Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Matrimonio y noviazgo

Estos errores comunes dañan y arruinan tu matrimonio. En la vida conyugal, las parejas deben hacer todo lo posible por evitar equivocaciones

9 errores comunes en el matrimonio que arruinan y dañan tu relación.

Casarse es fácil. LLevar una vida plena y saludable en el matrimonio puede ser un poco más difícil de alcanzar. Ya sea que usted o su cónyuge cometan estos errores comunes que vamos a presentarles, deben tomar una acción positiva y perseverante puede hacer una gran diferencia en su relación de pareja.

Hay muchas cosas increíbles de estar casado: saber que has elegido una pareja para toda la vida, tener un compañero constante y conseguir un vida matrimonial saludable para siempre. Pero también es innegable que incluso, el matrimonio más increíble, no está libre de desafíos. Algunos de los obstáculos con los que te encontrarás están completamente fuera de tu control (crisis de salud, pérdida de trabajo relaciones familiares difíciles, por nombrar algunos), pero muchos errores pueden ser totalmente evitables si sabes cómo solucionarlos.

A continuación, los errores más comunes que se cometen en la relación de parejas casadas.

9 errores en el matrimonio.

Aunque parezcan inofensivos, estos errores son bastante comunes pero muy peligrosos para la vida matrimonial. Aquí hay algunos consejos para evitar o corregir estos nueve (9) errores comunes que pueden costarle la unidad a un matrimonio, o al menos, debilitar sus cimientos. Aquí tienes los 7 errores comunes en el matrimonio.

1. No darle prioridad al tiempo de pareja.

No dedicarse tiempo el uno al otro es un error que comienza a pasar factura tarde o temprano y que termina socavando la relación de pareja. El tiempo para compartir es importante para nutrir el matrimonio. Cada día es un buen momento para dedicarle al menos, 10 minutos de una conversación íntima o para saber de las cosas del otro. Tengan un tiempo de calidad, ustedes solos, sin ningún tipo de aparatos electrónicos, teléfonos móviles que puedan distraerlos.

Si siente que su esposo o esposa no la escucha o no le dedica un buen tiempo de pareja, tal vez quiera explorar las formas en que trata de comunicarse con él. Debe hacerle ver, de una forma amorosa y amable, que hay una necesidad de compartir que puede nutrirlos a ambos.

2. Olvidarse del respeto mútuo.

Los gritos, las malas palabras, las respuestas groseras, las humillaciones, los comentarios desagradables, causan heridas muy profundas en la pareja. Tal vez es el error que más hace estragos en el amor dentro del matrimonio.

No importa quién hable, hombre o mujer, también se debe cuidar el tono de voz, ya que este puede ser un problema si está ligeramente teñido de negatividad o de alguna acusación irónica. Si tiene preocupaciones o estás frustrado por alguna cosa, solo verbalizarlas de forma respetuosa, en lugar de hablar con una voz frustrada e irritada.

Por supuesto, discuta lo que le preocupa en su relación o en sus tareas. Pero hágalo de manera que busque soluciones y alternativas, en lugar de desahogarse de forma poco respetuosa con la persona que ama. Todo esposo y esposa necesita respeto de su pareja, es algo vital para la relación conyugal.

3. Intentar arreglar las heridas emocionales del cónyuge.

No te equivoques con esto. Por supuesto que todos debemos buscar la sanación de nuestras heridas de la infancia. Lo que no puedes hacer es, irremediable e insistentemente, hacer que tu cónyuge busque sanar las heridas de su infancia que le causan dolor y frustración en el matrimonio. No caigas en el error de asfixiar a tu pareja solo por "procurar su bien". El error no está en el procurar el bien, sino en la forma. Tal vez usted asfixia a su cónyuge con esta necesidad. Cuando estas expectativas no se cumplen entonces le invaden las críticas incesante, fuertes discusiones o incluso la decepción.

¿Quiere que su pareja sane sus heridas pasadas? Pues comience por usted. Sane las suyas primeros. Dé el ejemplo, todos traemos heridas emocionales de la infancia y usted no es la excepción. Cuando su pareja vea el cambio producido en su trato y comportamiento al sanar sus heridas emocionales, él también querrá ese cambio. El amor es donación y entrega. Si quiere recibir, procure dar hasta el extremo.

No esfácil llevar un proceso de restauración producido por estas heridas que se han arrastrado por tanto tiempo, asi que sea paciente, todos llevamos nuestros propio proceso y tiempo de sanación.

4. Olvidar gestos de amor y los modales.

Cuando se lleva mucho tiempo de casados, la confianza se incrementa en la pareja. pero esto no debe significar que deban perder los buenos modales y los gestos de amor que se tuvieron alguna vez antes de su boda. En el matrimonio, no hay lugar para la mala educación.

  • Algunas esposas se concentran tanto en los niños, el trabajo y el hogar que se olvidan de hacer los pequeños gestos que contribuyen a solidificar su matrimonio.
  • Algunos esposos, se concentran tanto en sus hobbies, en su trabajo y amistades, que a veces les es difícil tener gestos amables y se olvidan pronto de sus modales con su pareja.

En las relaciones saludables, hay una porción de amabilidad y gestos que deben repartirse de forma equitativa. Pueden ser, decir las cosas con una gran sonrisa, un contacto visual amoroso y tierno, abrazos o caricias al pedir las cosas, comentarios verbales como "estoy de acuerdo con eso" o "tienes razón". En el matrimonio, hay que tener una buena escucha, acuerdo, apreciación, afecto, modales, todos ellos envían el amor de forma correcta hacia la pareja.

5. Criticar a a tu pareja

Dentro de todos, este es uno de los peores errores que puede haber en un matrimonio y que es muy común en la convivencia en pareja luego de un tiempo. A veces, las parejas casadas sienten que se conocen lo suficiente y asumen que su cónyuge puede tolerar acusaciones o indirectas. Suele sucede que, cuando ganan mayor confianza uno de los dos, o los dos, comienzan a ser grandes críticos del uno por el otro. Comienzan a florecer los "defectos".

Evite todo tipo de sarcasmo o ironía la decir las cosas. Si nota que algo no le agrada de su cónyuge, ahora que lo conoce mejor, por favor, conserve la forma amable de decir las cosas. Intenta siempre comunicar tus preocupaciones, deseos y expectativas con claridad, animando a tu cónyuge, de una forma amorosa, a corregir algunas cosas que parece que no están bien. Siéntense y conversen sobre aquello que no les agrada. Esto les ayudará construir una relación más sana.

No ofendas jamás a tu pareja con una crítica arrogante y mucho menos en público. Tú debes ser el mayor animador de tu cónyuge no el peor crítico de todos. Te casaste porque amas a tu pareja, y porque le amas, quieres verle crecer en todos sus talentos.

6. Guardar rencor.

Cuando se trata de resolver problemas actuales, algunos se centran en problemas pasados. Tal vez todavía guardan rencor o sienten que el nuevo problema proviene de viejos malos hábitos. De cualquier manera, traer esto al presente, no dará buenos frutos, especialmente si ambos han acordado que los problemas del pasado ya están resueltos.

Sacar una y otra vez aquellas heridas causadas en días pasados no traerá ninguna solución. No construye ni edifica en nada su relación, al contrario, la llenará de frustraciones. Todo rencor y resentimiento perjudican el matrimonio. Aprenda que, perdonar es recordar sin sufrir, por lo tanto, si trae algo del pasado, que sea para usarlo en favor de un aprendizaje.

Pongan su atención en el problema que está enfrentando en este momento, aprendan a avanzar y seguir adelante, y no arrastre los desacuerdos anteriores. De esa manera, puedes evitar pelear por las mismas cosas una y otra vez en el futuro. Sea amoroso y sincero para que juntos lleguen a una pronta solución.

7. Tomar decisiones sin consultar. No trabajar en equipo.

EL matrimonio es una sociedad. Es una alianza de amor y compromiso del uno por el otro. Estar en equipo con su cónyuge significa que siempre debe considerar su opinión al tomar una decisión, especialmente las relativas a la familia, el dinero, trabajo o cualquier otra dirección importante de la vida.

Mchas parejas casadas cometen el error de no consultar a su cónyuge cuando planean o deciden cosas.  Tal vez todavía tienen el hábito de vivir independientemente como solteros y n han aprendido cómo trabajar en equipo. Eeso debe cambiar desde el momento en que se dijeron: "Prometo serte fiel". Las promesas de fidelidad incluyen una promesa de siempre inclusión. No tomar en cuenta  a la pareja es una falta a esa promesa.

Siempre debe involucrar a su pareja en sus planes y objetivos futuros, para que también pueda poner sus ideas y juicios en consideración de un mejor matrimonio.

8. Darse por sentado.

Uno de los peores errores comunes que una pareja casada puede cometer en el matrimonio es darse el uno al otro por sentado. No expresar su gratitud y aprecio por el otro es una cosa que JAMÁS debe hacer.

El tiempo es lo más precioso que pueden dar a sus seres queridos y esto debe ser apreciado por ambos. No dé por sentado a su pareja solo porque vive con usted. No cometas este error común en muchas parejas. Desde el principio hasta el final, asegúrese de que su cónyuge siempre se sienta amado, apreciado y que valga la pena cada segundo la convivencia con él/ella. Las palabras "gracias" y "te amo" son conocidas por tener un efecto consolador y gratificante a nivel cerebral cuando se dicen sinceramente y continuamente.

Si creen que algo se está enfriando y se están comenzando a dar por sentado, entonces hagan el esfuerzo de tener un tiempo de calidad con el otro para reavivar el afecto y nutrir su relación. Salgan a un lugar al que nunca hayan ido, hagan alguna labor juntos que jamás hayan hecho. Tendrán mucho que agradecerse luego.

9. Falta de oración juntos.

Olvidarse del tiempo de oración juntos, es uno de los típicos errores en el martrimonio. Muchas parejas que llevan casadas por varias décadas y sus matrimonios funcionan, se conservan felices y saludables, le dirán su secreto: la oración en pareja.

"Valen más dos juntos que uno solo, porque es mayor la recompensa del esfuerzo. Si caen, uno levanta a su compañero; pero ¡pobre del que está solo y se cae, sin tener a nadie que lo levante! Además, si se acuestan juntos, sienten calor, pero uno solo, ¿cómo se calentará? Y a uno solo se lo domina, pero los dos podrán resistir, porque la cuerda trenzada no se rompe fácilmente". (Eclesiastés 4,9-12)

La oración debe ser como en la desayuno de cada día. Es cimiento para un buen matrimonio. Proporciona la base para que vivan su amor juntos.

El poder de la oración en pareja.

La oración es poderosa, es traer la gracia y la abundancia del amor de Dios a tu hogar. Cuando se reza en pareja la oración es aún más poderosa. Nuestro Señor Jesucristo dijo:

"También les aseguro que si dos de ustedes se unen en la tierra para pedir algo, mi Padre que está en el cielo se lo concederá. Porque donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy presente en medio de ellos". (Mateo 18,19-20)

La oración cambia los matrimonios porque crea una fuerza poderosa donde dos personas, más aún con los cónyuges se ponen acuerdo y rezan el uno por el otro con Dios a su lado. La oración como pareja, fortalecerá su unión, aunque sólo sea por unos minutos cada día.

La oración como pareja en un matrimonio pone en marcha toda una serie de eventos, algunos humanos y otros espirituales. San Pedro dice que nada será obstáculo para la oración cuando los cónyuges se aman y se respetan el uno al otro (Cfr. 1 Pedro 3,7)

Orar juntos elimina el egoísmo de su vida matrimonial, permite que la voluntad de Dios fluya a través del matrimonio como pareja en lugar de cada uno como individuo.

Todas las parejas cometen errores en sus matrimonios, eso es normal. Pero algunos fallos o malentendidos pueden poner en peligro su relación si lo hacen constantemente, a largo plazo y no toman medidas al respecto. Deben estar consciente de los errores comunes que usted o cónyuge pueden cometer en su vida matrimonial, aprenderán de ellos y tendrán un matrimonio más saludable.

Recursos para matrimonios.

Redacción: Qriswell Quero, PildorasdeFe.net

pildorasdefe qriswell quero firma autorQriswell Quero, venezolano, esposo fiel y padre de familia, ingeniero en electrónica y misionero de la fe. Comprometido con el anuncio del Evangelio. Creyente sólido de que siempre existen nuevos comienzos. Quien a Dios tiene nada lo detiene.

Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD