para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos". (Mateo 5,14-16).

Más sobre el Halloween.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD

Categoría:

Caminando en la fe

jesus pasion sonrie el que me quiere amar yo que me dejo

Jesús quiere amarme y yo que me quiero dejar amar por Él. Me dejo consumir por ese fuego que va convirtiendo en cenizas todas las heridas que pude provocar.

Categoría:

Caminando en la fe

abomiacion de la desolacion desoladora que es

La abominación de la desolación o la abominación desoladora como se le conoce también, es uno de los signos que Jesús dice que ocurrirá antes de su regreso.

Categoría:

Caminando en la fe

mujer triste recuesta su cabeza sobre sofa superar depresion muerte

Estos consejos pueden ayudarte a aceptar y afrontar la pérdida de un ser amado y recibir consuelo. Sobrellevar la muerte de un ser querido no es fácil