Liturgia / Celebración del día

Feliz Pascua de Resurrección. Cristo vive ¡Aleluya, aleluya!

 
 
   
 
 
 

Jesús ha resucitado, se ha levantado de entre las sombras y ha derrotado a la muerte. La luz que ha venido a iluminar al mundo sigue viva

 

El Domingo de Pascua es la celebración de la gloriosa resurrección de Cristo de entre los muertos y marca el final de la Semana Santa, el final de la Cuaresma, el último día del Triduo Pascual (Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Pascua), y es el comienzo de la temporada de Pascua del año litúrgico.

Domingo de Pascua

El Domingo de Resurrección, o Domingo de Pascua, es el día de las cadenas rotas, el día en que toda atadura se rompió y la luz vino con fuerza para iluminar y disipar todas las tinieblas.

Este es el día en que el amor ha vencido a la muerte y la esperanza nace en los corazones de todos los cristianos. Representa el cumplimiento de las promesas de Dios a la humanidad, por lo tanto, el Domingo de Pascua es la fiesta más importante en el calendario cristiano.

Jesús ha resucitado, Él vive y está con nosotros para probar que realmente podemos salvarnos del pecado que nos conduce a la muerte.

Nadie merece la salvación por sus propios méritos, y nunca podríamos alcanzarla con nuestras propias fuerzas. Pero Jesús resucita y su alianza permanece para siempre dándonos la fuerza necesaria para seguir adelante

Si Cristo no hubiese resucitado de entre los muertos, la esperanza habría quedado junto a Él sepultada en la tumba. Pero él no está muerto, Él vive para siempre y por lo tanto tenemos esperanza en sus promesas.

El pecado nos condena al juicio eterno y a la tortura interminable (Mateo 13,41-42; Apocalipsis 14:11). Y el pecado sin misericordia nos esclaviza a la muerte (Romanos 6: 16-20, Efesios 2,1) Pero Cristo se levanta con poder en este y todos los Domingos de Pascua para cancelar nuestra deuda con el poder de su cruz y de su resurrección

Domingo de Pascua: Triunfo del bien sobre el mal

Hoy, Domingo de Pascua, Domingo de Resurrección, es el día en el que el todo el Cielo se estremeció, en el que los ángeles bajaron al mundo y anunciaron que la luz gloriosa seguía viva y presente para iluminar nuestro camino de vida. Jesús se ha levantado de entre las sombras y ha derrotado a la muerte.

La resurrección de Jesús marca el triunfo del bien sobre el mal, el pecado y la muerte. Es la prueba definitiva para aquellos que confían en Dios y aceptan a Cristo de que resucitarán de entre los muertos en el día final.

Jesús resucitó para demostrar que Dios esparció su amor por todas las naciones, no sólo a Israel, sino también de Asia, África y América, a todo el mundo. Su muerte no sólo nos reconcilia con Dios, sino que nos reconcilia unos con otros a través de la esperanza y el amor.

La Resurrección de Jesús es lo suficientemente poderosa como para sostener la fe, la esperanza y el amor a todas las personas en todos los rincones del mundo.

¡Feliz Pascua de Resurrección!

 
PildorasdeFe.net, Biografía de Santos | Celebraciones y Fiestas de la Iglesia
 
 
 
¿Te gustó lo que leíste? Compártelo en tus redes sociales
 
 
 
   Facebook      Twitter      WhatsApp     Google     
 

Déjanos tus comentarios

 

Artículos de interés

 
 
silueta demoniaca macabra bosque sobretodo oscuro
 
san juan pablo ii rezando muyconcentrado manos juntas y ojos cerrados en silencio
 
bbc video homofobia se burla de la eucaristia huele como a odio
 
hombre abraza mujer sostiene corazon rojo en sus manos
 
mano de jesus amigososteniendo la mano de una persona
 
coronilla a la divina misericordia como rezar
 
coronilla a la divina misericordia como rezar
 
coronilla a la divina misericordia como rezar
 
hombre mujer separados trabajo desamor aburridos
 
 
esposos boda unidos de las manos en matrimonio
 
 
 
 
 
Tuit reciente del Papa:
 
 
 

Homilía del Papa Francisco


 
papa francisco rostro de perfil mirando hacia abajo
 
papa francisco fondo oscuro
 
- Lo más leído -
 

San Expedito. Protector de los enfermos, de la familia y problemas laborales

El poderoso significado liberador de la Cruz y Medalla de San Benito

Fiesta de la Divina Misericordia. Segundo Domingo de Pascua.

La poderosa oración que está transformando los matrimonios

Cómo la Divina Misericordia puede disipar la oscuridad

Momentos de silencio recomendados durante la celebración de la Santa Misa

 
 
 


 
hombre sosteniendo biblia dios no escucha su oracion