Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
san juan maria vianney biografia santo cura de ars patrono de los sacerdotes

San Juan María Vianney, Santo Cura de Ars, brilló por su ardiente predicación y sencilla caridad. Logró muchas conversiones. Es patrono de los Sacerdotes

San Juan Vianney. El Santo Cura de Ars. Patrono de los Sacerdotes.

San Juan María Vianney (San Juan Vianney) conocido también como el Santo Cura de Ars, fue un humilde sacerdote de parroquia francés venerado en la Iglesia Católica como el santo patrono de los sacerdotes. Es conocido internacionalmente por su labor sacerdotal y pastoral en su parroquia de Ars, Francia, debido a la radical transformación espiritual de la comunidad y sus alrededores. Consiguió su santidad a través de su perseverante ministerio en el sacramento de la confesión y a su ardiente devoción a la bienaventurada Virgen María.

Fiesta: 4 de agosto.

Martirologio romano: Memoria de san Juan María Vianney, el cura de Ars, que durante más de cuarenta años condujo admirablemente la parroquia que se le confía en el pueblo de Ars, cerca de Belley en Francia, con la una predicación diligente y muy intensa, oración y una ejemplar vida de penitencia. Todos los impartía catequesis a niños y adultos, administró de manera magistral y sencilla el sacramento de la reconciliación a los penitentes, y en con las obras impregnadas de una ardiente caridad, sacada de la fuente de la Sagrada Eucaristía, brilló de tal manera hasta el punto en que se extendió por todas partes sus grandes y sabios consejos y predicas.

Biografía de San Juan María Vianney.

San Juan María Vianney nació en la localidad de Dardilly en Francia el 08 de mayo 1786. Fue el hijo de un granjero pobre. Él tuvo que tomar su Primera Comunión en secreto cuando tenía 13 años, debido a que la Iglesia estaba siendo perseguida. Trabajó como pastor hasta los 18 años, cuando comenzó la formación para el sacerdocio.

Juan Vianney atravesó por momentos muy difíciles durante sus estudios para el sacerdocio. Él luchó grandemente y se esforzó en aprender, pero tuvo un momento particularmente difícil con el latín, el cual no podía asimilarlo bien.

San Juan María Vianney fue despedido del seminario en Lyon, y lo readmitieron posteriormente; pero falló los exámenes nuevamente. Por último, el vicario general, sintiendo un poco de compasión por él, examinó a Juan en francés y pasó su prueba. Fue ordenado a la edad de 29 años en Grenoble en 1815, después de unos arduos once años de estudios. A esa edad ya era más viejo que su profesor.

Muchos católicos de la zona se sentían indignados por la ordenación de San Juan Vianney, a sabiendas de que su conocimiento, especialmente de latín, era poco ejemplar, así que hacen pasar una petición para que San Juan María Vianney fuese removido como sacerdote.

Pero su obispo se dio cuenta de que San Juan Vianney tenía un gran sentido común y era un modelo de nobleza y bondad; por lo que fue retirada tal petición y así Vianney logró su ordenación.

San Juan Vianney: el gran confesor.

Nombrado vicario a la parroquia de su primer sacerdote-instructor, el joven sacerdote Juan Vianney pronto mostró dones particulares, como confesor.

En 1818, San Juan María Vianney fue nombrado como párroco de Ars, una parroquia rural. Él comenzó a visitar a sus feligreses, especialmente los enfermos y pobres. Aquí había de pasar el resto de sus días.

Vianney fue impulsado en vida para la gloria de Dios, la salvación de su alma y de las almas por las cuales él era responsable. Ardió de amor por Jesús y por medio de él Jesús encendió muchas llamas en la fe. Pasaba regularmente de 14 a 18 horas al día ofreciendo el sacramento de la Confesión y pasaba dos y hasta tres días sin comer y cuando comía su comida consistía solamente en patatas cocidas.

Dones y carismas de San Juan María Vianney.

En esta importante obra, San Juan María Vianney se vio favorecido por el don espiritual de leer las conciencias de las personas. Las habilidades y los dones extraordinarios de Cura de Ars como confesor se extendería por todos los pueblos cercanos, miles, incluidos obispos y aristocracia viajaban a Ars para recibir su consejo espiritual.

San Juan María Vianney escuchó confesiones de personas de todo el mundo para escucharlo, quienes llegaban humildemente al confesionario, y ocurrían muchos milagros. Su vida estuvo llena de obras de caridad y amor. Se registra que incluso los más acérrimos de los pecadores se convertían con tan solo escuchar su predicación.

Para el año 1855, San Juan María Vianney (el cura de Ars) había escuchado alrededor de unas 20.000 confesiones en un año. Con Catalina Lassagne y Benedicta Lardet, estableció "La Providencia", un hogar para niñas y fue el modelo de instituciones similares establecidas más tarde por toda Francia.

Solo un hombre de visión podría tener tal confianza en Dios, que el Señor mismo le iba a proveer a las necesidades espirituales y materiales de todos los que vinieron a hacer de "La Providencia" su casa.

San Juan María Vianney fue párroco de Ars durante 41 años. Ni en su lecho de muerte tuvo momentos de soledad que tanto deseaba. La gente venía con rosarios y medallas para ser bendecidos, y para ser bendecidos ellos mismos. Incapaz de hablar, el Cura de Ars levantaba la mano y hacía una señal débil de la cruz.

Muerte de San Juan Vianney.

El 3 de agosto, que aún estaba vivo, a esos de las siete de la tarde, el obispo de Belley fue a visitarlos. El Santo Cura de Ars estaba demasiado enfermo para hablar y solo podía sonreír. El obispo le dio un beso y se fue a la iglesia a orar por él.

A las dos de la mañana del día siguiente, 4 de agosto de 1859, San Juan María Vianney, el conocido Santo cura de Ars, se había ido a la patria celestial; tenía setenta y tres años. Muchos fueron los milagros que se dieron a través de la intercesión de Juan Vianney aún después de su muerte. Fue beatificado el 8 de enero de 1905 por el Papa San Pío X, y posteriormente canonizado el 31 de mayo de 1925 por el Papa Pío XI.

Hasta el día de hoy, su cuerpo permanece incorrupto y puede verse encerrado en vidrio en un altar de mármol en Ars, Francia.

En el 2010, El Papa Benedicto XVI, decretó un año sacerdotal, y asimismo declaró a San Juan María Vianney como Patrono Universal de los Sacerdotes, con ocasión del 150 aniversario de la muerte del Santo Cura de Ars.

El 4 de agosto de 2019, por motivos de la conmemoración de los 160 años de la muerte de San Juan María Vianney, el santo Cura de Ars patrono de los párrocos, el Papa Francisco remitió una carta a los sacerdotes de todo el mundo en donde elevaba las virtudes de este Santo: "Ustedes hermanos presbíteros que sin hacer ruido “lo dejan todo” para estar empeñados en el día a día de vuestras comunidades. A Ustedes que, como el Cura de Ars, trabajan en la “trinchera”, llevan sobre sus espaldas el peso del día y del calor (cf. Mt 20,12) y, expuestos a un sinfín de situaciones, “dan la cara” cotidianamente y sin darse tanta importancia, a fin de que el Pueblo de Dios esté cuidado y acompañado. Me dirijo a cada uno de Ustedes que, tantas veces, de manera desapercibida y sacrificada, en el cansancio o la fatiga, la enfermedad o la desolación, asumen la misión como servicio a Dios y a su gente e, incluso con todas las dificultades del camino, escriben las páginas más hermosas de la vida sacerdotal".

Oración a San Juan María Vianney.

La siguiente es una oración para pedir a San Juan María Vianney que interceda en favor de todos los sacerdotes del mundo.

Oh glorioso padre de los Sacerdotes, San Juan María Vianney, espléndido modelo de todos los ministros de las almas, tú que fuiste un ejemplar conductor de almas, un constructor de puentes entre Dios y su pueblo, el Santo Cura de Aras que condujo a innumerables penitentes a través del sacramento de la reconciliación, al encuentro con Jesús, te pedimos que inspires a todos los sacerdotes que se dedican como mediadores entre Dios y su pueblo. Amén.

Oración compuesta por el Santo Cura de Ars.

San Juan Vianney, ahora convertido en el santo patrono de los sacerdotes, compuso una hermosa oración a Jesús en el siglo XIX. Esta lleva la marca espiritual de los profundos sentimientos del Santo Cura de Ars. El testimonio de su vida de oración y penitencia, nos deja un gran legado espiritual a todos los católicos: confiar en providencia de Dios, orar a tiempo y a destiempo. Sacrificarse por las almas pecadoras a través de largas jornadas continuas dedicadas al sacramento de la confesión, fue su gran herramienta de conversión.

La oración compuesta por este santo, es citada en el Catecismo de la Iglesia Católica.

"Te amo, Dios mío, y mi único deseo es amarte hasta el último suspiro de mi vida. Te amo, oh mi Dios infinitamente adorable, y prefiero morir amándote, que vivir sin amarte. Te amo, Señor, y la única gracia que pido es amarte eternamente. Dios mío, si mi lengua no puede decir en cada momento que te amo, quiero que mi corazón te lo repita tantas veces como respire". San Juan María Vianney.

Santos de la semana

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para otro tipo de copias: Términos legales - Pildorasdefe.net
Grupo Oficial de Pildorasdefe en Whatsapp
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD