Utilizamos Cookies para mejorar la experiencia de usuario. Lee la política de privacidad
FACEBOOK
TWITTER
TELEGRAM
Categoría: Matrimonio y noviazgo

Si en el matrimonio, tu pareja comienza a sentir que se está asfixiando, debes comenzar a ver estas señales al asfixiar una relación

3 señales claras de que estás asfixiando a tu pareja y tu matrimonio.

Rememora en tu mente el día de tu boda. No podías esperar a pasar todos y cada uno de los días con tu pareja, ¿cierto? Por supuesto. ¿Pero qué sucede si uno de los esposos comienza sentir que se está asfixiando en el matrimonio? Éste es un problema real que puede causar mucha fricción e incluso generar resentimiento hacia el cónyuge. Y, es algo que definitivamente debemos abordar directamente y estar dispuestos a discutir cuando se tienen esta sensación de asfixiar a la pareja que poco a poco va socavando la relación.

La sensación de asfixia de nuestra pareja puede que parezca irrelevante, pero es un problema mucho mayor de lo que estamos dispuestos a admitir porque no queremos herir sus sentimientos. El querer pasar mucho tiempo juntos es algo bueno, pero puede que sea demasiado si ese deseo no es recíproco y se siente forzado.

Esta "asfixia" generalmente tiene buenas intenciones, como uno de los esposos queriendo pasar simplemente tanto tiempo como sea posible con el otro. Pero puede causar que el cónyuge que siente que se está asfixiando, desaparezca cuando no está siendo observado.

3 señales de que estás asfixiando a tu pareja.

¿Cuáles son algunas de las características por la que se puede estar asfixiando al cónyuge y la relación? Bueno, aquí hay al menos 3 de ellas. Sin ningún orden en particular te las presento.

1. Sientes que no necesitas tiempo con nadie más.

Una de las señales por las cuales se puede estar asfixiando a la pareja es pensar que no necesitas pasar tiempo con tu familia y amigos porque piensas que tu pareja satisface todas tus necesidades.

Esto suena duro, lo sé. Pero es una idea muy errónea que surge en muchos matrimonios hoy en día. ¿Recuerdas la famosa frase del éxito taquillero "Jerry McGuire"? La famosa línea "Tú me completas" nos tocó el corazón y parecía el criterio perfecto para reconocer a nuestra pareja perfecta. ¿Cierto? ¡Pues eso es completamente Falso!

No hay un ser humano en este planeta que nos complete. Una pareja es un compañero que nos complementa, no que nos completa.

Nuestro matrimonio debería ser la relación más cercana e importante que tengamos después de nuestra relación con Dios, pero solamente Dios puede realmente satisfacer todas nuestras necesidades, incluso las más profundas. No podemos hacer que nuestra pareja sea nuestro todo. De esta manera se pone mucha presión en la relación y esto lleva a una codependencia tóxica que no es saludable.

Debemos alentar un matrimonio saludable con nuestra familia extendida, nuestros amigos y nuestros vecinos para cultivar una vida completa. Y, tu matrimonio se beneficia grandemente del apoyo de una comunidad fuerte.

2. Tu pareja se irrita cuando se extiende la conversación.

Esta es una de las señales fuertes de que puede estar ocurriendo esa asfixia en la relación. Usualmente tu pareja se molesta y se vuelve irritable durante una larga conversación contigo.

Hay ocasiones en las que una persona es más hablantina que la otra en un matrimonio. Algunas personas son habladores, mientras otras son mejores para escuchar. Lo entiendo. Usualmente entendemos estas diferencias cuando nos casamos, pero es otra cosa totalmente diferente cuando tenemos que lidiar con ellas todos los días.

Sin embargo, si pareciera que nuestra pareja se "apaga" durante una larga conversación contigo, entonces hay un problema. Y, debemos estar dispuestos a descubrir la causa raíz de éste. Ya sea el tema de la conversación o la duración de la misma, debemos prestar suficiente atención a su reacción como para tomar una pausa y pedir la opinión de tu cónyuge o simplemente preguntar si todo está bien, ya que puede estar ocurriendo una señal clara de que se puede estar asfixiando a la pareja.

Más importante aún, debemos estar dispuestos a escuchar su respuesta. Si nuestra pareja está sintiendo que se está asfixiando por tanta conversación a un mismo tiempo, entonces debemos darle un poco de tiempo en calma.

Yo soy una persona introvertida, y entiendo todo esto muy bien. Amo a las personas y amo hablar. Pero no puedo hacerlo por períodos muy largos de tiempo sin sentirme emocionalmente exhausta. Después de un tiempo, tiendo a molestarme y siento la necesidad de estar a solas por un rato.

A lo largo de los años, mi esposo se ha sintonizado gentilmente con las señales que revelan este sentimiento en mí. Él entiende cómo funciono y trata de sacar lo mejor de mí asegurándose de que tengo suficiente tiempo para recargarme con un poco de tiempo para mí. Él ha aprendido que esto no tiene nada que ver con él personalmente sino que se trata de cómo soy.

Les comparto esta historia para animarles a no tomar la respuesta de sus parejas como algo personal. La mayoría de las veces, él/ella puede sentirse que se está asfixiando en el matrimonio simplemente porque no han tenido el tiempo suficiente a solas para recargarse y dar lo mejor de sí a ti y a tu familia.

3. Sientes que no es suficiente ver a tu pareja todos los días.

Esta es una señal fuerte de asfixia. Ves a tu pareja todos los días, pero no sientes que todos los días sean suficientes. Ten mucho cuidado con esto.

Superficialmente esto puede parecer muy dulce, pero nuevamente, puede incurrir en codependencia. No queremos cansarnos el uno del otro. Más bien, queremos sacar a relucir lo mejor el uno del otro.

Mi esposo ha dicho que, un esposo y una esposa son como dos alas de un mismo pájaro con Cristo como la cabeza. Ésta es una maravillosa imagen de un esposo y una esposa volando juntos, pero no funcionará a menos que hayan realmente dos alas. Nunca he visto un pájaro volar con una ala mientras esta ala se encuentra asfixiando a la otra. Este pájaro no logrará despegar y no podrán tener un matrimonio feliz.

Un esposo y una esposa están destinados a vivir una vida JUNTOS, unificados en su compromiso, propósito y visión de sus vidas. Pero, esto no significa que no pueden tener individualidad mientras están unificados. Esto lo podemos lograr apoyando los dones, talentos y sueños de cada uno, y siendo el animador número uno de nuestras parejas.

Cuando ambos, esposo y esposa, deciden alentarse el uno al otro en el matrimonio, ambos podrán volar en la misma dirección y nunca sentirán que están asfixiando a la pareja o su relación, por el contrario, sentirán que fortalecerán mucho más su vínculo.

Recursos para parejas.

Redacción: María Mercedes Vanegas, PildorasdeFe.net | Con información de: Ashley Willis´s Blog

pildorasdefe maria mercedes venegasMaría Mercedes Vanegas, Nicaragüense viviendo en Alemania, soltera, ingeniera y - a ejemplo de San Francisco Javier - misionera en esta era tecnológica. Identificación evangelizadora: Ay de mí si no predico el Evangelio, pues muchos cristianos se dejan de hacer, por no haber personas que se ocupen en la evangelización

Apoya a Píldoras de Fe Nuestro portal se sostiene de tu generosidad. Ayúdanos a seguir llegando a más personas. Dona ahora
Déjanos tus comentarios
Tus palabras importan, te invitamos a dejar tus comentarios sobre este tema, los leemos contínuamente. (Espera un momento que se cargue el sistema de comentarios)

RECURSOS DE UTILIDAD