Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Te invitamos a leer nuestra política de privacidad
Política de Cookies y ajustes
FACEBOOK
TWITTER
WHATSAPP
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día
Boletín diario del Evangelio de hoy por email
san matias apostol del senor jesus discipulo desde san juan bautista

San Matías fue el último Apóstol del Señor. Acompañó a Jesús desde su Bautismo hasta su Ascensión. Escogido por los Apóstoles como testigo de la Resurrección

San Matías. Apóstol. Discípulo de Jesús desde el bautismo de Juan.

San Matías fue uno de los Apóstoles escogidos por los demás Apóstoles a través de un sorteo para cubrir así el lugar que le había correspondido a Judas Iscariote, el traidor. Su llamado como apóstol es único en la historia de la Iglesia, ya que su nombramiento no fue hecho personalmente por Jesús, quien ya había ascendido al cielo, y también fue hecho antes del descenso del Espíritu Santo en Pentecostés.

Fiesta: 14 de mayo.

Martirologio romano: Fiesta de San Matías, apóstol, que siguió al Señor Jesús desde el bautismo de Juan hasta el día en que Cristo fue llevado al cielo; y que, después de la Ascensión del Señor, fue escogido por los Apóstoles para que ocupar el lugar vacío que dejó Judas el traidor, para que así, siendo parte del grupo de los doce, se convirtiera en un testigo de la Resurrección del Señor.

Prefacio.

De San Matías se habla en el primer capítulo de los Hechos de los Apóstoles, cuando es llamado y escogido para ser uno de los doce apóstoles del Señor, en sustitución de Judas Iscariote, el traidor. Debía cumplir con el requisito previo de haber estado presente en los hechos acontecidos en la vida de Jesús desde el Bautismo en el Jordán.

San Matías es elegido por sorteo, a través del cual la preferencia divina cae sobre él y no en el otro que también era candidato, José, llamado Barsabás.

Cuenta la tradición, que después de haber recibido el Espíritu Santo en Pentecostés, San Matías Apóstol comenzó a predicar, pero no se tienen muchas noticias de él. La tradición nos ha legado la imagen de un anciano sosteniendo una alabarda, un símbolo de su martirio. Pero no hay evidencia histórica de una muerte violenta.

Unos dicen que San Matías fue crucificado mientras que otros aseguran que fue decapitado. Lo que si es cierto, es que él murió en Jerusalén y sus reliquias fueron llevadas por Santa Elena, madre del emperador Constantino, a Tréveris, donde son veneradas.

Biografía de San Matías.

Según San Clemente y San Jerónimo, San Matías fue uno de los setenta discípulos de Jesús que fueron enviados de dos en dos durante su ministerio de predicar y sanar a los enfermos, y había estado con él desde su bautismo con Juan el Bautista y hasta el momento de la Ascensión.

En el Libro de los Hechos de los Apóstoles (1,15-26) en los días siguientes a la Ascensión, San Pedro propuso a los hermanos reunidos, que eran ciento veinte, para que eligieran a un hombre para completar el lugar que dejó Judas el traidor en el apostolado.

Dos discípulos, José, llamado Barsabás y Matías fueron seleccionados, y la suerte fue echada, con el resultado a favor de Matías, que así llegó a ser asociado con los once apóstoles.

¿Por qué un décimo segundo Apóstol?

Con todas las preguntas, dudas y peligros a los que estaban enfrentando en eso momento los Apóstoles y discípulos de Jesús, optaron por centrar su atención en la búsqueda de un duodécimo apóstol.

¿Por qué fue tan importante? Doce fue un número muy importante para el pueblo elegido: doce era el número de las tribus de Israel. Si el nuevo Israel debía provenir de los discípulos de Jesús, se necesitaba entonces un duodécimo apóstol.

Pero Jesús había escogido los doce originales. ¿Cómo podían saber a quién elegiría? Eran Ciento veinte personas se habían reunido en oración y reflexión, cuando San Pedro, se puso de pie para proponer la manera de hacer la elección.

Criterios de selección del apóstol San Matías.

Pedro tuvo un criterio, que, como los apóstoles Andrés, Santiago, Juan Evangelista, y hasta el mismo San Matías, estaba de acuerdo con que debía de ser un hombre que había sido discípulo desde el principio, desde su bautismo con Juan el Bautista hasta el momento de la Ascensión.

La razón de esto es simple, el nuevo apóstol tenía que ser un testigo de la resurrección de Jesús. Debería de haber seguido a Jesús antes de haber sido conocido, y que debió quedarse con Él cuando se hizo enemigos al hablar de la cruz y de comer su cuerpo y de beber su sangre, enseñanzas que hizo que muchos lo dejaran de seguir en aquel entonces.

Dos hombres se ajustaron con esa descripción: San Matías y José, llamado Barsabás. Sabían que estos dos hombres habían estado con ellos y con Jesús a través de todo su ministerio. Pero, ¿cuál tenía el corazón para convertirse en un testigo de su resurrección?.

Los apóstoles sabían que solo el Señor podía saber lo que había en el corazón de cada uno. Y echaron suertes con el fin de descubrir la voluntad de Dios y San Matías fue elegido. Fue el duodécimo apóstol y el grupo estaba completo de nuevo mientras esperaban la venida del Espíritu Santo.

Esto es lo primero y lo último que escuchamos de Matías en las Sagradas Escritura. Cuenta la tradición que Matías abrazó con mucho entusiasmo todo lo que significaba ser un apóstol del Señor, incluyendo el rechazo a la evangelización, la persecución y el martirio a lo que estaría expuesto.

Muerte de San Matías.

Hay dos categorías de santos: mártires y confesores. Un mártir cristiano es considerado como uno que está condenado a muerte por su fe o convicciones cristianas. Confesores son personas que murieron de muerte natural.

San dice que San Matías murió en el año 80. Unos afirman que fue decapitado; Mientras que los "Menaia" griegos, sostienen que fue crucificado. Lo que si es cierto, es que él murió en Jerusalén y sus reliquias fueron llevadas por Santa Elena, madre del emperador Constantino, a Tréveris, donde son veneradas.

San Matías en el arte cristiano.

Es útil ser capaz de reconocer San Matías en pinturas, vidrieras, manuscritos iluminados, la arquitectura y otras formas de arte cristiano. Las representaciones artísticas reflejan la vida o la muerte de los santos, o un aspecto de la vida con la que la persona está más estrechamente relacionada.

San Matías está representado en el arte cristiano con un hacha de batalla, el instrumento con el que supuestamente fue decapitado por los Judíos.

Oración a San Matías.

San Matías, siervo y apóstol del Señor, recurrimos a ti para que por favor intercedas ante Cristo Jesús por nosotros,  para que podamos llegar a ser dignos testigos de la resurrección de Jesús en nuestra forma de vivir, en nuestra forma de actuar y de hablar sobre la vida eterna que el Padre nos ha prometido a los que somos fieles a sus mandatos. Todo esto lo pedimos, por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Santos de la semana

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Biografía de Santos - Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado en Píldoras de fe - Para compartir de forma correcta este contenido use los botones de compartir en redes sociales disponibles para ello. Lea nuestro aviso para cualquier otra información: Términos legales - Pildorasdefe.net
Canal Oficial de Pildorasdefe en Telegram
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD