Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Caminando en la fe
metas para vivir la semana santa

La Semana Santa es una buena ocasión para ejercitar el autodominio en muchos aspectos que nos cuestan, crecer y fortalecer el espíritu. Practica estas metas

6 metas para Semana Santa para fortalecer el espíritu.

La Semana Santa comienza el Domingo de Ramos y continúa hasta el Domingo de Pascua. Celebra el Misterio Pascual, la pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo, y su resurrección victoriosa, su triunfo sobre el pecado y la muerte y su glorificación por su Padre. El Domingo de Ramos (Domingo de Pasión) es una doble fiesta, el Domingo de Ramos porque las ramas de palma son bendecidas y llevadas en procesión para conmemorar la entrada del Señor en Jerusalén, y el Domingo de la Pasión porque se proclama la Narrativa de la Pasión. Es el único domingo en el que se leen dos evangelios separados.

Simbología en Semana Santa.

El símbolo principal del Domingo de Ramos son las palmas, un signo de que el pueblo consideraba a Jesús como su rey victorioso. Hay muchos símbolos para la Pasión: una sola cruz, tres cruces, la copa del sufrimiento, treinta piezas de plata, una linterna, espadas y palos, una espada y una oreja cortada, esposas o grilletes, un gallo cantando, un pilar de flagelación, látigos, una corona de espinas, una caña, tres clavos, martillo y pinzas, una cuerda, la inscripción INRI, una ramita de hisopo, tres dados, una túnica, una lanza, una escalera, un sudario o lienzo funerario y un cráneo.

La Cuaresma que finaliza con la Semana Santa, es un camino de crecimiento espiritual para ratificar, ante nosotros mismos y ante los demás, que Dios ha pasado por nuestras vidas para hacernos mejores personas, por lo que nos comprometemos a ser testimonios de esa conversión. Este realmente, es el sentido de la Semana Santa, que cada quien sea una vivencia de fe a la luz de Cristo.

Y para que ese cambio sea verdadero, el Señor nos invita a dejar morir en nosotros todo aquello que nos aleja de Él y de los demás. Es también una buena ocasión para ejercitar el autocontrol en aspectos que nos cuesten esfuerzo.

6 metas de Semana Santa para fortalecer el espíritu.

Las siguientes recomendaciones podrán ser un buen plan de mejora personal pues parten de las falencias que, por lo general, todos caemos en algún momento.

1. No hacer lo que no te gusta que te hagan.

Más que un propósito, debe ser una ley de vida. Es la mejor forma de romper con el círculo vicioso que conduce a estados negativos.

Ama a Dios por sobre todas las cosas y verás cómo se te hace sencillo practicar ese amor con tu prójimo y tenerle el debido respeto.

2. Cumplir con las obligaciones.

Esto se resume en cumplir con los deberes que cada quien ha asumido con rectitud, responsabilidad, compromiso, y en especial con amor.

3. Ser amable con los demás.

No hay duda que las personas amables viven mejor, pues este valor produce felicidad, armonía, paz interior; además tiene el poder de "desarmar corazones": libera al otro de las emociones negativas.

4. No guardar rencores.

El resentimiento, agresividad, odio, rencor, deseo de venganza, enferman el espíritu, dañan el cuerpo y producen desequilibrio psicológico.

Todo esto, son toxinas que pueden no damnificar al otro; pero sí perjudican mucho a quien las experimenta. (Leer también: Cómo tener un espíritu saludable) El perdón es el único remedio para apabullar estos sentimientos negativos que alejan la felicidad, apagan las ilusiones, y destruyen la paz interior.

5. No hablar mal de los demás.

"Un mal comentario puede acabar una amistad, enterrar una institución, manchar un buen nombre, desmoronar una vida. El mejor modo de no meterse en vidas ajenas es no hablar nunca de los demás." *Fragmento del artículo "Ser cada día mejor" de BuzonCatolico.es

Además, no podemos olvidar que también somos humanos y por consiguiente, nos equivocamos.

Hay que enfocarse mejor en lo bueno que cada quien tiene, así evitamos que los errores y defectos de los demás nos atormenten, robándonos así la tranquilidad que tanto buscamos.

6. Concentrarse en su propia vida.

No hay que dedicar tiempo a investigar si los demás realizan bien su trabajo, si rectifican sus errores, si son buenos esposos o que tal lo hacen como padres de familia. Hay que dejar a un lado los asuntos ajenos y destinar toda la conciencia, cuidado y dedicación a la propia vida.

La Semana Santa es un recorrido de amor por el amor que termina con el inicio el derramamiento del amor sobre la humanidad en la Pascua de Resurrección. Estas grandes noticias no pueden ser contenidas, tienen que ser vividas desde el interior. Jesús predicó el amor, y murió por amor a nosotros. La Semana Santa culmina con el domingo de Pascua, pero es el inicio de un camino de transformación. Haz un esfuerzo por amar a esa persona difícil con todas tus fuerzas (aunque creas que no lo merezca), porque donde hay amor, hay un Cristo resucitado.

Sobre Pascua y Semana Santa.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net | Con información de: LaFamilia.info
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD