Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Celebración del día

Carlo Acutis fue un joven que se destacó por su amor a la Sagrada Eucaristía. Vio el rostro de Jesús en los pobres y mostró al mundo los milagros eucarísticos

Carlo Acutis. El ciberapóstol de la Eucaristía.

El Beato Carlo Acutis, (Carlo Acutis Salzano) fue un niño programador informático católico italiano con un alto sentido espiritual y un profundo amor por la Eucaristía. Fue más conocido por documentar los milagros eucarísticos en todo el mundo y catalogarlos todos en un sitio web que creó en los meses anteriores a su muerte por leucemia. Se destacó por su alegría y sus conocimientos informáticos, así como por su profunda devoción a la Eucaristía, que se convirtió en un tema central de su vida.

¿Cuál es el camino más rápido y seguro hacia el Cielo? Es el mismo camino que Carlo Acutis, Siervo de Dios, tomó en su corta vida: Amar a Jesús Eucaristía, Misa y rosario diario y entrega y servicio a los demás. A pesar de su corta vida, Carlo Acutis llevó el Evangelio vivo a los demás mediante sus obras, gestos y acciones nobles. Quizás algún día sea llamado el Santo Patrono de Internet y de los apostolados digitales católicos. ¿Cuál era el secreto de Carlo Acutis? 

Biografía de Carlo Acutis.

Carlo Acutis nació el 3 de mayo de 1991 en Londres, en el seno de una familia italiana. Sus padres, Andrea Acutis y Antonia Salzano, trabajaron en Londres y en Alemania, instalándose en Milán poco después del nacimiento de su hijo en septiembre de 1991.

Siendo aún muy niño sintió un fuerte deseo por ayudar a los demás. Dios estaba en su corazón y él podía sentirlo. Los hermanos capuchinos que vivían cerca de su hogar tenían un comedor para los pobres. Carlo Acutis, al ver la obra que hacían, comenzaba a llenar su alcancía con cuanta moneda podía ahorrar para luego llevarlo a los sacerdotes para colaborar de alguna manera con los pobres. Todo esto lo hacía a la corta edad de 5 años, contaba su madre.

A su muy corta edad, Carlo Acutis tenía un fuerte sentido por ayudar a otros. Él sabía en su corazón lo importante que era eso. Se propuso no ser egoísta ni dedicarse solo a vivir para sí mismo.

La conversión de su familia.

Antonia, La madre de Carlo Acutis, confesó que ella y su esposo estaba muy alejados de la iglesia debido a sus ocupaciones profesionales. Aunque eran católicos, dejaron de ir a Misa por muchísimo tiempo y no frecuentaban ningún Sacramento. Antonia dijo que ella solo fue a Misa el día de su primera comunión, luego a la de su confirmación y por último a la Misa de su matrimonio.

Pero algo sucedió cuando tuvieron a su hijo Carlo Acutis. Ya a los 3 años y medio de edad, el pequeño Carlo manifestaba el deseo de entrar a las iglesias y besar las imágenes de Jesús y de la Virgen María y saludar al Cristo crucificado. Se sorprendería más tarde al descubrir a su hijo leyendo biografías de santos y la misma Biblia. Y desde entonces, comenzaría con una serie de preguntas a sus padres sobre Dios y la Iglesia de tal profundidad que ella misma no podía responder. Poco a poco, por su amor a Dios, Carlo Acutis se fue convirtiendo en un catequista de su mamá y de su papá.

Los padres de Carlo Acutis estaban intrigados y perplejos de esta devoción que su hijo estaba desarrollando y viviendo y que ninguno de ellos les había enseñado. Era tan pequeño y tan seguro. Su madre comprendería más adelante que eso era lo suyo, y debía dejarlo en libertad, pero al mismo tiempo, ella estaba sintiendo un llamado a través de su hijo Carlo, así que también decidieron seguirle, ella y su esposo.

La primera comunión de Carlo Acutis.

A la corta edad de 7 años y por su cuenta, el pequeño Carlo Acutis se presentó ante el párroco y pidió recibir la Primera Comunión. Después de interrogar a este niño, Monseñor Pasquale Macchi garantizó que tenía suficiente madurez cristiana y un profundo amor a Dios y decidió que podía hacer su primera comunión. Sin embargo, recomendó que la celebración debería realizarse en un lugar libre de distracciones. Así, el 16 de junio de 1998, Carlo recibió la Eucaristía en silencio en el convento de San Ambrogio ad Nemus.

Desde ese entonces, Carlo Acutis participaba a diario de la Santa Misa, de la adoración Eucarística. La oración del Santo Rosario se convirtió en su oración favorita, así como la lectura de los Salmos y de toda la Sagrada Escritura.

El amor de Carlo Acutis a la Eucaristía.

El pequeño Carlo Acutis fue primero a la escuela con las Hermanas Marcelinas. Recibió su educación secundaria de manos de los jesuitas en el Liceo Clásico León XIII. El Liceo Clásico es la forma más antigua de escuela secundaria pública en Italia, así como la más rigurosa.

Carlo Acutis prosperó espiritualmente en este ambiente, convirtiéndose en un joven cariñoso y brillante. Era un niño muy normal, le gustaba jugar con sus amigos, practicaba varios deportes, tenis, básquet, futbol, etc. Pero el centro de su día se enfocaba en asistir a la Eucaristía, era su cita con Jesús. Al respecto, él dejaría una hermosa frase:

"La Eucaristía es mi autopista hacia el Cielo"

También, al respecto de la Adoración Eucarística, diría:

"Si nos ponemos delante del sol, nos bronceamos; pero cuando nos ponemos delante de Jesús en la Eucaristía, nos convertimos en santos."

"Él nunca faltó a su cita diaria con la Santa Misa y el Rosario, seguido de un momento de adoración eucarística", recuerda la madre de Carlo. Después de participar de la Santa Misa, se iba en silencio delante del sagrario a reflexionar sobre lo que había dicho el sacerdote en su homilía. Además, el pequeño Carlo Acutis también se confesaba una vez a la semana.

Carlo Acutis, el ciberapóstol de la Eucaristía.

Carlo Acutis era un excelente estudiante, muy integral en muchísimos aspectos. Obtuvo excelentes calificaciones en todas sus materias. Entre atender todas sus obras de caridad, el joven Carlo aún encontraba tiempo para tocar el saxofón, jugar al futbol, videojuegos y además diseñar programas de computación.

Los que estaban dentro del entorno de Carlo Acutis, sabían que él tenía una pasión por los ordenadores. Su conocimiento en informática era muy avanzada para su edad. Fue considerado brillante por los ingenieros practicantes que notaron su gran astucia. Los intereses de Carlo iban desde la programación de computadoras hasta la edición de películas, desde la creación de sitios web hasta la escritura de publicaciones periódicas.

La fascinación de Carlo Acutis por los milagros Eucarísticos.

En una oportunidad, Carlo Acutis dijo que "nuestra brújula tiene que ser la Palabra de Dios". La Eucaristía era su principal devoción. Puso este Sacramento en el centro de su vida y lo llamó "mi autopista al cielo".

En el año 2002, Carlo Acutis acompañó a sus padres a escuchar a un amigo sacerdote hablar en una presentación del Pequeño Catecismo Eucarístico. Estaba fascinado por lo que había aprendido. Inmediatamente Carlo tuvo una idea: "Crear una exposición sobre los milagros eucarísticos".

Carlo quería que la gente entendiera que Cristo está realmente presente en la Sagrada Eucaristía, mostrando los momentos a lo largo de la historia en que la Eucaristía se hizo visiblemente Carne y Sangre. Él deseaba que la gente se encontrara con Jesús en la Eucaristía y se reconciliara con Dios a través de sentir y mirar la Verdadera Presencia. Carlo Acutis quería mostrar a la gente que la Eucaristía es realmente su gran amigo, Jesús.

Aprovechando sus talentos informáticos, Carlo Acutis se puso a trabajar documentando él mismo los milagros de la Eucaristía. Comenzó a arrastrar a sus padres a través de toda Europa para reunir fotografías de los milagros, ellos mismos.

Después de dos años y medio, logró completar la exposición. Había catalogado todos los milagros eucarísticos de la historia del mundo. Puedes ver la exposición realizada por Carlo Acutis en su sitio web:

miracolieucaristici.org

Vida espiritual de Carlo Acutis.

EL joven Carlo Acutis tenía varios modelos como sus guías para la vida: San Francisco de Asís, San Francisco y Jacinta Marto, Santo Domingo Savio, San Tarsicio y Santa Bernadette Soubirous.

La cara amigable de Carlo no pasaba desapercibida entre sus vecinos. Se hizo amigo de todo el mundo, incluyendo a los porteros, conserjes y otros empleados domésticos que trabajaban en su vecindario. Él les contaba a todo el mundo su amor por Cristo, y la gente no podía dejar de escuchar y compartir su alegría. Uno de esos trabajadores domésticos era Rajesh, un hindú y perteneciente a la casta sacerdotal brahmán. Rajesh y Carlo desarrollaron una bonita amistad. Y todo ese amor a Dios que Carlo emanaba en su esencia tuvo su incidencia en Rajesh, que al final se convirtió al catolicismo. Rajesh diría sobre Carlo:

"Me dijo que yo sería más feliz si me acercara a Jesús. Fui bautizado cristiano porque fue él quien me afectó tanto con su profunda fe, su caridad y su pureza. Siempre lo he considerado fuera de lo común porque un chico tan joven, tan guapo y tan rico, normalmente prefiere tener una vida diferente".

Un dulce niño que no sabía nada de teología, supo transmitir el amor de Dios y tocó el corazón de un hombre que tenía bien arraigada su religión hindú.

Carlo Acutis tenía el sumo cuidado de no desperdiciar el dinero. Era conocido por donar sacos de dormir a los sin techo que se encontraba de camino a la misa. También era un donador frecuente de los servicios de comidas a los sin techo que mantenían los capuchinos de Viale Piave.

Acutis se preocupaba por los amigos de sus padres que se estaban divorciando y por eso invitaba a esos amigos a su casa para apoyarlos. Defendió los derechos de los discapacitados y defendió a sus compañeros discapacitados en la escuela cuando los más grandes se burlaban de ellos. 

Carlo Acutis siempre invitaba a sus amigos a ir con él a misa. Para que sus amigos se reconciliaran con Dios, esta era la fuente de su alegría. Carlo escribió lo siguiente en su diario:

"La tristeza es la mirada dirigida hacia uno mismo, la felicidad es la mirada dirigida hacia Dios. La conversión no es más que mover la mirada de abajo hacia arriba. Un simple movimiento de los ojos es suficiente".

Muerte de Carlo Acutis.

Carlo estaba convencido de que no envejecería. "Moriré joven", repetía a menudo. Se rodeó de muchas actividades. Era catequista y se la pasaba enseñando a todos los chicos del catecismo. Muy frecuentemente iba a servir en la cafetería de Cáritas para así ver el rostro de Jesús en los pobres y alimentarlos. Además pasaba tiempo con los niños del oratorio.

Sin previo aviso y como una terrible noticia para todos, Carlo Acutis contrajo leucemia y ofreció su dolor tanto por el Papa Benedicto XVI como por la Iglesia Universal. Al respecto, Carlo dijo:

"Ofrezco todo el sufrimiento que tendré que sufrir por el Señor, por el Papa y por la Iglesia"

Había pedido a sus padres que lo llevaran en peregrinación a los lugares de todos los milagros eucarísticos conocidos en el mundo; pero al empeorar su salud impidió que esto sucediera. El médico que le atendía le preguntó si sufría mucho dolor y él respondió: "hay gente que sufre mucho más que yo".

Carlo Acutis escribiría muy contento antes de morir: "muero feliz porque no he pasado ni siquiera un minuto de mi vida desperdiciando el tiempo en las cosas que no le gustan a Dios".

El 12 de octubre de 2006 a las 6:45 de la mañana, Carlo Acutis muere de leucemia fulminante M3 y fue enterrado en Asís según sus deseos.

"Con la intensidad de su vida espiritual, Carlo vivió plena y generosamente sus quince años de vida, dejando un profundo impacto en aquellos que lo conocieron. Era un experto en ordenadores, leía libros de ingeniería informática y dejaba a todos asombrados, pero ponía su don al servicio de los demás y lo utilizaba para ayudar a sus amigos", dijo la madre de Carlos

Tanto Raffaello Martinelli como Angelo Comastri ayudaron a organizar una exposición fotográfica itinerante de todos esos sitios de milagros eucarísticos en su honor. Desde entonces ha viajado a docenas de países diferentes a través de los cinco continentes.

Veneración y beatificación de Carlo Acutis.

La apertura de la investigación diocesana de la causa de Carlo Acutis tuvo lugar el 15 de febrero de 2013, con el Cardenal Angelo Scola inaugurando el proceso, para luego concluirlo más tarde el 24 de noviembre de 2016. La introducción formal de la causa se produjo el 13 de mayo de 2013, y Carlo Acutis se tituló como Siervo de Dios. El Papa Francisco confirmó su vida de virtudes heroicas el 5 de julio de 2018, y lo nombró Venerable.

El 14 de noviembre de 2019, el Consejo Médico de la Congregación para las Causas de los Santos expresó una opinión positiva sobre un milagro ocurrido en Brasil que se atribuyó a la intercesión de Carlo Acutis. La señora Luchiana Vianna llevó a su hijo Mateo a un servicio de oración, quien había nacido con un defecto pancreático que dificultaba la alimentación, Anteriormente, Vianna ya había rezado una novena pidiendo la intercesión de Acutis, mientras que durante el servicio su hijo simplemente pidió que no "vomitara tanto".

Inmediatamente después de la Santa misa, Mateo informó a su madre de la curación y pidió comida sólida cuando volvió a casa, ya que había estado en una dieta totalmente líquida. Los médicos certificaron luego que el niño estaba completamente normal y que increíblemente no registraba ninguna enfermedad

Después de la investigación, el Papa Francisco confirmó la autenticidad del milagro en un decreto el 21 de febrero de 2020, permitiendo la beatificación de Carlo Acutis La beatificación se celebró en Asís en la Basílica de San Francisco de Asís el 10 de octubre de 2020.

Las palabras pronunciadas para el rito de beatificación,  las pronunció el Cardenal Vallini, a través de la Carta Apostólica:

"Nosotros, acogiendo el deseo de nuestro hermano Domenico Sorrentino, Arzobispo-Obispo de Asís-Nocera Umbra-Gualdo Tadino, de muchos otros hermanos en el episcopado y de muchos fieles, después de haber obtenido la autorización de la Congregación para las Causas de los Santos, con nuestra autoridad apostólica concedemos que el Venerable Siervo de Dios, Carlo Acutis, laico, que, con el entusiasmo de la juventud cultivó la amistad con el Señor Jesús poniendo la Eucaristía y el testimonio de la caridad en el centro de su vida, desde ahora en adelante sea llamado Beato y que cada año se celebre en los lugares y según las reglas establecidas por el derecho, el 12 de octubre, día de su nacimiento al cielo. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén".

Sin duda alguna que Carlo Acutis nos deja un hermoso ejemplo de santidad para las generaciones de hoy. Jóvenes con hambre y sed de felicidad pueden encontrar en este siervo de Dios, las herramientas necesarias para lograr el propósito que Dios quiere para cada uno de ellos: ser santos.

"Todas las personas nacen como originales pero muchas mueren como fotocopias". (Carlo Acutis)

Oración a Carlo Acutis.

La siguiente es la oración oficial al Beato Carlo Acutis para pedir su intercesión y su pronta canonización.

Oh Dios, Padre nuestro, gracias por habernos dado a Carlo, modelo de vida para los jóvenes y mensaje de amor para todos. Tú has hecho que se enamore de tu hijo Jesús, haciendo de la Eucaristía su "autopista hacia el cielo". Tú le has dado a María como Madre muy amada, y has hecho que con el Rosario se convirtiese en un cantor de su ternura. Acoge su oración por nosotros. Mira sobre todo a los pobres, a quienes él amó y ayudó. También a mí concédeme,
por su intercesión, la gracia que necesito... (Menciona aquí tu petición)

Y haz que nuestra alegría sea plena, conduciendo a Carlo entre los beatos de tu Santa Iglesia, a fin de que su sonrisa siga resplandeciendo para nosotros para gloria de tu nombre. Amén.

Rezar un Padre Nuestro, Ave María y Gloria.

Imprimatur + Mons. Domenico Sorrentino.

Carlo Acutis, ciberapóstol de la Eucaristía, ruega por nosotros.

Más sobre Carlo Acutis.

Santos de la semana

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net
Venezolano, esposo y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.
Contenido publicado originalmente en Píldoras de fe - No está permitido extraer contenidos uoraciones para publicar en redes sociales, plataformas digitales o tranferirlos a audios, videos o cualquier otro archivo multimedia para fines personales o comerciales. Por favor lea nuestro aviso: Términos legales - Pildorasdefe.net
Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Pon tus intenciones de oración
Tus peticiones importan, te invitamos a dejar tus intenciones de oración. Estaremos orando por todas tus necesidades. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD